Inicio COLUMNAS La seguridad y el crimen, un problema regional

La seguridad y el crimen, un problema regional

0
Compartir

Por: José Alfredo Ceja Rodríguez

Académico Universidad Panamericana.

@alfredocejar

La semana pasada se llevó a cabo una reunión de alto nivel entre el Gobierno de México y el Gobierno de Estados Unidos con la intención de dar seguimiento al tema de seguridad y sobre todo plantear una nueva estrategia entre ambos países.

Debemos recordar que la última gran estrategia bilateral que se dio entre ambos países fue la llamada “Iniciativa Mérida” que tenía como objetivo combatir al crimen organizado en México pero con apoyo desde Estados Unidos, dicha estrategia se dio durante el periodo de Felipe Calderón y no hay que olvidar que esa administración marcó el inicio de la “Guerra contra el Narcotráfico”. Hoy, después de más de 10 años, vemos que los resultados no fueron positivos y sí es necesaria una nueva estrategia regional.

Si bien, el crimen organizado y los cárteles más conocidos son los mexicanos, debemos ser conscientes que gran parte del mercado de las drogas se maneja en Estados Unidos y es un problema de salud pública, por ello es de interés también para el país del norte. Lo interesante hoy en día será entender cuál será la estrategia regional, ya que hoy la estrategia de México no habla de la “guerra contra el narcotráfico” y habla del “abrazos no balazos”, cuál será la línea de Estados Unidos ante la postura del gobierno mexicano, y a esto hay que sumar el problema migratorio que indudablemente tiene relación con el crimen organizado.

El diálogo entre ambos países ya inició la semana pasada con la visita a México del Secretario de Estado, Antony Blinken, quien se reunió con el Presidente de la República y Marcelo Ebrardo, Secretario de Relaciones Exteriores de nuestro país. Según el comunicado de la Casa Blanca, el objetivo del diálogo es avanzar sobre la protección de los ciudadanos de Estados Unidos, la prevención de los delitos transfronterizos, la persecución de organizaciones criminales y la promoción de los derechos humanos y del cumplimiento de la ley, ya que las amenazas que se viven hoy son cada vez más complejas.

Políticamente tiene un gran mensaje para la administración actual en México, ya que, de confirmarse una nueva estrategia respaldada por Estados Unidos, sería prácticamente acabar con la Iniciativa Mérida de Calderón y dar a entender que no funcionó. Ahora hay que esperar en qué consistirá esta nueva estrategia, aunque sabemos que no podrá cambiar mucho, seguramente se hablará de asesoría, trabajos de inteligencia, infraestructura, apoyo con equipo, armamento, aeronaves etc. pero hoy menos que nunca se aceptaría apoyo con cuerpos militares operando dentro de territorio mexicano, eso en su momento tampoco fue aceptado por el Senado Mexicano y el Presidente Calderón.

Relacionado al tema, también será interesante ver el mensaje y el actuar del gobierno mexicano que a partir de noviembre asume la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual pondría a México con un papel importante en la seguridad global, pero sobre todo regional, si deciden seguir viendo al narcotráfico como agrupaciones terroristas.

Este rol que jugará México hará que posiblemente el Presidente de la República realice un segundo viaje fuera de México en lo que va de su administración, recordando que ambos han sido a Estados Unidos, uno en apoyo a Donald Trump y otro para respaldar el cargo que tendrá México en el Consejo de Seguridad de la ONU. Sin duda, eso se debe aprovechar, junto con una nueva estrategia para combatir al crimen organizado, respaldada por Estados Unidos y vista regionalmente porque actuar y combatir unilateralmente, condenaría a México a otro fracaso en materia de seguridad.


Comments

comments