Qué causa el hipo y cómo solucionarlo

Qué causa el hipo y cómo solucionarlo

49
0
Compartir

A todos nos ha pasado alguna vez sentir la molesta situación de tener hipo. Ese sonido irritante en el que todo tu cuerpo se contrae y no te deja hablar, beber ni comer, a la vez que sientes como si tu garganta se cerrara. Pero pese a lo molesto que es, no es perjudicial ni es síntoma de ningún problema aparentemente, aunque puede producirse en casos extremos en los que dure meses o incluso años.

El hipo se produce por la mala contracción del diafragma. El diafragma es un músculo que se encuentra justo debajo de los pulmones y que realiza su movimiento natural con la inspiración y exhalación de aire que producimos a la hora de respirar. Cuando inspiramos, el diafragma desciende un poco de su posición inicial para dejar espacio a los pulmones para que se llenen de aire, y al contrario cuando lo exhalamos, que vuelve a su posición natural.

El problema ocurre cuando este movimiento no es el que debería, debido a cualquier posible irritación del nervio frénico, que es el encargado de este músculo, lo que hace que la respiración no haya sido de forma correcta sino brusca y se produzca el hipo. Además, el diafragma está relacionado con las cuerdas vocales, de ahí que cada vez que tengamos hipo, lo notemos en ese sonido cómico que emitimos y que parece que sale de nuestra garganta.

Causas
Como hemos explicado anteriormente, la causa principal es una mala contracción del diafragma a la hora de que el aire entre en los pulmones a través de la garganta, pero eso no es algo que solo se produzca de forma natural, si no que en la mayoría de los casos hay una causa detrás:

– Comer en exceso y/o rápido

– Beber en exceso

– Ingerir bebidas o comidas picantes o que lleven una gran cantidad de condimentos o especias

– Irritación del estómago o la garganta

– Estar nervioso o con una situación de estrés o excitación

– Posibilidad de padecer algún tipo de enfermedad que irrita el nervio frénico, encargado del diafragma. Estas enfermedades pueden ser entre otras la pleuresía o la neumonía

– Tumores o enfermedades cerebrovasculares que a la larga afecten de esta forma al organismo

– Haber estado sometido a alguna cirugía en el abdomen

Pese a todas estas opciones como posibles causas de que se produzca la molesta situación de tener hipo, no siempre hay un motivo aparente detrás, si no que surge de manera aleatoria y se va pasados unos minutos.

Soluciones para eliminar el hipo
Como el hipo en la mayoría de los casos no significa de ningún problema médico importante, sino que es algo benigno y pasa a los dos minutos aproximadamente, no existen tratamientos médicos para solventarlo. Por este motivo, la sociedad pasó a buscar algunos remedios caseros para que esta molesta situación pasara de la forma más rápida posible, aunque ninguno de ellos está estudiado científicamente ni funcionan en todo tipo de personas.

Entre este tipo de soluciones caseras está el beber un vaso de agua fría de un trago sin realizar pausas, aguantar el aire en los pulmones todo el tiempo posible, respirar de manera pausada en una bolsa de papel, ingerir una cucharada llena de azúcar, controlar las contracciones del diafragma y la garganta, etc.

En el caso en que el hipo persista por más tiempo de lo habitual, debemos acudir al médico ya que puede tratarse de otro problema que se debe estudiar. En estos casos, los tratamientos que los servicios médicos pueden realizar si se ha examinado a la persona y no hay otro problema detrás, es realizar un masaje en el seno carotídeo, hacer un lavado de estómago o incluso introducir una sonda nasogástrica a fin de buscar la solución para acabar con la molestia. En casos extremos de hipo crónico en los que puede llegar a durar años, tal vez es necesario acabar acudiendo a una cirugía, ya que la causa principal de hipo crónico es en la mayoría de los casos una hernia.

Comments

comments

No hay comentarios