Inicio INTERNACIONAL Ucrania resiste al avance de las unidades de Wagner en Donetsk

Ucrania resiste al avance de las unidades de Wagner en Donetsk

0
Compartir

Ucrania contiene a duras penas el avance ruso en la ciudad de Soledar, donde las unidades de la compañía rusa Wagner aseguran haberse adentrado en los límites de ese estratégico bastión ucraniano.

“El enemigo volvió a intentar desesperadamente asaltar la ciudad de Soledar desde diferentes direcciones y lanzó a la batalla a las unidades más profesionales” conformadas por efectivos de Wagner, declaró el coronel general Oleksandr Syrskyi, comandante de las tropas terrestres ucranianas.

Las tropas rusas han intensificado sus ataques contra Soledar, cuyo control, junto al de la vecina Bajmut, les abriría el camino hacia Kramatorsk y Sloviansk, los principales bastiones ucranianos en el Donbás.

El comandante de las tropas terrestres ucranianas, que visitó la víspera esta zona de combates, afirmó que “gracias a la valentía de nuestros defensores, el uso hábil y competente del armamento, el enemigo sufrió pérdidas significativas y una vez más se retiró”.

Serhii Cherevatyi, portavoz de las fuerzas ucranianas en el este, afirmó en la televisión pública ucraniana que en Soledar “se llevan a cabo intensos combates”.

“El enemigo bombardeó esta dirección durante la última jornada en 106 ocasiones, tuvieron lugar 22 enfrentamientos”, señaló, al agregar que la víspera los defensores ucranianas en esta zona recibieron “fuerzas y recursos adicionales”.

La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, reconoció por su parte que “la situación en el este es difícil”.

“En algunas partes de la región de Donetsk avanzamos poco a poco, paso a paso. En algunas, el enemigo avanza. No solo el ejército regular, sino las formaciones privadas. Ahora mismo la situación en Soledar es muy difícil”, recalcó.

Según Malyar, los rusos han concentrado en el este de Ucrania fuerzas considerables para iniciar una ofensiva con el fin de tomar el control total de esta región.

En tanto, las fuerzas rusas anunciaron la toma de la localidad de Bajmutskoye, al sur de Soledar y a unos 8 kilómetros de Bajmut, ciudad estratégica además por ser un importante nudo de abastecimiento de las fuerzas ucranianas en el este del país.

Según el portavoz de las milicias de la república popular de Donetsk, Iván Filiponenko, el mando de la 61 brigada motorizada del Ejército ucraniano ya ordenó la retirada de Soledar.

“El mando político-militar ucraniano trata de convencer a las unidades que permanecen en esta zona que la retirada de la brigada 61 no es una huida, sino una rotación planificada, que en su lugar vendrán fuerzas frescas”, pero en realidad se trata de “una fuga masiva”, aseveró.

El checheno Apty Alaudínov, comandante de la unidad Ajmat de Chechenia y subcomandante del Segundo Cuerpo de la milicia de Lugansk, estimó que las fuerzas rusas tomarían Soledar y Bajmut “en los próximos días” gracias a los esfuerzos de las unidades Wagner.

En la propia compañía privada informaron, a su vez, de combates en Soledar por el control del edificio de la administración local.

En su parte de guerra, el Ministerio de Defensa de Rusia fue más parco al respecto, y se limitó a decir que “en dirección de Donetsk las fuerzas rusas continúan su ofensiva (…) en toda la línea de enfrentamientos”.

Mientras, y ante la amenaza de una nueva ofensiva rusa, Ucrania cifra sus esperanzas en los suministros de armas por parte de Occidente, que permitirían detener el avance ruso.

El mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski, celebró que Ucrania finalmente logró “elevar la cooperación con sus socios en materia de defensa a un nuevo nivel. El que ahora realmente necesitamos”, al comentar los suministros anunciados por Estados Unidos, Alemania, Francia y otros países.

“Ahora nuestros soldados tendrán más armas, equipamiento, proyectiles, sistemas de defensa, que les permitirán estar considerablemente más preparados ante cualquier plan de escalada de Rusia y ante los ataques que perpetra ese estado terrorista”, dijo.

Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, agradeció a Occidente por el apoyo, pero señaló que “esto no es suficiente mientras las botas rusas pisen la tierra ucraniana”.

“Armar a nuestro país para la victoria es el camino más corto para restablecer la paz en Europa y más allá”, aseveró.

Sin embargo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, restó importancia al anuncio de nuevos suministros de armas, en particular de carros de combate sobre ruedas AMX-10RC franceses a Ucrania, y señaló que estas máquinas de combate no incidirán de modo significativo en la marcha de la campaña militar en Ucrania.

“Tiene poco sentido hablar solo de la decisión de Francia. Sabemos que la Europa colectiva, la Alianza Atlántica y Estados Unidos han metido miles de millones de dólares en Ucrania en suministros de armamentos. Estos suministros no pueden ni podrán cambiar nada en Ucrania”, afirmó.

Recalcó que estos envíos de armamentos “son incapaces de frustrar el logro de los objetivos de la operación militar especial” y “solo pueden añadir dolor al pueblo ucraniano y alargar su sufrimiento”.

Con información de EFE

Comments

comments