Inicio COLUMNA INVITADAS UBER, ¿INNOVACION?

UBER, ¿INNOVACION?

0
Compartir

Por: Martín López Cedillo

Un servicio que llega a Guadalajara en el 2014 pero es en el año del 2015 cuando cobra mayor presencia en la prestación de servicio como medio de transporte, mediante la utilización de una aplicación móvil para smartphone.

De acuerdo a su página de Internet, UBER se define como una plataforma para conectar a personas con los clientes para dar el servicio de transporte y llevarlos de un punto A a un punto B.

Sin embargo, existe una ambigüedad entre la definición y su manera de operar, ya que  no solo es una aplicación o plataforma digital intermediaria entre oferentes y demandantes, sino que también se puede considerar como una empresa, al ofrecer un proceso de contratación para quienes busquen una fuente de empleos además de la prestación de servicio de transporte. Dicho proceso de selección que crea bajo las características de una outsourcing o subcontratación de servicios, ya que es esta entidad quien se encarga de la búsqueda de una fuente externa a la empresa que pueda prestar de manera eficiente determinados servicios, para que esta pueda disponer de más tiempo para centrarse en los aspectos claves del negocio y no el dueño del vehículo.

Otra figura que se crea mediante este mecanismo de mercado son los llamados freelance, que son personas que han decidido realizar una ocupación u oficio, de forma autónoma, para terceros que requieren sus servicios sin que las dos partes contraigan obligación de continuar la relación laboral más allá del servicio realizado.

Este servicio, al no contar con barreras para entrar al mercado como lo es pagar un impuesto para la obtención de una placa de taxi, un seguro especial entre otros impuestos, hace que el servicio sea mucho más barato.

Entre las oportunidades y beneficios que posee esta nueva modalidad de servicio se encuentran: cubrir el servicio mediante demanda, seguridad, comodidad, buen servicio, bajos costos y establecer su tarifa mediante la oferta y demanda a diferencia  de los taxis convencionales que están regulados y sus tarifas están establecidas por una ley.

Falta, sin embargo, que exista la necesaria regulación por parte de las autoridades. Nadie puede ni debe mantenerse fuera de la ley.

Comments

comments