Inicio INTERNACIONAL Tribunal Vaticano condena por “abuso de poder” a exjefe de hospital

Tribunal Vaticano condena por “abuso de poder” a exjefe de hospital

0
Compartir

El tribunal civil del Estado Vaticano condenó hoy a un año de reclusión al expresidente de la fundación del hospital pediátrico “Bambino Gesú” (Niño Jesús), Giuseppe Profiti, a quien encontró culpable del delito de “abuso de poder”.

En la última audiencia del proceso, que se celebró este sábado en una pequeña sala ubicada a pocos pasos de la Basílica de San Pedro, los tres jueces aplicaron al imputado la inhabilitación temporal por un año para ejercer cargos públicos en la Santa Sede y una multa de cinco mil euros (unos cinco mil 900 dólares).

Los integrantes del tribunal decidieron modificar la carátula de la causa que originalmente era peculado y la transformaron en “abuso de poder”, por el cual aplicaron la sentencia que quedó en suspenso por cinco años, ya que Profiti no tiene antecedentes, lo que le evitará ir a la cárcel.

El exjefe del hospital vaticano fue acusado por pagar con dinero de la fundación, unos 422 mil euros (unos 499 mil dólares), la remodelación de un departamento dentro del territorio pontificio y que es usado por el cardenal Tarcisio Bertone, exsecretario de Estado durante el pontificado de Benedicto XVI.

Según fue certificado durante las nueve audiencias del juicio, los trabajos de remodelación del departamento fueron asignados a un constructor amigo de Bertone y fueron pagadas dos veces, una por el hospital y la otra por la Gobernación del Estado Vaticano.

De ahí la primera carátula del caso, que fue peculado. Los jueces al final establecieron que Profiti no se enriqueció de la operación, pero consideraron que se extralimitó al ordenar el pago desde las arcas del hospital.

En el juicio, el expresidente se defendió al argumentar que el objetivo de la remodelación era utilizar el departamento en futuros eventos benéficos que iban a redundar en nuevos donativos para el “Bambino Gesú”.

Junto a la sentencia de culpabilidad contra Profiti, los jueces decidieron absolver “por no haber cometido el hecho” a Massimo Spina, extesorero de la fundación y quien materialmente realizó los pagos por orden de su jefe.

En las arengas defensivas, pronunciadas la mañana de este sábado, el defensor de Spina, Alfredo Ottaviani, pronunció una especie de defensa del cardenal Bertone, a quien calificó como “víctima del proceso”, porque pagó de su bolsillo casi 500 mil euros para resarcir a la Gobernación vaticana.

Aseguró que “el ático de Bertone”, como lo bautizó la prensa, “no es ni ático ni es de Bertone”.

Sostuvo que cuando Francisco llegó al pontificado le ordenó al cardenal dejar su departamento oficial de secretario de Estado y mudarse a otra casa del Vaticano.

“Pero el santo padre no se dio cuenta inmediatamente de que era un ‘tugurio’, un ‘departamentito’ y no un departamento de sátrapa oriental”, precisó.

Desmintió versiones publicadas por medios locales, que hablaron de 600 metros cuadrados cuando, según el abogado, sólo tiene 150.

En su turno de arenga, el abogado de Profiti sostuvo una incompetencia territorial del tribunal vaticano, mientras la fiscalía insistió en pedir la declaración de culpabilidad con una condena de tres años de reclusión. Al final el tribunal ordenó un año de prisión al exjefe de la fundación.

Comments

comments