Inicio JALISCO Por negativa a negociar, en riesgo nómina de 4,500 trabajadores de Sello...

Por negativa a negociar, en riesgo nómina de 4,500 trabajadores de Sello Rojo

0
Compartir

En riesgo la nómina de casi 5 mil trabajadores de la empresa Sello Rojo. Los accionistas mayoritarios que se encuentran en litigio con sus hermanos Abraham y Rubén Masayi González Uyeda, advierten que para evitarlo, están dispuestos a llegar a los acuerdos que sean necesarios. Mas para ello, señalan, es necesario que este viernes 15 de octubre asistan todos los hermanos a la institución bancaria que mantiene inmovilizadas las cuentas.  

Los socios mayoritarios convocaron a Abraham y Rubén Masayi a que acudan con todos a la Sucursal del banco Santander ubicada en López Mateos 2405 a las 10:30 horas.

Mediante comunicado a la opinión pública, expresan:

Queremos hacer del conocimiento de la opinión pública, que después de arduos y difíciles intentos de negociación con los Accionistas Minoritarios que representan el 38.73% de las empresas Grupo Sello Rojo, en las que anteponiendo el bienestar de los Colaboradores -Trabajadores- y la operación de la negociación, se les propuso de manera sencilla y genuina lo siguiente:

– La conclusión de todos los litigios existentes, cualquier acción -penal, mercantil o de cualquier tipo-

– El restablecimiento de las cosas al estado previo, incluyendo el nombramiento como Director General al C. Abraham Kunio González Uyeda de las empresas Sello Rojo -sin limitación alguna- y de Consejeros a Masayi e Hiroko, por ultimo;

– Un plazo de 120 días en el que no debería ni habría acción legal alguna, para que presente una propuesta de solución final, de trabajo y destino de las empresas Grupo Sello Rojo, incluyendo la venta de nuestra participación.

No obstante, lamentan que las negociaciones hayan fracasado: “No comprendemos qué quieren. No hay voluntad genuina por concluir. Nos queda claro: quieren perjudicar a Grupo Sello Rojo, a su familia de 4,500 Colaboradores, vamos, quieren colapsarla, eso no nos daña nada más a nosotros, a las familias de nuestros colaboradores, también a la Sociedad, a Jalisco”.

Y añaden: “Son y representan el 38.73%, no puede ser que continúen los secuestros judiciales a empresas; nosotros tenemos el 59%: ¿Cómo puede parar esto?, ya llevamos 15 meses así.

“Aceptamos por el bienestar de nuestra familia y empresa su regreso -De Abraham y Masayi-, el perdón, el olvido de sus acciones judiciales irregulares, no dejamos de lado que somos hermanos, nuestros padres NO nos dejaron este ejemplo, todo a cambio de algo muy simple, regrésennos lo que nos pertenece, queremos el bien”.

Y envían un mensaje a los organismos empresariales:

“Señores empresarios de todas las cúpulas empresariales: ¿Por qué callan?, ¿Por qué no objetan semejante atropello?, 59% es más que 38% ¿no queda claro?; esta ilegalidad no puede seguirse cometiendo, no pueden ser en el discurso una cosa y en el hecho otra, eso se llama incongruencia, no es propio para el bien de las empresas, de la sociedad misma.

“Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco y Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco, nuestra empresa Sello Rojo es parte de Ustedes, ¿Cómo solapan semejante aberración?, no dicen nada, será porque su líder es precisamente parte de este atropello”.

Las instituciones bancarias han externado a los socios que solo entregarán recursos para el pago de nóminas si se presentan todos juntos a solicitarlo.

“NO vamos a poner en riesgo a sus familias, ni su bienestar; por ello, convocamos a Abraham, Masayi e Hiroko el día 15 de octubre a las 10:30 en el Banco Santander -cita en: Av. Adolfo López Mateos 2405 del piso del 10 al 17 corporativo Midtown-, para hacer los trámites necesarios y que sus salarios y demás prestaciones sean pagadas. Ustedes serán responsables si esto no se lleva a cabo, de nuestra parte total disposición, no solo a ello, sino reiteramos, a acabar con este conflicto”, apuntan.

En su comunicado agradecen a las autoridades estatales sus acciones para tratar de que se acabe el conflicto y se reiteran dispuestos “a concluir esta terrible pesadilla”.

Comments

comments