Inicio INTERNACIONAL La ultraderecha alemana renueva su cúpula en medio de disputas internas

La ultraderecha alemana renueva su cúpula en medio de disputas internas

0
Compartir

El partido Alternativa para Alemania (AfD), la tercera fuerza política en el país, inició hoy un congreso para elegir a su cúpula, en medio de disputas internas y protestas ciudadanas que dejaron heridos y detenidos en Hannover, ciudad en el norte del país.

El congreso del partido de ultraderecha, que continuará mañana domingo, estuvo ensombrecido durante el día por bloqueos, acciones de protesta y la actuación de la policía, que empleó cañones de agua para dispersar a los manifestantes y detuvo a 10 personas.

La AfD, que en septiembre pasado se volvió la tercera fuerza en el Parlamento alemán, tiene un sistema de copresidencia y debe cubrir uno de los dos puestos de la cúpula, que está vacante desde que Frauke Perry abandonó sus filas tras las elecciones, en protesta por la deriva de la agrupación, que consideraba demasiado radical.

Al frente se quedó entonces Jörg Meuthen, que fue reelegido este sábado en la cúpula del partido con un 72 por ciento de los apoyos y un 24 por ciento de votos en contra.

Meuthen, de 56 años, es eurodiputado y desde 2015 lidera el partido, donde goza de un amplio apoyo por parte del ala más nacionalista de derecha.

El pleno de Congreso decidió la tarde de este sábado por votación que Alexander Gauland ocupará la posición de copresidente de la AfD.

Antes de su elección, hubo una enconada lucha por el cargo entre Georg Pazderski y Doris von Sayn-Wittgenstein, que encabezan el partido en Berlín y Schleswig Holstein, de manera respectiva.

En tanto, según la policía, la tarde de este sábado, unas seis mil 500 personas marcharon portando carteles con la leyenda “Nuestra Hannover, colorida y solidaria – Protesta contra el extremismo y el populismo de derecha”.

La protesta avanzó hacia el centro de congresos para protestar contra la AfD, a la que consideran un partido de tinte xenófobo.

Horas antes, varios policías y al menos un manifestante habían resultado heridos y también el diputado de la AfD, Kay Gottschalk, aseguró haber resultado herido en una mano. Las protestas provocaron un retraso en el inicio del congreso.

A la apertura del congreso, Meuthen llamó a los delegados a llevar a cabo una “política patriótica por Alemania”.

Tras resultar el tercer partido más votado en los comicios del 24 de septiembre pasado con el 12.6 por ciento de los votos y 92 diputados en el Bundestag  (Parlamento), la AfD tiene ahora una responsabilidad por el país, señaló Meuthen.

La fuerza del partido es considerable, teniendo en cuenta que Alemania sigue sin gobierno después de más de dos meses de que se celebraron los comicios.

Tras el fracaso de forjar una coalición “Jamaica”, con la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de la caciller federal Angela Merkel, los liberales del Partido Democrático Libre (FDP) y los Verdes, la puerta está abierta a la reedición de una Gran Coalición con los socialdemócratas.

Sin embargo, los socialdemócratas temen que gobernar de esa forma les perjudique electoralmente, como quedó en evidencia en los comicios en los que se ubicaron muy por detrás de la CDU de Merkel.

Unas elecciones que constataron el ascenso de los ultraderechistas de la AfD, que tienen ahora una fuerte presencia en el Bundestag, tras más de medio siglo en que Alemania careció de partidos de esa ideología en su Parlamento.