Inicio ESTILO DE VIDA Falso que el frío causa resfriados

Falso que el frío causa resfriados

144
0

Los antibióticos matan bacterias: por muchos que tomemos, ni el catarro ni la gripe se van a ir antes, pues son provocados por virus. Y por mucho frío que pasemos, no vamos a pillar un resfriado: la única forma es entrar en contacto con una persona infectada. A pesar de esto, sabido desde hace mucho tiempo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. han encontrado que, solo en su país, los médicos expiden anualmente diez millones de recetas de antibióticos para enfermedades virales. Y lo que es peor, esta barra libre de antibióticos contribuye a que los verdaderos objetivos de estos, las bacterias, resulten cada vez más resistentes a los medicamentos.

Como decíamos, el resfriado lo provoca un virus, no un ambiente frío. Aunque hay un experimento que plantea ciertas dudas al respecto. En esta prueba, hecha en 2005 por investigadores de la Universidad de Cardiff, en Gales, noventa voluntarios metieron sus pies en agua helada durante veinte minutos. A los otros noventa participantes se les privó de esa tortura y se les pidió que juguetearan con los pulgares de sus pies. Pasados cinco días, el 29 % de los que habían expuesto sus pinreles al agua fría desarrollaron síntomas como los del resfriado, frente al 9 % del otro grupo. ¿Fueron esos síntomas el indicio de un verdadero resfriado? Los investigadores no lo determinaron.

Los catarros son propicios a las falsas creencias y remedios, quizá por lo habituales que son. ¿Quién no ha escuchado que la vitamina C ayuda a combatirlos y prevenirlos? Esta suposición tiene su origen en alguien del que todos dudaríamos que fuera a poseer una mente no científica: el bioquímico estadounidense Linus Pauling, doble ganador del Nobel –el de Química en 1954 y el de la Paz en 1962–. En los 70 publicó el libro La vitamina C y el resfriado común, donde defendía que ingerir 3.000 miligramos al día de esa vitamina –cincuenta veces la cantidad diaria recomendada hoy– evitaba la bronquitis, la neumonía y… los resfriados.

Sin embargo, los casi treinta estudios científicos sobre el asunto realizados desde entonces niegan la mayor: por mucho zumo de naranja que bebas, no vas a acortar la duración de cualquier infección del tracto respiratorio superior ni a reducir sus síntomas. Y si tu familia sigue empeñada en que tomes vitamina C, recuérdales otra falsedad: la naranja no es el alimento que más cantidad aporta. Tiene 69 miligramos de esa sustancia; un tazón de fresas 84,7 miligramos, un mango 122,3, y un pimiento rojo alrededor de 190. Pero, ¡cuidado!, a lo mejor intentan atiborrarte de zumo de esta solanácea.

Comments

comments

Artículo anteriorUrgen a trabajar por mejores soluciones para alzheimer
Artículo siguienteAsegura presidente del PRI que Presupuesto 2017 será responsable y reclama un sacrificio en gasto público