Inicio COLUMNAS En asesinatos por encargo, no hay quien haga sombra a México

En asesinatos por encargo, no hay quien haga sombra a México

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

La violencia sin control que asfixia a cada vez más  municipios a lo largo y ancho del país, ha llevado a México a encabezar la lista a nivel mundial de las Naciones con mayor número de asesinatos por encargo de figuras políticas, autoridades locales, cuerpos de seguridad, periodistas y representantes del sistema judicial así como el sector privado. “No hay quién le haga sombra a México”, señalan publicaciones en medios de comunicación nacionales e internacionales. 

La base de datos sobre asesinatos a sueldo vinculados al hampa elaborada por la Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional (GI-TOC), institución independiente con sede en Ginebra, Suiza, coloca a nuestro país en el lastimoso primerísimo lugar.  

Entre 2019 y 2020, la instancia internacional contabilizó al menos 2 mil 700 casos en 84 países; aunque un puñado de naciones concentró 85%, de acuerdo con el análisis que expone los resultados de una investigación sobre el papel de la delincuencia en las ejecuciones por «contrato».  

México encabeza la lista negra con 545 casos, seguido por El Salvador, Colombia, Sudáfrica, Paquistán, Brasil, Filipinas, Kenia y Mozambique.

El informe, elaborado por Ana Paula Oliveira y Nina Kaysser, precisa que las cifras deben considerarse con cierto grado de cautela, debido a la cobertura limitada en medios de comunicación, fuente principal de la base de datos. Señala que México destaca por el «inusual» número de casos en donde la motivación es desconocida, 26% del total.

«Esto se debe en gran parte por el número de casos reportados sin identificar a la víctima. En varios casos, los perpetradores dejan mensajes en los cuerpos, acusando a las víctimas, no identificadas, de pertenecer a un grupo o cártel rival, de ser violadores, ladrones o extorsionadores». De los acontecimientos identificados, el principal eje de las ejecuciones por paga es el delictivo, 51%, seguido por la política, 14%.  

«En la práctica, los dos ejes conductores, la política y el crimen organizado, se entrecruzan en muchos casos en el contexto latinoamericano». El principal blanco en México es el personal de seguridad, una de cada cinco víctimas. «Agentes de policía de todos los rangos son blanco frecuente de los grupos delictivos en México». 

Señala que por lo regular, son atacados cuando están fuera de servicio, a menudo, por su trabajo de investigación, pero también por su participación en actividades delictivas. 

Al igual que el resto de las naciones latinoamericanas que figuran en la lista negra, el método más usado es el arma de fuego, la cual fue utilizada en 86 por ciento de los incidentes.

El reporte indica que los asesinatos por encargo son usados por redes delictivas para hacer prevalecer sus intereses políticos, económicos y criminales”.

Ahora bien, para nadie es un secreto que nuestro  país atraviesa desde hace una década una ola de violencia a raíz de los enfrentamientos entre grupos criminales y de la guerra declarada contra el narcotráfico, y aún cuando el actual presidente Andrés Manuel López Obradoe ha instaurado una política de “abrazos ni balazos”, su estrategia no ha funcionado y por el contrario, el número de homicidios va en aumento.

El 80% de los homicidios están vinculados en México al narcotráfico, contabilizando una de las tasas más altas de este delito en el mundo, según datos de la ONG Semáforo Delictivo.

De acuerdo con el reporte de la organización, en 2020 se registraron un total de 34.515 homicidios, una ligera reducción del 2 por ciento respecto al año anterior cuando se contabilizaron 34.648 víctimas.

México tiene una tasa de 28 homicidios por cada 100.000 habitantes, casi 5 veces superior a la tasa mundial de 6 homicidios por cada 100.000 habitantes.  «Debemos recordar que cerca del 80 % de esos homicidios son ejecuciones de narcotráfico. Ese es el reto que el Gobierno federal prometió resolver y que no ha logrado», aseguró en un comunicado Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo. 

Señaló que México sigue siendo uno de los países con peores resultados e imagen a nivel mundial y resaltó que las víctimas de estos homicidios no sólo son narcomenudistas, sino policías, periodistas, funcionarios públicos y ciudadanos inocentes. 

Detalló que en 2020, 10 estados tuvieron incremento en homicidios. Los casos más extremos fueron Yucatán con 58 % de alza, Zacatecas 55 %, San Luis Potosí 37 %, Sonora 25 %, Guanajuato 21 % y Michoacán 20 %.

Y aseguró que donde hay mayores tasas de homicidio es donde existe una rivalidad entre mafias de drogas. En cuanto a otros delitos reiteró que existió una baja en la mayoría de ellos el año pasado, aunque afirmó que las reducciones son extraordinarias y se deben principalmente al confinamiento por la pandemia. «Son buenas noticias, sin duda, pero se deben a las consecuencias del confinamiento y la consecuente reducción de oportunidad para cometer delitos», informó.  Por otro lado, dijo, el confinamiento provocó un alza en la violencia familiar de 5 %. 

Mientras que el feminicidio, una manifestación extrema de la violencia familiar, no tuvo incremento, pero se mantuvo en rojo todo el año. Roel manifestó su preocupación por la tendencia al alza en 2021 de la violencia doméstica y la violación a menores de edad, «por lo que debemos estar alertas y fortalecer las campañas preventivas» por medio de instituciones, las áreas preventivas y por la sociedad en general. Por ello, hizo un llamado para entender el fenómeno, detectarlo a tiempo y prevenirlo.

Bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, México ha tenido los tres años más violentos en la historia reciente. Los datos oficiales evidencian que la militarización no ha dado resultados y mucho menos la política de “abrazos no balazos”, siendo que a diario vemos su falta de eficacia al registrarse enfrentamientos entre carteles, ejecuciones, desaparecidos, colgados de puentes, levantones, y fosas clandestinas, entre otros. Por ello dicen, y con razón: No hay quien le haga sombra a México.   

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1


Comments

comments