Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS Elton John, el adiós de una leyenda

Elton John, el adiós de una leyenda

0
Compartir

Sir Elton John, aquel cantante que durante varios años lidió con los excesos, las adicciones y la falta de respeto y comprensión ante una homosexualidad que décadas atrás era mal vista, ofreció su último concierto en Estados Unidos como parte de su gira del adiós Elton John Live: Farewell From Dodger Stadium. El cantante, músico y compositor de 75 años decidió cerrar su gira continental en el

Dodger Stadium por una simple razón: en ese lugar tocó hace 47 años —portando un traje de los Dodgers con brillantes plateados— y fue ahí en donde su carrera se lanzó al estrellato y comenzó su leyenda.

“En 1975 me presenté en el Dodger Stadium y simplemente tuvo sólo mi mitad, pues no estaba mentalmente y físicamente en un buen lugar. La diferencia al día de hoy es que ahora tengo un esposo, con quien he estado desde hace 29 años, tenemos dos hijos, Zachary y Elijah, y mi vida es completamente diferente. Estoy sobrio, he estado sobrio desde hace 32 años y estoy terminando en el momento más feliz de mi vida, nunca había estado tan feliz. Así que comparado con 1975, en donde no estaba feliz, pues esto es maravilloso”, comentó Elton John en una cápsula, minutos antes de entrar al escenario, sentarse al piano y tocar Bennie and the Jets.

Portando un traje negro, con detalles en azul y rojo, color que usó para formar su nombre en la espalda, y luciendo unas grandes gafas rojas con brillantes plateados, el cantante inglés se hizo acompañar de sus músicos para deleitar con su música a 50 mil personas que se dieron cota la noche de este domingo, aunados a los miles de cibernautas que pudieron ver el concierto en streaming a través de la plataforma Disney+.

Entre los temas con los que inició su concierto estuvieron Border Song, tema que le dedicó a la finada Aretha Franklin; I Guess That’s Why They Call It The Blues; Someone Saved My Life Tonight; Tiny Dancer; Take Me to The Pilot, y Rocketman.

Luego de dos horas de concierto, en el que Elton John cambió su primer traje por uno segundo en color azul con plateado, le dio la bienvenida Brandi Carlile, cantante estadunidense de 41 años, con quien interpretó Don’t  Let the Sun Go Down On Me. Luego de esta presentación Elton John elevó los ánimos al interpretar The Bitch is Back y I’m Still Standing.

La segunda cereza del pastel se dio cuando Elton John invitó al escenario a su compatriota Kiki Dee, con quien grabó en 1976 el clásico Don’t Go Breaking My Heart y con quien ayer cantó este mismo tema.

Sin duda alguna uno de los momentos más esperados, quizá para los jóvenes, se dio cuando apareció la británica Dua Lipa, con quien Elton cantó Cold Heart. Para este momento, en el que Dua Lipa apareció con un vestido negro, Elton John optó por traer una gorra azul y una bata plateada que hacía alusión al traje brillante y plateado que usó en 1975 del equipo de los Dodgers.

Acto seguido Elton John cantó Your Song y le dio la bienvenida a cuatro personas sumamente especiales en su vida. Primero invitó al escenario a su amigo, el músico, cantante y compositor Bernie Taupin, a quien abrazó y agradeció por tanta complicidad. Después, Elton John recibió a su esposo David Furnish, a quien le dio un beso cariñoso en los labios, así como a los hijos de ambos, Elijah y Zachari. Luego de esto, Elton John cerró el concierto de caso tres horas con Goodbye Yellow Brick Road.

Comments

comments