Inicio COLUMNAS El empleo luchando en COVID19

El empleo luchando en COVID19

0
Compartir

Por: Carlos E. Martínez Villaseñor

Durante el largo año 2020, Covid-19 arrasó con el sistema de salud mundial, nacional, local y dentro de nuestras familias… pero el desempleo fue un factor que sin duda alguna lo desgajó por completo. En un año sin precedentes hablando del nivel económico, las tasas de desempleo fueron fatales. Durante la activación del programa Jornada Nacional de Sana Distancia, se perdieron de manera inmediata 198 mil 33 puestos, cifra que según datos de El Financiero, sería casi triplicada en abril, por cerca de los 555 mil 247 puestos de trabajo. Estamos hablando de empleo formal solamente, imaginemos el efecto en el desempleo informal. Y según datos del propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el mes de noviembre se pudieron rescatar 148 mil 719 empleos.

¿En dónde están las estrategias de fomento al empleo? ¿en dónde está el trabajo legislativo para fomentar el empleo? Y más, después de una tragedia mundial como continúa en este 2021. Hablar de cifras resulta difícil, más cuando instituciones de gobierno indican datos que, en avenidas, calles, edificios, plazas comerciales, bueno, en reuniones familiares, se dicen otros datos… La verdad es que México, ni el mundo entero estaba preparado para este golpe financiero, pero tampoco se observó a legisladores impulsando el empleo, sólo vimos algunos que exigían descuentos, exigían servicios de salud, exigían pagos directos… pero ninguna estrategia de fomento o impulso económico. 

Tristemente politiquería, mas no estrategia. Nuestra moneda nacional, tuvo una aventura de todo tipo de crisis, pasando en Enero cerca de los 18.86 pesos por dólar, en Marzo por los 25.04 pesos, y llegando a la baja en Noviembre por los 19.95 pesos, y sigue bajando…

Difícil para los gobernantes, gobernar, con un escenario donde se te impide hacerlo. Y lo digo impide, porque seguimos en la incrédula razón de salir de estragos, endeudando. Municipios que al paso de diferentes administraciones no alcanzarán siquiera a pagar sus deudas, y Estados que se envuelven en créditos a largo, largo, largo plazo.. En algún momento, esto no podrá seguir, maniatando a los alcaldes, gobernantes, y legisladores que continúan exigiendo sin implementar estrategias certeras a corto, mediano y largo plazo, pero no por administración como estamos acostumbrados en México. La bolsa mexicana, tuvo su espasmo económico al inicio de la pandemia. 

Diferentes cámaras empresariales y consejos, han expresado que en el primer semestre de este año en curso, la recuperación será paulatina, y se recuperará el poder económico… lo raro es que en países de primer mundo, el confinamiento está cada vez más severo, lo que resulta difícil creer. A menos que entre líneas, se dé “esperanza económica”. El PIB de México de este año alcanzaría un crecimiento del 3.5%, tras la caída de 9% en 2020, es lo que nos dice la Concanaco. ¿Será? Lo cierto es que la parálisis empresarial, no sólo preocupa a los empresarios y comerciantes, sino al gobierno y por supuesto, a las familias mexicanas. 

En un país, donde el sustento del día a día, lo padece la gran mayoría de la población. Uno de los grandes pendientes en 2020, para realizarse este inicio de año, es el tema del outsourcing, en la ley federal del trabajo. “El PIB también decreció, mientras que para 2021, la Cepal anticipa una recuperación del 3.8%. De esta manera, entre 2019 y 2021 la economía mexicana habrá acumulado una contracción de -5.5%”, expresado por el propio organismo de COPARMEX. Reducir más el gasto corriente de Secretarias, apoyos federales, eliminación de fondos, eliminación de fideicomisos, reducción de gasto público… pero los congresos locales, aprobando deudas millonarias, para poder salvaguardar su gasto corriente… ¿cuál será el resultado de esto, en todos los estado de la república?.. Insisto, necesitamos legisladores que construyan estrategias, que su trabajo legislativo será quirúrgico, de acuerdo a las enormes demandas que tiene la población. Ejemplos, un sector educativo que instruye vía digital, en una carencia digital territorial; un sector salud colapsado, abarrotado; tasa de desempleo caótico, y siguen cerrando cortinas; un sector turístico sobreviviendo, sin impulsos; un sector de seguridad, con aumentos…. ¿Podrán nuestros legisladores hacer su trabajo?, o seguiremos aprobando iniciativas a ver quien impulsa más….

Comments

comments