Inicio ESTILO DE VIDA El 30 % de los ríos del Bosque Atlántico brasileño carece de...

El 30 % de los ríos del Bosque Atlántico brasileño carece de vida animal

358
0

El 30 % de los ríos del Bosque Atlántico brasileño, bioma que engloba 11 estados del litoral de Brasil, carece de vida animal debido a la contaminación, según un informe divulgado hoy por la ONG SOS Mata Atlántica, coincidiendo con el Día Mundial del Agua.

Según un estudio en el que se recogieron muestras de agua de 184 ríos, arroyos y lagos de cuencas hidrográficas localizadas en el Bosque Atlántico, ninguna mostró una calidad «óptima» del agua y apenas el 2,5 % fue clasificado con una calidad buena.

SOS Mata Atlántica realizó 1.607 análisis de la calidad de agua en el paso de varios ríos por 73 municipios de 11 estados diferentes: Alagoas, Bahía, Ceará, Paraíba y Pernambuco (noreste), Espírito Santo, Minas Gerais, Río de Janeiro, y Sao Paulo (sureste), Paraná y Santa Catarina (sur), además de Brasilia (centro).

En el 70 % de las muestras analizadas la calidad del agua fue considerada regular, en el 26,3 % mala y en el 1,2 % pésima.

La ONG analizó muestras de agua mensualmente desde marzo de 2016 hasta febrero de este año.

«La principal causa de polución de los ríos estudiados es el vertedero de desechos domésticos junto a otras fuentes difusas de contaminación, que incluyen la gestión inadecuada de los residuos sólidos, el uso de defensivos y productos agrícolas, la deforestación y el uso desordenado del suelo», denunció la coordinadora de Recursos Hídricos de la ONG, Malu Ribeiro.

El Bosque Atlántico es una formación vegetal neotropical que abarca Brasil y parte de Argentina y Paraguay.

En Brasil está situada en toda la zona litoral del país, desde el estado de Río Grande del Norte (noreste) hasta el de Río Grande del Sur (sur).

Este ecosistema es uno de los tipos de selva tropical más amenazados del mundo por la deforestación y actuación del hombre.

Comments

comments

Artículo anteriorCrean un protector solar biodegradable a base de algas y crustáceos
Artículo siguienteLas empresas deben conocer y aprovechar el mercado de derivados