Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS Descartan que Neruda haya muerto por caquexia

Descartan que Neruda haya muerto por caquexia

0
Compartir

Un grupo de 16 expertos chilenos y extranjeros que trabajó aquí esta semana para determinar la causa de la muerte del poeta chileno Pablo Neruda descartó hoy que éste haya fallecido por caquexia, informó un vocero del equipo.

En rueda de prensa en un hotel de la capital chilena, el forense español Aurelio Luna dijo que comprobaron, “al 100 por ciento, que el certificado (de muerte) no refleja la realidad del fallecimiento”.

Señaló que el documento emitido por el Servicio de Registro Civil e Identificación el 23 de septiembre de 1973, el que señala como causa de muerte de Neruda “caquexia cancerosa, cáncer de próstata, metástasis cancerosa”, no tendría validez.

El científico hispano puntualizó que, en el análisis de los datos, “no podemos acertar que el poeta se encontrara en una situación inminente, en el momento del ingreso del hospital, de muerte inminente”.

Añadió que “no podemos ni excluir ni afirmar la naturaleza natural o violenta de la muerte de Pablo Neruda”, tras lo cual precisó que los estudios científicos seguirán al menos por un año más para determinar la real causa de la muerte del Premio Nobel de Literatura 1971.

Luna acotó que “si todo va bien, en el plazo de un año tendríamos una respuesta concreta y clara a los estudios de genómica bacteriana. En función del perfil genómico, si se tratara de una bacteria que se ha cultivado en un laboratorio, es evidente que estaríamos ante la intervención de un tercero”.

El juez chileno Mario Carroza, quien investiga la muerte del poeta, señaló por su parte a periodistas que “la caquexia (como causa del fallecimiento) está descartada” y reveló que en los restos de Neruda se encontró una nueva toxina que debe ser analizada por expertos.

La nueva bacteria fue encontrada en uno de los molares del poeta y ahora se deberá investigar el origen de ella, si se puede vincular a su muerte y si existe la posibilidad que haya sido inoculada por terceros.

Puntualizó que “las conclusiones apuntan a un tema que fundamentalmente tienen relación a una nueva toxina, que a su vez requiere de otros análisis que nos permitirán tener una conclusión definitiva”.

“No tenemos la determinación de que efectivamente hubo intervención de terceros, sino que tenemos la posibilidad de que sí hubo intervención de terceros. Tenemos la alternativa de que también pudiese ser una muerte natural si no se confirma lo de la toxina”, explicó el magistrado.

El sobrino de Neruda, Rodolfo Reyes, indicó por su parte que “el cuerpo de Neruda habló, la forma poética, la forma romántica de Neruda, quería decir algo y lo logró esta noche, lo logró porque es una realidad que en la muerte de Neruda hubo intervención de terceros. Ya está descartado el infame certificado de muerte que fue falso”.

Recalcó que su tío “no tenía caquexia cancerosa, tenía cáncer, pero no murió de cáncer y eso está totalmente descartado porque hay una bacteria botulínica que se está analizado”.

Los peritos iniciaron el lunes pasado sus trabajos en el marco de un panel “Genómico-Proteomico”, instancia donde entregaron las conclusiones de sus investigaciones con el objetivo de “armar el puzzle” sobre la muerte del vate en base a sus aportes científicos.

El juez Carroza lleva la investigación sobre la muerte del premio Nobel, quien padecía cáncer pero que habría visto agravado su cuadro médico tras el ingreso a la Clínica Santa María días después del golpe militar de septiembre de 1973.

Los peritos, que trabajaron durante toda esta semana, provienen de España, Francia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá y Chile, entre ellos el español Francisco Etxeberria; el francés Xavier-Jean Olivier; la danesa Marie Louise Kampmann; el estadunidense Charles Brenner y el chileno-estadunidense Cristian Orrego.

En 2011, el Partido Comunista presentó una querella para esclarecer las causas de la muerte del poeta, ello luego que el exchofer de Neruda, Manuel Araya, denunciara que el vate había sido envenenado por agentes de la dictadura (1973-1990) en su hospitalización en la Clínica Santa María.

Según una de las versiones, que no puede ser comprobada debido a la desaparición de su historial médico, Neruda habría sido inyectado con sedantes en el abdomen para mitigar los dolores, lo que le habría provocado un shock que lo llevó a la muerte.

De acuerdo con el certificado oficial de defunción, Neruda falleció por complicaciones relacionadas con un cáncer en la próstata y detalló que tenía caquexia, una debilidad muscular extrema, fatiga y desnutrición, lo que es desmentido por algunos de sus cercanos.

Expertos españoles encontraron en los restos del poeta chileno la bacteria “estafilococo dorado”, que no se asocia al cáncer que padecía, además de otros dos elementos que si estarían relacionados en forma directa con el avance de su enfermedad.

Comments

comments