Inicio COLUMNAS Desazolve – Trump escapa del COVID pero no de críticas

Desazolve – Trump escapa del COVID pero no de críticas

0
Compartir

Sin duda, el tema internacional que se llevó los reflectores toda la semana pasada fue lo relacionado al estado de salud del presidente Donald Trump, después de que el viernes 2 de octubre el propio mandatario diera a conocer en sus redes sociales que había dado positivo a la prueba de COVID-19. 

Su sorprendente recuperación que le permitió abandonar el hospital donde se encontraba internado solo tres días después, el tratamiento que siguió, y la ola de contagios en la Casa Blanca que reportó alrededor de 20 personas contaminadas, mantuvieron la atención de propios y ajenos, generando una serie de reproches y críticas al polémico personaje. 

Y aunque no ha terminado de  quedar claro cuál es el verdadero estado de salud del presidente Donald Trump y han surgido un cúmulo de dudas en torno a ello, se ha podido conocer que el inquilino de la Casa Blanca ha sido sometido a varios tratamientos para combatir el SARS CoV-2, los cuales aparentemente han resultado efectivos, dado que solo hubo de internarlo tres días en un hospital militar a las afueras de Washington; el viernes fue llevado al nosocomio y el domingo ya paseaba en camioneta para saludar a sus simpatizantes apostados a las afueras del centro de salud. La tarde del lunes le autorizaron la salida para retornar a su hogar.

De acuerdo con información publicada por diversos medios de comunicación, los  médicos del presidente Trump le han estado suministrando varios tratamientos, incluidos medicamentos en investigación. Esto, con la esperanza de aliviar sus síntomas de covid-19 y posiblemente acortar el curso de su enfermedad.

Como dicen algunos expertos, los médicos están «usando todo el armamento».

Si bien quedan muchas preguntas sobre la condición del presidente Trump y cuándo fue diagnosticado por primera vez con el coronavirus que causa el covid-19, esto es lo que se ha revelado hasta ahora sobre con qué fue tratado… y cuándo.

Terapia de anticuerpos monoclonales de Regeneron

El viernes por la tarde, la Casa Blanca dijo en una carta que el presidente Donald Trump fue tratado con una dosis de 8 gramos del cóctel de terapia de anticuerpos experimental elaborado por la compañía de biotecnología Regeneron.

Para realizar su terapia con anticuerpos monoclonales, los científicos de Regeneron seleccionaron dos anticuerpos que neutralizaban mejor una versión del nuevo coronavirus en el laboratorio. Los anticuerpos son proteínas que el cuerpo produce para combatir las infecciones. Los científicos copiaron esos dos anticuerpos para hacer un tratamiento para covid-19.

El cóctel en investigación, conocido por su nombre de investigación REGN-COV2, ha estado en ensayos clínicos desde junio. El martes, la compañía anunció los primeros datos de un ensayo con 275 pacientes no hospitalizados que mostraban que el tratamiento era seguro y parecía reducir los niveles virales y mejorar los síntomas. Los datos, emitidos a través de un comunicado de prensa, no han sido revisados por pares.

Las mayores mejoras se observaron en pacientes que no habían presentado una respuesta natural a la infección por coronavirus.

El tratamiento también pareció reducir la necesidad de visitas médicas para los pacientes, ninguno de los cuales estaba lo suficientemente enfermo como para ser hospitalizado al comienzo del ensayo, según Regeneron.

Será necesario analizar más datos del paciente para saber con certeza qué tan bien funciona el tratamiento.

Terapia en investigación

La terapia de Regeneron no está aprobada para ningún uso y no ha recibido autorización de uso de emergencia (EUA) de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Pero Regeneron está en conversaciones con los reguladores para ver si la FDA consideraría una EUA.

La compañía con sede en Nueva York confirmó que proporcionó el medicamento bajo una solicitud de «uso compasivo» de los médicos del presidente. Pero no especificó cuándo recibió la solicitud. «Hay productos limitados disponibles para solicitudes de uso compasivo que han sido aprobados en circunstancias raras y excepcionales caso por caso», dijo Regeneron en un comunicado publicado el viernes. Estas solicitudes deben ser iniciadas por un médico. Algunos pueden recibir el tratamiento como parte de un ensayo clínico, donde podrían recibir la terapia o un placebo o tratamiento ficticio.

Remdesivir

Trump recibió un curso de cinco días del medicamento antiviral remdesivir, dijo uno de los médicos que le tratan el covid-19 durante una sesión informativa el sábado 3 de octubre. El tratamiento está destinado a acortar el tiempo de recuperación de los pacientes con covid-19.

«Ayer por la noche recibió su primera dosis de remdesivir intravenoso. Nuestro plan es continuar con un tratamiento de cinco días de remdesivir», dijo el Dr. Brian Garibaldi. Es uno de los médicos del equipo que trató a Trump en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.

En un ensayo clínico de fase 3, se descubrió que el remdesivir acelera la recuperación en pacientes moderadamente enfermos con neumonía por covid-19, según los resultados publicados en la revista médica JAMA en agosto. El ensayo incluyó a casi 600 pacientes asignados al azar para recibir el estándar de atención actual para covid-19; un curso de remdesivir de cinco días además del estándar de atención actual; o 10 días del medicamento más atención. Se siguió y examinó la recuperación de cada paciente.

El estudio encontró que los pacientes con covid-19 moderado que recibieron un ciclo de cinco días de remdesivir tenían más probabilidades de mejorar después de 11 días en comparación con aquellos que solo recibieron atención estándar.

Autorización de uso de emergencia

En mayo, el remdesivir se convirtió en el primer fármaco de terapia con una autorización de uso de emergencia para covid-19 en Estados Unidos.

La FDA originalmente autorizó el uso de emergencia de remdesivir para covid-19 en mayo. Pero solo para tratar a pacientes con coronavirus severo que necesitaban oxígeno adicional o ventilación mecánica para ayudarles a respirar. Luego, el 28 de agosto, la FDA extendió la autorización de uso de emergencia para remdesivir a todos los pacientes hospitalizados con covid-19, independientemente de la gravedad de su enfermedad.

Este tipo de autorización de la FDA significa que los médicos pueden administrar el medicamento a sus pacientes con covid-19 como tratamiento de emergencia.

Dexametasona

El sábado, el presidente Trump recibió el medicamento corticosteroide dexametasona después de que su nivel de oxígeno bajó transitoriamente. Así dijo el médico de la Casa Blanca, el Dr. Sean Conley, durante una sesión informativa el domingo 4.

«Decidimos que, en este caso, los beneficios potenciales al principio del curso probablemente superaban los riesgos», dijo Conley.

La Dra. Rochelle Walensky, jefa de enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, dijo que el uso de dexametasona para el cuidado de Trump hizo que algunos «se rascaran la cabeza».

«Por lo general, comienzas con la dexametasona cuando comienzas a preocuparte de que van por el camino equivocado», dijo Walenksy. «Entonces, ¿qué pasó hoy? O progresó o la gente dijo, bueno, vamos a usar todo el armamento».

«No me queda claro por qué le habrían dado eso si no necesitaba oxígeno suplementario».

El fármaco se administra normalmente a pacientes que reciben oxígeno suplementario o que necesitan ventilación.

En Estados Unidos, la dexametasona se ha utilizado para tratar a algunos pacientes con covid-19 desde el inicio de la pandemia. Pero algunos médicos advirtieron anteriormente que «no es un tratamiento para enfermedad leve».

En junio, los resultados preliminares de un gran estudio aleatorizado en el Reino Unido encontraron que un régimen de dosis baja de dexametasona durante 10 días redujo las muertes en un tercio entre los pacientes hospitalizados que requerían ventilación.

El ensayo

Ese ensayo incluyó alrededor de 6,400 pacientes hospitalizados con covid-19. Un tercio de ellos fueron asignados al azar para recibir dexametasona. El resto recibió el estándar de atención habitual en sus hospitales.

En el ensayo inicial, se proporcionó dexametasona en una dosis de 6 mg una vez al día durante un máximo de 10 días, ya fuera en forma de inyección o por vía oral. Los investigadores no informaron eventos adversos graves entre los pacientes que tomaban dexametasona.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) dicen en sus pautas sobre el tratamiento de infecciones por coronavirus que «los pacientes con covid-19 grave pueden desarrollar una respuesta inflamatoria sistémica (de todo el cuerpo) que puede provocar lesiones pulmonares y disfunción de órganos multisistémicos». Con base en los resultados de este ensayo, el panel de expertos de los NIH recomendó administrar dexametasona a los pacientes con covid-19 que necesitan oxígeno.

«El Panel recomienda no usar dexametasona para el tratamiento de covid-19 en pacientes que no requieren oxígeno suplementario», dicen las pautas de los NIH.

En el estudio sobre la dexametasona, aproximadamente el 23% de los pacientes que recibieron dexametasona murieron, en comparación con aproximadamente el 26% de los que no la recibieron.

«No se observó ningún beneficio de supervivencia entre los participantes que no requirieron oxigenoterapia en el momento de la inscripción», dijeron los NIH. Hay una razón para esto. El medicamento reduce la inflamación, pero al hacerlo, puede afectar la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones.

Los esteroides están ampliamente disponibles y ya se usan comúnmente para tratar a pacientes con covid-19 gravemente enfermos.

Oxígeno suplementario

Después de decirle a los periodistas el sábado que Trump «no está tomando oxígeno en este momento», el médico de la Casa Blanca, Conley, dijo durante una sesión informativa el domingo que el presidente había recibido oxígeno suplementario y había tenido dos episodios de caídas transitorias en su nivel de oxígeno.

A última hora del viernes por la mañana, «el presidente tenía fiebre alta. Y su saturación de oxígeno descendía transitoriamente por debajo del 94%», dijo Conley. Un nivel normal de saturación de oxígeno en sangre es del 95% o más.

El presidente inicialmente fue «bastante inflexible en que no necesitaba» oxígeno. «No le faltaba el aire. Estaba cansado, tenía fiebre, y eso fue todo», dijo Conley. Sin embargo, recibió oxígeno.

«Y después de aproximadamente un minuto con solo dos litros, sus niveles de saturación volvieron a estar por encima del 95%. Se quedó en eso durante aproximadamente una hora, y no más», dijo Conley. La terapia de oxígeno, u oxígeno suplementario, es un tratamiento  que administra gas oxígeno para que puedan respirar los pacientes que tienen dificultad. El oxígeno se puede administrar a través de tubos en la nariz, una mascarilla o un tubo en la tráquea.

Los NIH señalan que la hipoxemia, o un nivel bajo de oxígeno en la sangre, es común en los pacientes con covid-19.

Zinc

El viernes por la tarde, Conley dijo en una carta de la Casa Blanca que Trump también ha tomado zinc, vitamina D, el medicamento para la acidez estomacal famotidina, melatonina y una aspirina diaria. El zinc es un nutriente que se encuentra naturalmente en el cuerpo y que ayuda al sistema inmunológico a combatir las bacterias y los virus externos. Pero aunque los suplementos de zinc a menudo se toman para reducir la duración de los resfriados, no hay evidencia de que puedan usarse para tratar la covid. 19.

La FDA ha enviado cartas de advertencia a algunas empresas que han intentado afirmar que existe un vínculo entre sus productos de zinc y la reducción del riesgo de covid-19.

Vitamina D

En cuanto a la vitamina D, es buena para la salud ósea y se puede absorber a través de los alimentos, la luz solar y los suplementos. Es apropiada para quienes tienen deficiencia, pero no hay evidencia de que la vitamina D reduzca directamente el riesgo de covid-19. La FDA también ha enviado cartas de advertencia a algunas empresas que quieren vender sus productos de vitamina D para reducir el riesgo de covid-19 o tratar enfermedades.

Tomar demasiada vitamina D puede conducir a una acumulación tóxica de calcio en la sangre. Esto causaría confusión, desorientación y problemas con el ritmo cardíaco. Así como dolor de huesos, daño renal y cálculos renales dolorosos.

Famotidina

La carta de la Casa Blanca también señaló que el presidente ha estado tomando famotidina, comúnmente utilizada para tratar úlceras, acidez de estómago e indigestión al reducir la cantidad de ácido en el estómago.

Diez pacientes con covid-19 que estaban tomando el medicamento mientras trataban su enfermedad en casa pueden haber encontrado alivio, según un estudio publicado en junio en la revista médica Gut. La famotidina es el ingrediente activo en Pepcid AC.

Un coautor del estudio enfatizó que fue en un pequeño grupo de pacientes. Se necesita más investigación para determinar la eficacia de la famotidina como posible tratamiento de covid-19.

Melatonina

También se le dio melatonina al presidente Trump. Se necesita más investigación para determinar sus posibles beneficios para los pacientes con covid-19. Pero algunos estudios sugieren que podría ayudar a los pacientes con covid-19 que también tienen diabetes y obesidad.

Un artículo publicado en European Journal of Pharmacology revisó estudios publicados anteriormente sobre la melatonina, una hormona que produce el cerebro, y sus efectos sobre los virus, la obesidad, la diabetes y la inflamación.

«Existe una tendencia común entre el mayor número de casos infectados con SARS-COV-2 y los bajos niveles de melatonina en sangre en personas con enfermedades metabólicas crónicas y ancianos», escribieron en el artículo los investigadores de la Universidad de Mansoura en Egipto.

«La capacidad de la melatonina para disminuir las infecciones virales en pacientes obesos y diabéticos se atribuye a sus características como potentes efectos antioxidantes, mejora del sistema antioxidante endógeno, inmunomodulador y fuerte capacidad antiinflamatoria», escribieron los investigadores.

Aspirina diaria

En cuanto a la aspirina, el medicamento de venta libre puede ayudar a reducir el riesgo de coagulación de la sangre. La evidencia ha demostrado que el covid-19 puede desencadenar la formación de coágulos de sangre en algunos pacientes.

Los estudios en el Hospital Xijing  en China y el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Louisiana en Nueva Orleans están investigando los posibles efectos que la aspirina podría tener en pacientes con covid-19.

No está claro qué dosis de aspirina estaba tomando Trump y si ya la había estado tomando como tratamiento para el covid-19. A muchas personas se les prescribe aspirina en dosis bajas para la salud del corazón.

Según The New York Times, el costo del tratamiento que curó a Donald Trump podría llegar hasta los 100 mil dólares, e incluye el traslado en helicóptero del magnate, las diferentes pruebas que se le aplicaron en la semana y los medicamentos que recibió. El tema le ha generado no pocas críticas al presidente, toda vez que un tratamiento con ese altísimo costo resulta inaccesible para millones de estadounidenses. 

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments