Inicio COLUMNAS Desazolve – También preocupa desaparición del INAI

Desazolve – También preocupa desaparición del INAI

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) constituye una valiosa herramienta  que nos ha permitido a los mexicanos conocer casos de corrupción expuestos por periodistas como fueron en el sexenio anterior La Casa Blanca y La Estafa Maestra, solo por mencionar algunos. Sin embargo el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha pronunciado por eliminar a ese órgano,  generando una vez más que organismos y medios de comunicación internacionales se pronuncien al respecto, alertando a los ciudadanos mexicanos de la implicación de no contar más con este tipo de instituciones que han costado mucho esfuerzo construir y han sido un contrapeso para los gobiernos.

El pasado 14 de febrero, en un reportaje de The Washington Post, titulado: “It was a milestone for Mexico’s democracy. Now López Obrador wants to get rid of the country’s freedom of information institute”, firmado por Mary Beth Sheridan, se destacan las diversas investigaciones periodísticas que obtuvieron importante información vía solicitudes al INAI.

Entre los reportajes más importantes de corrupción y de derechos humanos que son mencionados en el texto están el de la Casa Blanca, en el que se señaló al entonces presidente Enrique Peña Nieto y su esposa; el desvío de recursos contra el sida para usarlo en compra de bolígrafos Cartier y ropa femenina, responsabilidad de Pro-Vida; la Estafa Maestra, en la que estuvieron involucradas 11 dependencias, universidades y empresas fantasma, por la que hoy está en prisión Rosario Robles, y el caso de las más de 2 mil fosas clandestinas en el país.

El reportaje señala que esos asuntos fueron hechos públicos “gracias al sistema de libertad de información de México, a menudo clasificado entre los más eficaces del mundo”.

Sheridan recupera testimonios de periodistas que lucharon por la creación del instituto de transparencia, como Roberto Rock, Rossana Fuentes-Berain, Enrique Campos Suárez, quienes destacan que significó un relevante avance democrático frente al autoritarismo, entre cuyos resultados están más de 230 mil solicitudes de información al año.

La reportera destaca las virtudes de la ley y del instituto de transparencia de México, elementos que significaron un cambio de juego porque “los ciudadanos pudieron averiguar la cantidad de empleados del gobierno, sus salarios, incluso la lista de invitados para la fiesta de cumpleaños de un presidente mexicano”.

Sin embargo López Obrador ha ido contra el INAI porque, según afirma, es muy caro y no ha logrado acabar con la corrupción. Ello deriva de su idea de que la transición democrática ha sido una farsa que ha beneficiado a una élite y no a los pobres. Así, considera que los órganos constitucionales autónomos como estructuras administrativas hechas para simular el combate a la corrupción y a la impunidad.

Además el presidente se muestra complacido con sus conferencias de prensa para garantizar, según él, el derecho a la información. Los recursos dedicados al INAI sería mejor dedicarlos a educación, salud y programas sociales. Además, propone un sistema en el que respondería a la solicitud de información en 72 horas.

Sin embargo, el reportaje menciona un dato contundente: en el primer año de gobierno de López Obrador las solicitudes al INAI aumentaron en 46 por ciento porque a los ciudadanos se les había negado información.

Muchos críticos de López Obrador señalan que eso evidencia sus tendencias autoritarias, mientras que otros lo explican, como Jorge Zepeda Patterson, para quien lo que el presidente busca es fortalecer al gobierno para modificar prácticas que favorecen a los privilegiados.

Una de las paradojas es que reportajes como los antes mencionados, que recurrieron al sistema de transparencia, ayudaron a levantar la ola de enojo que llevó al poder a López Obrador.

La pieza periodística del Washington Post concluye que es incierto que el presidente pueda desmantelar el INAI y el sistema de transparencia ya que está consagrado en la Constitución, por lo que tendrá que luchar contra la oposición en los congresos federal y estatales.

Pero además del mencionado diario estadounidense, la organización Human Rights Watch (HRW), ha advertido que  transferir las funciones del INAI a entes que responden al Ejecutivo o al Congreso “es una fórmula perfecta para el secretismo y el abuso”.

“Eliminar el INAI representaría un enorme retroceso para el derecho a la privacidad en México” dijo en un comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

De acuerdo con Vivanco, el INAI ha permitido a los mexicanos proteger su derecho a la privacidad y a los periodistas y defensores de derechos humanos obtener la información necesaria para documentar y exponer violaciones de derechos humanos y escándalos de corrupción.

“El Inai ha sido fundamental para la protección de la privacidad y para que el público tenga acceso a información sobre corrupción gubernamental y violaciones de derechos humanos”, manifestó.

Vivanco dijo que eliminar este organismo independiente y transferir sus funciones a entidades que responden al Poder Ejecutivo o al Congreso “es una fórmula perfecta para el secretismo y el abuso”.

Recordó que el ente tiene la facultad de exigir que los organismos públicos, incluyendo al Gobierno, y asociaciones públicas o privadas que manejen datos personales permitan que las personas consulten, cambien o eliminen datos sobre sí mismas.

Indicó que previo a la creación de este organismo el secretismo oficial “era la norma en México”.

Esto, refirió, representaba un gran obstáculo para la defensa de derechos humanos e impedía que los ciudadanos supieran qué información tenía el Gobierno acerca de ellos o que tuvieran alguna posibilidad de opinar al respecto.

Afirmó que López Obrador ha sugerido que la función del Inai podría ser suplida por organismos de auditoría gubernamentales como la Secretaría de la Función Pública, que depende directamente del presidente, o la Auditoría Superior de la Federación, que responde al Congreso.

“Estas instituciones dependen de las mismas autoridades a las que deberían hacer rendir cuentas, lo que significa que no funcionarían como un contralor independiente del secretismo gubernamental”, señaló.

Afirmó que el Gobierno mexicano tiene la obligación jurídica internacional de garantizar que toda persona pueda acceder a información oficial de manera oportuna y con pocas restricciones además de establecer qué datos personales son procesados, almacenados y por qué y solicitar la consulta o eliminación de los mismos.

También, se ve obligado a tener un organismo independiente con la facultad de promover acciones legales contra el gobierno o cualquier autoridad que viole las leyes sobre protección de datos personales.

Además, debe garantizar que toda persona a la que el gobierno niegue el acceso a información pública tenga la oportunidad de apelar esa decisión ante un órgano independiente con la facultad de investigar y resolver quejas, como lo es el Inai.

A mediados de este mes, Vivanco ya había cuestionado la iniciativa de López Obrador de eliminar esa entidad y dijo que si el Gobierno no tiene nada qué ocultar “¿por qué quiere eliminar al Inai?”.(EFE28/01/21). 

El 7 de enero de 2021, López Obrador anunció una propuesta para eliminar varios organismos gubernamentales autónomos incluyendo el INAI.

En México, hace menos de una semana los líderes de cámaras empresariales manifestaron su respaldo a la autonomía del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales y afirmaron que intentar desaparecer al organismo atentaría contra el derecho humano de acceso a la información.

Al participar en el encuentro virtual «La importancia de la autonomía del INAI en el combate a la corrupción», los representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) consideraron que la existencia del INAI forma parte del legado de la democracia en México.

De manera que habremos de contabilizar este tema como uno más de los frentes abiertos que tiene el actual régimen tanto ante la opinión pública nacional e internacional, que van fijando sus respectivas posturas como ya lo han hecho respecto a las propuestas de “Regularizar las Redes Sociales”, la Iniciativa Preferente para la Reforma Eléctrica y esta que pretende desaparecer el INAI, solo por mencionar las más polémicas de las últimas semanas.   

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments