Denuncia Zapopan irregularidades en auditoría a la cuenta pública 2015

    0
    Compartir

    El Gobierno Municipal de Zapopan denunció una serie de irregularidades en la autoría que realizó la Auditoría Superior de Estado de Jalisco a la cuenta pública 2015 a cargo del entonces auditor Alonso Godoy Pelayo, a través de la cual se dictaminó patrimonial por parte de la actual Administración por un monto de mil 283 mil 682 mil 630 pesos.

    Lo anterior lo dio a conocer en conferencia de prensa el Presidente Municipal de Zapopan, Pablo Lemus en compañía de la titular de la Contraloría Ciudadana, Adriana Romo López y del Tesorero Municipal, Luis García Sotelo- quien señaló que se demostrará al Congreso del Estado de Jalisco, que dicha auditoría está plagada de inconsistencias en las observaciones realizadas.

    Además se informó que se procederá de manera legal en contra de Alonso Godoy por utilizar las instituciones y recursos públicos para cobrar venganzas personales.

    “Vamos a ir con los señores diputados y les vamos a pedir a través de la Comisión de Vigilancia que esta cuenta pública (2015) sea regresada a la Auditoría Superior del Estado, pero no ahorita. ¿Por qué no ahorita?, porque Teresa Arellano es un títere del auditor y todos los sabemos. Simple y sencillamente el auditor Alonso Godoy sigue manejando la auditoría desde afuera”.

    Pablo Lemus resaltó la urgencia de que el Congreso del Estado de Jalisco nombre un nuevo auditor superior independiente, para así proceder a la revisión de la cuenta pública 2015 del Municipio de Zapopan a fin de que: “Toda la ciudadanía certifique que todos los recursos en Zapopan han sido manejados de una forma transparente y honesta”.

    Prueba de lo anterior son los cinco reconocimientos nacionales otorgados por organismos reconocidos y de prestigio al Municipio en materia de transparencia presupuestal, transparencia y buenas prácticas.

    “Nos tocó encabezar esta administración durante tres meses, los primeros nueve meses le correspondieron a la anterior administración de Héctor Robles. Nosotros de octubre a diciembre en nuestra administración nos tocó ejercer un monto de 1 mil 45 millones de pesos, eso fue todo lo que ejercimos, de lo cual, la mayor parte de estos recursos fue para el pago de nómina, aguinaldos de los trabajadores del Ayuntamiento (…).Es fundamental que se lleve a cabo una nueva auditoría, profesional, alejada de intereses facciosos y mezquinos revise minuciosamente los gastos que hacemos en Zapopan.

    “Es burda la venganza de Alonso Godoy contra Pablo Lemus. Una cosa si les digo, voy a seguir luchando hasta el último día para meter a la cárcel a Alonso Godoy. Lo vamos a hacer. Estamos reuniendo todas las pruebas de sus propiedades tanto en México como en el extranjero (…). Vamos a presentar las denuncias por enriquecimiento ilícito y los vamos a meter a la cárcel porque hay muchos colectivos y órganos empresariales interesados en que Alonso Godoy se vaya a la cárcel”, enfatizó el Alcalde.

    Entre las irregularidades que el Gobierno Municipal de Zapopan detectó en la auditoría realizada por la ASEJ al gasto público 2015, destacan:

    • La ASEJ de Alonso Godoy declaró limpio el periodos de gobierno de Héctor Robles correspondientes a enero/diciembre de 2013; enero-diciembre de 2014 y enero septiembre 2015 y finca a la actual administración que encabeza Pablo Lemus cargos por mil 283 millones de pesos correspondiente al gasto ejercido en 2015.

    • Finca a la actual administración cargos por 1.4 millones de pesos por el pago a una televisora. En este punto, ASEJ pide información del gasto al Municipio de Zapopan, que a su vez, le entrega dicha documentación. La ASEJ, en lugar de aceptarla, resuelve sancionar porque no se entregó información que pidieron.

    • A Héctor Robles la ASEJ le da por buena una carta compromiso para justificar el gasto de 385 mil pesos por unos conciertos. En cambio, a la actual administración, le fincan cargos por esos conciertos, pese a que se firmó un convenio más formal que la carta compromiso.

    • Van en contra de una orden judicial al consideran que fue excesivo el pago a la empresa PARE por 1.4 millones de pesos.

    • Exigen pagar como daño patrimonial el valor de las áreas de cesión de 58 fraccionamientos. Si eso ocurriera, las áreas de cesión pasarían a ser propiedad de quién las pague, a valor catastral, y se incumpliría el Código Urbano.

    En este punto, se hicieron observaciones a la administración de Robles Peiro por 1 millón 455 mil 340 a diferencia de los 335 millones 858 mil 380 a la administración que preside Pablo Lemus.

    Es necesario destacar que ninguno de los fraccionamientos en cuestión se autorizó en el actual periodo de gobierno. Existen áreas que aún no se entregan al Municipio dado que no cuentan con escrituras.

    • Lo único que encontraron fueron observaciones por 9.4 millones de pesos en Tesorería y 4.6 millones en Obras Públicas. Menos de 1% del total gastado en el periodo.

    Al respecto, la Contralora Adriana Romo López, señaló que de los 1 mil 283 millones de pesos que la ASEJ observó, 1 mil 269 corresponden al tema de fraccionamientos: “El asunto aquí es que a lo mejor el fraccionamiento no se ha terminado o no se ha terminado de vender o construir áreas comunes”.

    El Tesorero Municipal de Zapopan, Luis García Sotelo, informó que la auditoría practicada por el entonces auditor Godoy Pelayo a los primeros tres meses de gobierno del Presidente Lemus, integró más de 300 observaciones contra 75 que se dieron de los meses anteriores durante la gestión de Robles Peiro.

    Mencionó que en octubre 2016 se entregó el paquete de información a la ASEJ con la información completa, además de un sistema visualizador.

    Dicha instancia mandó durante un mes a 49 auditores a las instalaciones del Ayuntamiento quienes revisaron dicha información (contratos, recibos, convenios, facturas, etc.).

    “Es muy laxa la forma en que fueron revisadas y auditadas administraciones anteriores (…). Nosotros creemos que la técnica que fue utilizada por el auditor y los auditores que formaron parte de esta auditoria están contra toda natura, por supuesto que no hay ningún daño patrimonial y por supuesto que es la Comisión de Vigilancia a la que tenemos que llegar que es en el Congreso y establecer nuestros alegatos y comprobaciones que demuestran cada una de las observaciones no solventadas que nos hacen y es la Comisión de Vigilancia la que decidirá si regresa la auditoria para que se vuelva a revisar o si dictamina para que el Congreso la vote”, detalló el funcionario.

    García Sotelo recordó que al recibir la administración se encontró un desorden administrativo, financiero y patrimonial de años. Por ello comentó que: “Es lamentable que auditores se presten a este tipo de anomalías y a decir a que existe daño patrimonial donde no existe.”

    Indicó que el objetivo del actual gobierno es tener una administración eficiente, honesta, efectiva y de resultados.

    Comments

    comments