Inicio COLUMNAS Café Sonoro – ¡Huya, huya, ahí viene la patrulla!

Café Sonoro – ¡Huya, huya, ahí viene la patrulla!

0
Compartir

Por: Carlos Carrizales

Su respiración parece tranquila pero es posible percibir un ligero temor en sus brazos y pretende que su rostro sea indescifrable pero se nota la tensión por cómo aprieta los labios; apunta hacia las personas que están en frente. Estáticas, como si posaran para un cuadro.

Por las patillas el sudor, como si fuera Mersault en la novela El Extranjero de Albert Camus, llevada a canción por The Cure: Puedo dar la vuelta y volver/ O puedo disparar/ Mirando al cielo/ Mirando al sol/ Cualquiera que elija/ Equivale a lo mismo.

La sonrisa y por fin dispara; no esperó a ver la fotografía, solo le lanzó una sonrisa forzada al soldado, tomó a su pequeño hijo que había solicitado al elemento que si salía con él y accedió.

El miembro de la milicia no tendría más de 20 años pero ya inspiraba miedo a la señora que con todo y el temor, puso la cámara de su celular y presionó el obturador, para después alejarse a toda velocidad hacia el lado contrario, mientras el otro subía al vehículo y avanzaba por la Avenida Juárez esquina 16 de Septiembre del Centro de Guadalajara.

Esto sucedió hace unos años y al ver la escena, se implantó en mi mente: ¿Realmente nos sentimos protegidos por el ejército? ¿Por las policías estatales o municipales?

Se ha mencionado muchas veces su labor en tragedias, pero ¿A qué se debe el temor? ¿El rechazo? Si bien es cierto es que una cantidad de personas que sufrió algún abuso es menor, es que de manera colectiva.

En W.M.A, Pearl Jam criticó que los policías Entrenados como perros/ Color y olor/ Camina a mi lado/ Para llegar a Él.

Detener solo porque a criterio de los oficiales, tienen «mala pinta». Al respecto, el rapero venezolano, junto con Apache, otro artista del género, cantaron de una manera secuencial, cómo es este proceso del prejuicio por la apariencia: A la derecha/ antes de las «buenas tardes»/ de inmediato noto que su educación es pobre/ Antes que hable me pide identificación/ Con una fea expresión viendo a mi pana de color y a mis tatuajes.

Durante años, las personas hablaban de los abusos y había dos escenarios: los que lo vivían (y sobrevivían para contarlo) y los que escuchaban al respecto, no obstante la veracidad de los hechos cobró fuerza gracias a las redes sociales y podemos ser testigos de los abusos policiales, como el sonado en Minneapolis, Estados Unidos, cuando George Floyd murió por un elemento quien usó la fuerza para someterlo, pero su brutalidad fue tanta que terminó sin signos vitales.

Eso desencadenó un movimiento social importante y trascendental, aunque muchos se treparon al barco por mercadotecnia más que por verdadera causa social.

Canciones como I can’t breathe del grupo estadounidense de doom metal/fusión Zeal & Ardor, en el que además de emular lo dicho por Floyd y otro afroamericano que murió en condiciones similares años antes, la portada del E.P.,  son dos porras como las que usan los policías, pero acomodadas de tal manera que simula una cruz invertida, lo que demuestra la rabia contra los hechos.

Molotov, con su primer y polémico disco, utilizó en Gimme the power a las «mordidas» como primer frase: La policía te está extorsionando/ Pero ellos viven de lo que tú estás pagando. Sin embargo, la vuelta de tuerca viene cuando mencionan la impunidad y a que quienes gobiernan, son omisos a pesar de las quejas.

La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, con su estilo fresco de reggae, cantan sobre las palizas proporcionadas por los policías: En un sucio callejón/ Despiertas sin recordar nada de lo que pasó/ Te duelen hasta los pies/ No traes chamarra, no traes dinero/ No traes zapatos y ya no traes pelo/ sales de ese callejón… ¡corriendo!

Y corriendo, tal como lo hizo aquella mujer que quizá directamente no sufrió un abuso de algún elemento de seguridad, la mayoría de nosotros también preferimos huir de ellos, pero lo peor es que muchas víctimas no acuden a quienes nos tendrían que cuidar, porque es su trabajo, ya que simplemente la confianza en ellos es tan escasa como la posibilidad de que realmente tengamos una justicia como sociedad, aunque es una promesa hecha cada tres o seis años, según las elecciones.

Hasta la próxima.

Recomendación musical de la semana:

Artista: Mudhoney 

Canción: Hate the Police

Álbum: Superfuzz Bugmuff

Género/Estilo: Grunge/Rock Alternativo  

Año: 1988 

Enlace: https://open.spotify.com/track/17lJiJ6NuBY6VHeEUVL2be?si=8yYscGdjQJCGD-Oi_P7pGQ&utm_source=copy-link

Comments

comments