Inicio COLUMNAS Autorización engañosa de AMLO

Autorización engañosa de AMLO

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Sobre el anuncio que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) la mañana del viernes 22 de enero en su conferencia de prensa, respecto a que emitiría un decreto otorgando su autorización para que empresas y gobiernos estatales puedan adquirir vacunas contra COVID-19, es preciso señalar que aun cuando la noticia ha sido motivo de regocijo, hay candados que por el momento hacen imposible que se pueda proceder en consecuencia, toda vez que existe un “registro de emergencia” que actualmente tiene la vacuna del SARS-CoV-2 que hace que solo los Gobiernos de las naciones puedan adquirirla. De manera tal que, pareciere que el presidente concede una autorización engañosa, a sabiendas de que aprueba comprar algo que es incomprable porque simple y sencillamente no está a la venta. 

Y es que, la realidad es que la vacuna no se puede comprar porque no está a la venta a particulares en ninguna parte del mundo. Las únicas firmas que tienen la autorización de distribución por emergencia hasta ahora son Pfizer-BioNTech y Moderna; pero no para su comercialización, pues independientemente de ello, están fabricando con una enorme demanda; es decir no se están haciendo presentaciones comerciales, y no lo harán dentro de muchos meses, cuando la emergencia haya pasado. 

Así lo ha venido repitiendo en diversos medios de comunicación el especialista en temas de salud, Xavier Tello.

El doctor Tello ha alertado que en este momento, nadie más que los gobiernos de las naciones, pueden comprar  las vacunas contra COVID-19, por más que en México el presidente dé su autorización para que las puedan adquirir gobiernos estatales e iniciativa privada.

“Cuando tengan autorizada su comercialización no habrá necesidad de pedir permiso a nadie, ni al gobierno para comprarlas porque en este país esos temas ya están regulados por las leyes”, señala el especialista. 

Desde antes de que las primeras vacunas para covid llegaran a México ya había surgido la interrogante de porqué no permitir que el sector empresarial pudiese conseguir  los biológicos para que las personas que estuviesen en condiciones económicas de pagarlas pudieran comprarlas de manera que también se aligerara la carga en cuanto al desembolso económico que haría la Federación. 

Entonces conocimos la existencia del mencionado candado. 

El doctor Tello, ha explicado que no es que el gobierno de México estuviera “prohibiendo” la venta, sino que las vacunas disponibles en el planeta solamente cuentan con «autorización para uso de emergencia”. 

Como su nombre lo indica, esto solamente permite su utilización durante la emergencia. En un lineamiento paralelo al de la FDA, COFEPRIS en México,  otorgó el mismo estatus regulatorio para la vacuna de Pfizer-BioNTech, según explicó el galeno.

“Antes que nada, hay que entender que las vacunas contra covid-19 ya aprobadas (PfizerBioNTech y Moderna), se encuentran aún en fase 3 de sus estudios clínicos. El resto de vacunas no ha llegado a esta fase y por lo tanto ni siquiera pueden aplicar a un uso de emergencia.  Para que un medicamento, biológico  o dispositivo médico pueda ser comercializado de forma privada, requiere de un  registro sanitario completo. En el caso de México, como en el de otros países, esto requiere completar, documentar perfectamente y someter a COFEPRIS un dossier que incluye: certificados de buenas prácticas de manufactura, certificaciones analíticas y de estabilidad, control de calidad y procesos de análisis del biológico, con los cuales aún no se cuenta.

En este momento, toda la producción de los laboratorios que ya cuentan con autorización de uso de emergencia, está siendo encaminada a proveer directamente a los gobiernos de los países y las entregas que han contratado son para atender de manera gratuita a sus ciudadanos; es decir, ningún laboratorio cuenta en este momento con presentaciones comerciales de sus vacunas, ni inventarios para comercialización privada. Una vez más, no hay nada qué comprar, porque no hay nada a la venta”.

Xavier Tello también echó abajo rumores en el sentido de que las principales cadenas comerciales de Estados Unidos tendrían las vacunas en venta.

“Quizá el mito más grande que leemos en este momento, es el de que la vacuna será libremente comercializada en los Estados Unidos.

Esta confusión surge porque, el gobierno norteamericano ha decidido celebrar contratos con la iniciativa privada para que sean ellos quienes ayuden en la labor de vacunación. Por ello, vale la pena aclarar unos puntos:

Las vacunas no se venderán libremente en los Estados Unidos. Algunas cadenas de farmacias han sido contratadas  para administrarla, por lo que la vacuna será gratuita, aunque las farmacias pueden cobrar el costo de la inyección el cual será reembolsado por el sistema de salud o aseguradora que tenga cada persona.

Si las vacunas son o no administradas de manera indiscriminada, es una potestad de cada estado. Sin embargo, es posible que se solicite una identificación (como el número de seguro social), con el fin de llevar un registro adecuado. Si este es el caso, que no cuenta con una identificación válida en los Estados Unidos, podría no ser vacunado. Esta decisión depende de cada estado.

El proceso de vacunación en Estados Unidos tiene un calendario que establece que la población general podrá aplicarse la vacuna, seguramente, hasta finales de la primavera. Por lo tanto, quien tenga pensado viajar a los Estados Unidos a intentarlo, puede esperar a esas fechas. Para entonces, debería también estar disponible en México.

Si alguien piensa que puede sortear los puntos 1, 2 y 3, deberá tomar en cuenta que las primeras vacunas de Pfizer BionTech y de Moderna, requieren dos dosis; por lo tanto deberán permanecer de viaje los 21 días requeridos para las dos dosis”. 

De manera que, aunque como ya decía, el anuncio del presidente fue bien recibido, incluso hasta por la Alianza Federalista, ese mismo grupo le dejó saber que no se deben crear falsas expectativas.

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, dijo además que el anuncio del presidente fue tardío.

“Sobre el anuncio del Presidente, lo que decimos es: le tomamos la palabra; porque hemos pedido desde hace mucho que se tomara esta decisión, pero también decimos que tenemos que cuidar que no se genere una expectativa falsa en la población, porque en la tardanza en esta definición que se tomó el día de hoy hizo ya que los contratos de muchos países con los laboratorios hagan que sea muy difícil conseguir las vacunas”, destacó Alfaro Ramírez. 

Reiteró que ante esta emergencia, se convocaría de inmediato a empresarios y miembros de la mesa de salud para formar una comisión para la compra de estas dosis, dejando claras las condiciones de adquisición, importación y existencia de las dosis, esto debido a que países tuvieron acceso primero a contratos con las farmacéuticas. 

Sin embargo, dada la información reiterada por el doctor Xavier Tello, habrá que esperar que se salve ese impedimento que por ahora se tiene, de manera que se haga factible que en breve los gobiernos estatales y la iniciativa privada estén en posibilidad de comprar directamente a las empresas farmacéuticas los antivirales para avanzar en la inmunización que, no está por demás mencionarlo, resulta apremiante para evitar más contagios y más muertes en nuestro país que sufre gravemente a causa de la devastadora pandemia.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments