Inicio COLUMNAS Aeropuerto Felipe Ángeles acumula críticas

Aeropuerto Felipe Ángeles acumula críticas

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Cada vez más voces autorizadas se suman a la lista de quienes observan como un ‘riesgo latente’ la anunciada próxima puesta en marcha del aeropuerto Felipe Ángeles, de la Base Aérea de Santa Lucía, y ven con reservas este proyecto que el presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para su edificación, mismo que ha prometido inaugurar en marzo de 2022.

En días pasados, quien alertó al respecto fue María Larriva, controladora de tráfico aéreo, tras señalar que de lo que se conoce hasta ahora, el Aeropuerto Felipe Ángeles, representa un peligro latente, está fuera de norma y es inoperable debido al mal rediseño del espacio aéreo mexicano.

Con 27 años de experiencia, consultora y académica, la operadora advirtió que “el nuevo y mal rediseño hace rutas más largas, se vuela más tiempo sobre la ciudad, vuelan en zonas donde no se volaba antes y se gasta más combustible, lo que afecta directamente la operación de las aerolíneas”.

Destacó que hasta el momento, “en el nuevo aeropuerto no se han hecho pruebas, solo shows. Está fuera de norma y no es compatible con el aeropuerto de la Ciudad de México”. 

En entrevista con el periodista Guillermo Ortega, en EL FINANCIERO Bloomberg, la investigadora de incidentes y accidentes de aviación por la Universidad del Sur de California sostuvo que “es una mentira que vayan a operar los dos aeropuertos (Santa Lucía y AICM) en forma simultánea a su máxima capacidad, eso no es posible; hay estudios internacionales que así lo demuestran. Habrá riesgos de acercamientos y de colisiones”, advirtió.

Un rediseño tiene que ser perfectamente practicado en simuladores y no hicieron esas pruebas, no las tienen”, sostuvo.

Por lo anterior –estimó– “de aquí a marzo no van a tener la parte aeronáutica resuelta. Entiendo el gran esfuerzo que está haciendo la Secretaría de la Defensa en hacer un ‘superaeropuerto’, con instalaciones atractivas para la gente, pero la parte aeronáutica no está resuelta”, recalcó.

Aunque el arquitecto Francisco González-Pulido, ideó el plan maestro para la edificación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, su aportación e ideas se quedaron en los planos.

Su participación en la edificación de este puerto está lejos de incidir en la ejecución que realiza la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que inaugurará el próximo 21 de marzo de 2022. 

Es por esta razón, que el arquitecto mexicano ha sido muy cauteloso al señalar que el proyecto final pueda distar de lo que su despacho concibió. 

“Desafortunadamente no estoy involucrado en la obra, mi contrato es limitado y eso es muy triste para el proyecto, porque no garantiza que se va a realizar como yo lo ambicioné, como se diseñó y ese es un tema que es peligroso”. 

En entrevista con Forbes México, González-Pulido alertó que la centralización en el diseño y construcción de una obra de infraestructura de este tipo, pone en riesgo el resultado final del aeropuerto. 

-¿Pese a lo que ha visto u oído sobre la construcción, le preocupa cómo quede al final?, se le cuestionó. 

-Me preocupa mucho que mi obra no esté plasmada con mi visión”, afirma. 

-“El problema está en que proyectos como estos cada quién tiene que entender su rol muy bien y en este proyecto yo soy el arquitecto, el plan maestro, el modelador de escenarios de espacio aéreo”. 

El presidente López Obrador encomendó en 2019 al Ejército mexicano la edificación del AIFA y dio como plazo dos años y medio para su construcción. Hasta el momento, la obra tiene un avance de cerca de 80%. 

“Cuando tienes esa claridad de la función que cada uno tiene y lo empeoradas para que ejecute su función, si tiene el equipo correcto, será un proyecto extraordinario, cuando centralizas eso en una sola entidad puede ser muy peligroso porque se convierte en juez y parte”, alertó.

Las palabras del arquitecto quedan como una forma de des marcación entre el proyecto que él vendió y el trabajo que están desarrollando los militares de la Defensa Nacional, quienes entre los muchos encargos que les ha entregado el actual régimen, les puso en sus manos la papa caliente que significa la edificación del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, que con el 80 por ciento que lleva de avance en su construcción, no se ve por dónde pueda siquiera intentar competir con el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México -que dejó empezado el expresidente Enrique Peña Nieto y que López Obrador destruyó- o con terminales aéreas que verdaderamente son una joya de la arquitectura moderna como el Changi de Singapur que ha ganado ocho años consecutivos como el mejor del mundo con todo y su cascada interior que mide 40 metros de altura, siendo la mas alta del mundo y que por las noches se convierte en una pantalla para la proyección de un espectáculo de luces que los visitantes pueden apreciar todos los días, o el Aeropuerto Internacional Hamad de Qatar que este año fue calificado como el mejor del planeta desbancado al de Singapur.  

Todavía recientemente el presidente López Obrador presumió que el Felipe Ángeles es la construcción más importante y grande del mundo, y aseguró que cuenta con la tecnología más avanzada. Ya lo veremos.

El asunto es que el aeropuerto de Santa Lucía está programado para iniciar operaciones en marzo del 2022, pero para entonces tanto el aeropuerto como el sistema de administración del espacio aéreo deberán contar con la certificación internacional que es necesaria y que garantice a todas las aerolíneas un funcionamiento, seguro, eficiente y financieramente adecuados.

Tema aparte es el que se refiere al sistema de conexión terrestre entre tres aeropuertos (AICM, el aeropuerto internacional de Toluca y Felipe Ángeles de Santa Lucía) que deberá ser seguro, moderno, rápido, adecuado y eficiente no solo para pasajeros civiles y para militares sino para toda clase de equipo y enseres. Un reto monumental que ya se verá si se logra.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1


Comments

comments