Lo que tus pies revelan sobre tu salud

Lo que tus pies revelan sobre tu salud

99
0
Compartir

Los pies, además de soportar nuestro peso durante todo el día, resultan ser importantes para ayudarnos a identificar algunos problemas de nuestra salud física; sin embargo muchos de nosotros no ponemos la atención que esta parte de nuestro cuerpo requiere y por lo tanto dejamos pasar de largo las señales relacionadas a la salud que nos envían. En realidad es muy importante que conozcamos nuestros pies y que estemos atentos a los cambios que en ellos se presenten.

A continuación te presentamos algunas características en relación a la forma, textura y color que debemos tomar en cuenta cuando observemos nuestros pies y que nos pueden indicar algunos problemas de salud:

Calambres. La molesta y dolorosa sensación de espasmos en el arco del pie comúnmente son el resultado de los casos en que nuestros músculos no están preparados para una actividad física repentina, en otras palabras, nuestros músculos no están obteniendo el suficiente oxígeno, ya que nuestro cuerpo puede estar deshidratándose. Los calambres en pies pueden deberse también a compresión de los nervios o a una mala circulación en los pies.

Dolor de talón. El uso de calzado muy apretado, el golpeteo repetitivo en los pies en superficies duras, como cuando corremos o incluso el permanecer sentados durante largos periodos de tiempo puede provocar un dolor agudo y tensión en la planta del talón; lo anterior puede ser indicativo de una fascitis plantar (inflamación del tejido fibroso que abarca la planta del pie, desde el talón hasta los dedos), la solución puede ser disminuir la actividad física, cambiar el calzado y realizar ejercicios de estiramiento.

Pies fríos permanentemente. Una de las causas de que los pies tengan una baja temperatura puede deberse a un flujo sanguíneo deficiente que puede relacionarse con el tabaquismo, sedentarismo, hipertensión arterial o enfermedad cardiaca. Otras posibles causas de los pies fríos pueden ser los daños en las terminaciones nerviosas debido a una diabetes mal controlada, hipotiroidismo y anemia.  

Pies hinchados. A no ser que hayamos estado parados por mucho tiempo, hayamos tenido un largo vuelo en avión o, en el caso de las mujeres, se curse por un embarazo, los pies hinchados pueden significar alteraciones importantes de salud como deficiencias circulatorias, alteraciones del sistema linfático o coágulos de sangre.

Uñas cuchara (coiloniquia). En este caso las uñas se encuentran anormalmente delgadas y pierden su convexidad, llegando a quedar planas o incluso cóncavas (como una cuchara); este signo puede deberse a un cuadro de anemia, especialmente por falta de hierro (ferropénica) debido a una hemoglobina deficiente en la sangre.

Uñas del pie amarillas. A pesar de que las uñas van adquiriendo una color amarillento con la edad, este cambio de pigmentación puede ser un signo de psoriasis que es una enfermedad autoinmune de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración).

Recuerda siempre acudir a tu médico en vez de autodiagnosticarte y medicarte, no todas los cambios en el cuerpo, incluidos los pies, deben representar enfermedades catastróficas, sin embargo cualquier cambio debe ser preferentemente valorado por un médico.

Comments

comments

No hay comentarios