5 hábitos que llevan a la infidelidad

5 hábitos que llevan a la infidelidad

98
0
Compartir

Es importante destacar que tú no eres su carcelera y que si él te quiere ser infiel encontrará la forma. Pero si evitas estos hábitos y los aplicas a los dos, puedes minimizar las posibilidades de una infidelidad

Muchas de las decisiones que tomamos en la vida impactan de una manera de la que no somos conscientes y por eso no podemos medir sus consecuencias. Un ejemplo simple es si decidimos no ahorrar para nuestra vejez, asumiendo que habrá tiempo para eso, y cuando menos lo esperamos envejecimos y nos convertimos en una carga para nuestros hijos. Durante la vida de casados, hay decisiones que tomamos que forman hábitos, que luego serán los precursores de una, casi inevitable, infidelidad.

¿Libertinaje o libertad?

Nada es mejor que el sentimiento de ser libre, sobre todo si esa libertad está fundada en una profunda confianza. Darle libertad a tu pareja es uno de los consejos que muchos profesionales dan a las parejas que están pasando por dificultades, pero hay un problema con este hábito: todos los seres humanos necesitamos límites, y no hay nada de malo en ello.

La libertad absoluta, en donde tu confianza es ciega, es el primer paso al libertinaje y el camino a errores como la infidelidad. La libertad en la pareja para que funcione viene acompañada de una tarea, que es contarle al otro qué hiciste con tu libertad. Si este paso se omite, y cada uno hace su vida por su lado, lo más probable es que tu relación tarde o temprano termine mal. Saber la contraseña del teléfono de tu esposo y que él sepa la del tuyo, no es quitar libertad, lo es para quien está en algo turbio, pero no para quien no tiene la intención de dañarte.

Lo importante de fijar reglas a la libertad es que un hombre que sabe que tú estás involucrada en su vida en todos los aspectos, será menos propenso a ni siquiera considerar la idea de serte infiel.

A veces mentir está bien

No mientas si no quieres que te mientan. Ser siempre honesta con tu pareja te da la “autoridad” de pedir lo mismo a cambio. El matrimonio a veces se parece mucho a la maternidad. Tus hijos tratan de empujar los límites cada vez que pueden para probar que tan profundas son las aguas en las que se están por meter. En el matrimonio funciona igual, si tu le dijiste a tu esposo que no ibas a gastar mas dinero en ropa, no vayas y te compres algo nuevo a sus espaldas. Aunque te parezca insignificante, esto genera que los límites de tu pareja se desplacen y la “mentira piadosa” ocupe un lugar en sus vidas.

No está presumiendo, son amigos desde chicos

Mi abuela siempre decía que la carne es débil y que el diablo siempre anda suelto viendo a dónde puede meter la cola. Ni tú, ni tu esposo tienen la necesidad de tener encuentros con amistades del sexo opuestos sin la presencia del otro. Obviamente puedes hacer excepciones a esta regla en casos sumamente justificados, pero si tu esposo comienza a sentir la necesidad de frecuentar a su amiga de toda la vida, pon atención. Por supuesto que hay amistades que son como familia, y que tú debes usar tu criterio, pero sea como sea, el hecho de que tu esposo pase tiempo a solas con otra mujer, no es, ni será bueno. Si tiene una mejor amiga, hazte tú amiga de ella, al fin y el cabo si ella es en realidad su amiga, también puede ser tu amiga, después de todo tú eres la mujer que hace feliz a su mejor amigo.

La alianza de casados le da alergias por eso no la usa

Esta es una puerta peligrosa de cruzar. Si bien los hombres han sido y seguirán siendo infieles con o sin anillos, pero de todos modos dejar que la ausencia del anillo se convierta en un hábito es como comenzar a caminar por el filo de la cuchilla. Todos cruzamos docenas de personas a diario, y no tiene que ser en una reunión o un baile. Conoces gente en el ascensor, en el estacionamiento, en el mercado, en todos lados. Y tú como mujer sabes, que cuando una mujer es soltera y ve a un hombre que le atrae, lo primero que hace es mirarle la mano para ver si es casado. Si el anillo no está ahí, ella piensa que tiene luz verde y pasamos a lo que mi abuela llamaba: Tentar a la tentación.

No le gusta poner fotos de la familia en línea por que es peligroso

Si tu esposo usa las redes sociales con frecuencia y tú no estás en ninguna de las fotos de su perfil o si estás, limitó la audiencia (usó los límites de privacidad para limitar quien puede y quien no puede verte) es mejor que hables sobre esto.

Es más común de lo que piensas que los hombres hagan esto usando la excusa de que es peligroso poner fotos en la familia en las redes. Por cierto, es verdad que hay un riesgo detrás de las redes y hay millones de casos en los que las fotos han servido desde para burlas hasta para robo de identidad. Sin embargo, las fotos de tu familia en las redes también sirven para poner límites y para dar un mensaje a los demás. Las fotos muestran que no tienen ningún problema de que el mundo entero se entere de que están juntos y de que son felices.

Es importante destacar que tú no eres su carcelera y que si él te quiere ser infiel encontrará la forma. Pero si evitas estos hábitos y los aplicas a los dos, puedes minimizar las posibilidades de que alguien con malas intenciones se aparezca en sus vidas, y en un abrir y cerrar de ojos, destruya lo que tanto les costó construir.

Comments

comments

No hay comentarios