Inicio COLUMNAS Yo defiendo al INE

Yo defiendo al INE

0
Compartir

Por: Verónica Juárez Piña

La creación del Instituto Nacional Electoral, surge como parte del anhelo democrático de diversos sectores sociales de instituir un organismo autónomo, ajeno a la intromisión del Gobierno Federal y los gobiernos estatales, capaz de organizar elecciones equitativas y transparentes, y que le diera certeza al conteo de los votos emitidos por la ciudadanía en las urnas.

El surgimiento del INE, antes Instituto Federal Electoral (IFE), está directamente vinculado con la transición, que se concretó con la alternancia en el gobierno del año 2000 y el desarrollo de la consolidación de la democracia de los años posteriores.

La estabilidad democrática que se ha vivido en las últimas cuatro décadas en el país, no se podría entender sin el INE, y su antecedente el IFE, al organizar de manera eficaz los procesos electorales, apegado a los principios de legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad, establecidos en la Constitución de la República.

Defender al INE, es proteger el Estado de Derecho y la gobernabilidad de México y, por el contrario, descalificar al Instituto, es vulnerar la democracia.

Por ello sorprende la denuncia presentada, ante la Fiscalía General de la República, por el diputado Sergio Gutiérrez Luna, integrante de Morena y presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, en contra de las y los consejeros del INE, por el hecho de que estos tomaron la determinación de suspender la consulta de la revocación de mandato del presidente. Esta denuncia no contó con el respaldo de los grupos parlamentarios de oposición.

Suspender provisionalmente la consulta fue una decisión que se enmarca en las facultades del Consejo General del INE y que, ante la resolución de la Suprema Corte de Justicia, será retomada.

Eso es legalidad, ajustarse a lo que mandata la Constitución y los poderes públicos, lo demás son gestos autoritarios, como en los que incurren López Obrador y su partido, que están haciendo un uso ilegal de las instituciones para obligar al INE a realizar la consulta de revocación de mandato, cuando ellos mismos lo dejaron sin recursos suficientes para realizarla.

Es urgente cerrar filas en defensa del Instituto Nacional Electoral, porque es un organismo fundamental para la democracia de nuestro país y un baluarte frente a las ambiciones de AMLO de apoderarse de la organización de las elecciones para favorecer a la 4t y a Morena.

Comments

comments