Inicio ESTILO DE VIDA Viajar con niños no debe parecer una mudanza

Viajar con niños no debe parecer una mudanza

0
Compartir

Durante las vacaciones estivales se realizan el mayor número de viajes en familia, aprovechando las vacaciones. Pero viajar con niños supone un esfuerzo adicional en lo que a tomar precauciones se refiere. Por ello, los Pediatras de Atención Primaria de la SEPEAP creemos conveniente repasar las cuestiones más relevantes. La doctora Belén Aguirrezabalaga González, pediatra del Centro de Salud Contrueces-Vega (Gijón) nos da los siguientes consejos:

1. Asientos infantiles y medidas de retención en el coche

En coche, debemos revisar los asientos adecuados a la edad de cada niño, así como los cinturones de seguridad. En la página web de la Dirección General de Tráfico, se puede encontrar toda la información necesaria sobre los sistemas de retención infantil y modos de uso adecuados. Los niños no deben ocupar los asientos delanteros Recordemos también la probabilidad de que algún niño pueda marearse. Para ello conviene llevar bolsas de plástico que puedan usar si las necesitan y evitar comidas copiosas antes del viaje. No se aconseja el uso de aparatos electrónicos varios ya que fijar la vista en un punto cercano incrementa la sensación de mareo.

2. Bebida o comida en el avión para compensar las diferencias de presión

Si viaja en avión: los trayectos cortos solo nos encontraremos con la molesta sensación en los oídos al despegar y aterrizar, que se puede combatir bebiendo ó masticando algo, según la edad del niño. En trayectos algo más largos, recuerden llevar algo de bebida y estirarse cada cierto tiempo.

3. Tarjeta médica, nacional o internacional
Es indispensable viajar con la tarjeta sanitaria de los niños y cartilla de vacunas Si la estancia es en el extranjero informarse de convenios en términos sanitarios en el país de destino ya que puede ser útil contratar un seguro general de viajes o un seguro especial en aquellos países donde los riesgos sanitarios son importantes. En la página web del Ministerio de Sanidad, se encuentra un documento de consejos sanitarios para viajeros internacionales.

4. Vacunas al día

En los viajes internacionales, debe programarse con antelación la posibilidad de que el país de destino exija un Certificado Internacional de Vacunación, con vacunas obligatorias para entrar en determinados países, especialmente los de los continentes africano, sudamericano y para el sur de Asia. Para ello debemos acudir a un Centro de Vacunación Internacional o consultar la localización en la página web del Ministerio de Sanidad. Si el viaje es a un país tropical, además, conviene analizar qué tipo de enfermedades precisarán tratamiento farmacológico previo. Para ello se puede consultar en la revista de la SEPEAP, Pediatría Integral.

5. Fotoprotección

Exposición solar y fotoprotección, como medidas generales debemos recordar:

a. evitar la exposición solar prolongada, especialmente en las horas centrales.

b. utilizar sombrilla, o buscar sitios con sombra.

c. gafa de sol con filtros UVA/UVB.

d. usar cremas solares con factor de protección, resistentes al agua y no como única medida de protección, con filtro siempre superior al 15.

6. Ropas adecuadas y repelentes

Durante los viajes es conveniente llevar ropa cómoda y holgada. Si vamos a estar muy expuestos al sol, quizás convenga llevar ropa de manga larga. En zonas donde haya abundancia de mosquitos esta especialmente recomendado debido a que son grandes trasmisores de enfermedades infecto-contagiosas. En caso de ir a una zona con mosquitos es importante usar repelentes.

7. Botiquín

Siempre será conveniente llevar un mínimo de imprescindibles en un botiquín para solucionar pequeños problemas: gasas, tiritas, algún antiséptico, antitérmico de uso habitual. La medicación para el mareo (cinetosis) durante el viaje debe ser usada con prudencia, previa consulta médica.

8. Medicinas para enfermos crónicos

En caso de viajar con niños con enfermedades previas o crónicas conviene llevar los informes médicos pertinentes. Además, debemos asegurarnos de llevar la medicación necesaria para toda la estancia programada. Los niños asmáticos y alérgicos deben llevar su medicación «de rescate»: inyección de adrenalina para las alergias, los nebulizadores, etc

9. Paciencia y comprensión

Viajar supone un cambio de rutinas y hábitos que a veces los adultos no notamos tanto ni consideramos que sean tan graves como los niños. Ellos tienden a actuar dentro de rutinas y espacios habituales, por lo que pueden actuar de forma adversa o molesta ante los cambios. Tenga paciencia mientras se adapta y trate de disfrutar con ellos del nuevo entorno y las posibilidades que le ofrece.

Comments

comments