Trump propuso draconianos recortes presupuestarios en ayuda a Latinoamérica y asistencia social

    0
    Compartir

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó hoy al Congreso su primera propuesta presupuestaria, que propone eliminar el déficit fiscal con draconianos recortes en la ayuda a América Latina, así como en asistencia social y cobertura médica a los ciudadanos de menores recursos de su propio país.

    El recorte a la ayuda a Latinoamérica incluye reducciones a la asistencia proporcionada a todos los países del continente, un cambio que podría notarse especialmente en México y Centroamérica.

    El presupuesto -que se presentó hoy, debe ser aprobado por el Congreso y podría sufrir cambios- concede 37.600 millones de dólares al Departamento de Estado, de los cuales 1.093 millones van a parar a las operaciones en el continente americano y el Caribe, un descenso de 614 millones respecto al año fiscal 2016.

    El desglose país por país de ese presupuesto contempla fuertes recortes en la ayuda a México (que recibiría 87,7 millones de dólares), Guatemala (80,7 millones), Honduras (67,8 millones), y El Salvador (46,3 millones), cantidades a las que deben sumarse los fondos dedicados a programas de drogas, seguridad o democracia en el continente.

    Mucho más voluminosos aún son los recortes de 3,6 billones de dólares en diez años a programas de asistencia social y cobertura médica para ciudadanos de menores recursos. La propuesta, que aún debe atravesar el Congreso es más una declaración de prioridades políticas que un documento económico.

    Entre los principales afectados por el plan de Trump se encuentra el programa Medicaid, que ofrece cobertura sanitaria a los ciudadanos de menores ingresos, y que verá reducidos sus fondos en 610.000 millones de dólares.

    El plan para el año fiscal 2018 promete eliminar el déficit presupuestario que se prevé cierre 2017 en el 3,1 % del producto interior bruto (PIB) a lo largo de una década y promete al mismo tiempo aumentos de gasto en las partidas de Defensa y Seguridad Fronteriza.

    «Ya no vamos a medir la compasión por el número de programas de asistencia social y el volumen gastado en esos programas. Necesitamos a todo el mundo empujando en la misma dirección», afirmó Mick Mulvaney, director de la Oficina de Gestión de Presupuesto de la Casa Blanca, en una conferencia de presentación del documento.

    «La fea verdad es esta: jamás se podrá equilibrar el presupuesto con el crecimiento actual del 1,9 %. Eso no va a pasar», agregó Mulvaney.

    Trump ha criticado la desmesurada subida de programas sociales impulsados por su predecesor, Barack Obama, durante la crisis financiera de 2008 y 2009, puesto que, a su juicio, no incentiva la vuelta al mercado laboral de muchos beneficiados y contribuye al desequilibrio de las cuentas públicas.

    Comments

    comments