Inicio COLUMNAS Sexenios de Corrupción en el IPEJAL

Sexenios de Corrupción en el IPEJAL

0
Compartir

Por: Carlos E. Martínez Villaseñor

Lo que fue una gran institución, pareciera que se convierte cada administración pública en la caja chica del Estado y de funcionarios públicos en turno.

La historia misma, de la fundación de las pensiones en el Estado marca acciones, señalamientos, reformas, defensas… mencionando solo algunos, el primer pensionado por el Gobierno de Jalisco, fue el general Luis Quintanar, impulsor del federalismo jalisciense en los años 1822 a 1824, mismo que después de temas políticos, se la retiraron. Continuando entre pasajes, la primera vez que en la legislación estatal aparece el término jubilación, se hace mención el 25 de septiembre de 1847, por parte del gobernador Joaquín Angulo en el Plan General de Enseñanza Primaria. Continuando en una recopilación histórica, el gobernador Agustín Yañez, en 1953, puso en vigor la Ley de Pensiones Civiles para el Estado de Jalisco, y al año siguiente la creación de la Dirección de Pensiones como instancia oficial permanente.

Entre generales, gobernadores, funcionarios públicos, profesionistas mayormente maestros… fue como se construyó un sistema impecable, para la seguridad económica de sus afiliados. Es increíble, como se ha destruido al día de hoy. La propia Contraloría Estatal señaló como resultado, el desfalco de aproximadamente 2 mil millones de pesos. Esta es la magnitud del problema. Inversiones de alto riesgo, nóminas, empresas de carente credibilidad financiera, proyectos donde la seguridad económica de un retorno, por supuesto que pareciera chiste o una broma. ¿En qué lugar queda un trabajador que toda su vida, le han retenido de su pago, la aportación a Pensiones del Estado? ¿Qué seguridad financiera goza?. Puede usted creer, que me imagino que sí, ¿que, durante administraciones gubernamentales, se excedieron en el límite de inversiones?, esto es una burla. Nadie vio, nadie supo, pero el dinero ya se fue. Se dice que son cerca de 25 empresas relacionadas. Se exige justicia, no más impunidad a quienes resulten responsables, y que las responsabilidades ilícitas paguen.

Uno de los temas que están en mesa, es tratar de recuperar lo que se pueda, como el tema completo de la Villa Panamericana. Sabiendo el problema ecológico, político, social y económico que esto refleja, el IPEJAL se juega 340 millones de pesos. ¿Quiénes integran el Consejo de Inversión?, que poco se dice. ¿Hasta dónde la sección 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), o el FSESEJ, o el FESIJAL , están involucrados? No es posible que un desbanco de 2 mil millones de pesos, nadie sepa nada. En algunas notas de entrevistas, mencionan que fueron “inversiones millonarias en donde ni siquiera se garantizaba la tenencia legal de la tierra. Entre otros”.

El esquema financiero del IPEJAL, pareciera de un banco local o incluso, una caja popular; donde se pueden transferir, pagar, depositar y esperar al siguiente mes, para contar con más dinero de los trabajadores del Estado. Tendremos que ver ahora, la continuidad de las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción. Administraciones desde hace 4 sexenios. Ojalá el Gobierno de Jalisco, exponga con detalle lo que ocurre, pero sobre todo, exponga a los funcionarios que de manera arbitraria manejaron los recursos públicos a su antojo. La situación económica en el país, ya es compleja, pero para los Estados de la República es muy delicada en este 2022; el respaldo gubernamental en un esquema de apoyo financiero hacia el IPEJAL, estoy seguro que sería muy muy difícil lograrlo.

La estrategia de recuperación financiera, planes de inversión a corto plazo, recaudación precisa, y un esquema de gasto fijo corto, podría ser un respiro ante esta ola de corrupción política. Y dije bien, política. Es momento que, en Jalisco, quienes manejan los recursos públicos de manera corrupta, sean castigados con todo el peso de la ley, sin tregua ni negociación alguna. Pero también, expuesto ante la sociedad.

Diputadas y Diputados Locales, a pedir explicaciones sobre el dinero de los trabajadores del Estado.


Comments

comments