Inicio COLUMNAS Se nos marchita la ciudad de las rosas

Se nos marchita la ciudad de las rosas

255
0

Por: Carmen Lucía Pérez Camarena

Al escribir estas líneas pienso en todo lo bueno que hay en nuestra ciudad, tanta historia, tradiciones, su cultura, fe y tantas cosas maravillosas que hicieron que hace más de 30 años llegara aquí, buscando lo que muchas personas anhelan, un mejor futuro, desarrollo y oportunidades.

Durante estos años he visto crecer y desarrollarse esta gran urbe, en donde se albergan recuerdos imborrables, agradecida por todas las cosas buenas que me ha dado esta bendita tierra, por todas las personas que han significado tanto en mi vida y por tantas dichas que he tenido.

Pero así como es grande y noble nuestra metrópoli, hoy veo con gran tristeza e impotencia cómo de un momento a otro, esas avenidas arboladas tan hermosas se tiñen de sangre y a cualquier hora del día nos encontramos expuestos a una violencia cada vez más despiadada, que no distingue a ciudadanos que anhelan simplemente transitar libres para disfrutar de los espacios, de delincuentes que al cruzarse por los lugares donde pasean niños, jóvenes, familias enteras, ponen en riesgo la vida de tantas personas que ni la deben, ni la temen.

Todos los días salimos a ganarnos el pan con nuestro trabajo digno, soñando con un mejor porvenir para nuestras hijas e hijos, mismo que en cuanto menos lo pensamos es arrebatado a la fuerza, por personas sin escrúpulos ni temor de Dios que con los efectos de sustancias se trastornan para no pensar ni sentir y cometer fechorías.

Me niego a pensar que esta sea una constante, que no pueda nadie hacer algo para erradicar las diferentes violencias a las que hoy como ciudadana/os estamos expuestos a vivir; me resisto a pensar que no podamos hacer algo para poder disfrutar de nuestras calles y vivir en paz.

¿Hacia dónde podremos voltear para pedir justicia? ¿Quién aplicará el estado de derecho y hará valer la ley? ¿Quién devolverá la paz a las madres buscadoras? ¿Quién verdaderamente estará dispuesto a ejercer la autoridad y aplicar castigos ejemplares? ¿Estamos en el punto que debemos exigir a nuestras/os legisladores la pena de muerte para abusadores, violadores, criminales?

He escuchado a muchas personas decir “Los buenos somos más” pero la paciencia, se ha agotado, es terrible la tragedia que muchas familias están viviendo, nuestra hermosa perla tapatía, si esa preciosa ciudad antes llamada de las rosas, se marchita cada día poniendo en evidencia que quizás nuestra inactividad e indiferencia nos hace cómplices y nos lleva a un laberinto que pareciera no tener salida.

Por lo pronto hoy te reto a pensar desde tu espacio qué puedes hacer; Eduquemos a nuestra/os hija/os, promovamos valores en las escuelas, fomentemos el civismo en nuestra niñez y juventud, organicémonos con nuestros vecinos para apoyarnos ante cualquier situación inesperada, organicemos jornadas para promover la paz, creemos redes de cuidado entre nuestras familias, volvamos nuestra mirada a Dios y desde luego, exijamos a la autoridad en todos los niveles la aplicación de acciones contundentes para combatir los delitos que hoy nos aquejan. Si, algo podemos ¡Debemos hacer! Si no, somos parte del problema. Seamos parte de la solución.

Comments

comments

Artículo anteriorSe espera una inflación de hasta 13% en México
Artículo siguienteConstruyen Museo de Sitio en Yucatán
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2