Inicio COLUMNA INVITADAS Reloj de Arena

Reloj de Arena

0
Compartir

Por Guillermo E. Quiroga Madrigal

A un par de semanas de que el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz concluya su mandato, sin lugar a dudas uno de los temas que dejó mucho que desear y que fue y es un rotundo fracaso, es el del transporte público, a pesar de que a inicios de su administración anunciaba medidas severas y drásticas, este solo pasó a ser un discurso más.

Para muestra basta un botón: en 2017 en el Área Metropolitana de Guadalajara fallecieron 35 personas en accidentes de transporte público, mientras que en lo que va de 2018 las víctimas mortales ya suman 41. En los mismos años, la cantidad de accidentes con personas lesionadas también ha presentado un incremento, pues en todo 2017 el área Jurídica de transporte público contabilizó 840 incidentes, mientras que en un corte hasta septiembre de 2018, ya se había superado la cifra con 848 accidentes con personas lesionadas como resultado, en los cuales “muchas personas quedaron con secuelas, daños permanentes y consecuencias muy importantes derivados de este fracaso en la transformación del transporte público”, señaló Elton Osorio, integrante del colectivo Bici Blanca, en entrevista para el periódico Milenio Jalisco.

En reportaje realizado por el rotativo, recalca que la víctima 280 del transporte público durante la administración que encabeza Aristóteles Sandoval, se registró el pasado 07 de noviembre en el paseo ciclista de avenida Washington, en el municipio de Guadalajara. En el incidente participó una unidad de transporte público de la ruta 623 y un joven ciclista de 17 años. “280 muertes por un servicio público en cualquier parte del mundo sería un escándalo y tendría que costar hasta el puesto al gobernador, pero aquí la mayoría de estos eventos han quedado impunes”, explicó Elton Osorio.

Entre los elementos que los colectivos catalogan como las causas del “fracaso” en la transformación del servicio de transporte público, se encuentra la “falta de liderazgo por parte de los encargados de la transformación del transporte público”, pues consideran que tanto Mauricio Gudiño, como Servando Sepúlveda, fueron perfiles que no son especialistas en el tema de movilidad y eso se reflejó en la mala aplicación de las estrategias.

Así, en lo que va del sexenio 280 personas han perdido la vida en percances relacionados con el transporte público; en promedio en Jalisco, cada 7.6 días, una persona muere en un accidente de transporte público y a pesar de las estadísticas señaladas y del mal servicio que prestan los choferes, la comisión de tarifas aprobó un incremento al costo del pasaje que entrará en vigor en los primeros 15 días de diciembre, será de 9 pesos en rutas-empresa. Así lo plasma Milenio Jalisco.

Recordemos que el 7 de marzo del 2014, en la Preparatoria 10 de la Universidad de Guadalajara, un camión de la ruta 368 del Transporte Público se impactó directo en la parada de pasajeros justo afuera del plantel en la lateral de Periférico Norte embistiendo a 20 estudiantes.

Esa tarde la tragedia se hizo presente. María Fernanda Vázquez, mejor conocida como “Botas”, de 18 años de edad y estudiante de la prepa 10, falleció y enlutó a toda la comunidad universitaria que alzó la voz y provocó que se diera reversa al aumento de un peso en la tarifa del transporte público.

En marzo de este año se reveló en una Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que alrededor de 70 por ciento de los jaliscienses no está satisfecho con el servicio de transporte público. En la citada encuesta resalta que en Jalisco, 52.6 por ciento de la población considera que los operadores o choferes no son amables ni respetuosos con los usuarios. De la misma forma, la encuesta pone en evidencia que para 67.7 por ciento de los jaliscienses, las unidades del transporte público no están en buen estado, limpias o funcionales para su uso cotidiano.

En tanto, 72.4 por ciento de los usuarios considera que el espacio en las unidades del transporte no es confortable para los viajes. Esto, en un ambiente en el que la mayoría de las personas realiza trayectos largos, debido a que sus hogares están alejados de las zonas de trabajo o centros educativos.

En resumen, este sexenio de Aristóteles Sandoval, queda marcado como un fracaso en sus políticas en materia de transporte público y que solo actuó bajo presión de los estudiantes de la Universidad de Guadalajara, su fallida creación de la Ruta Empresa y la implementación del prepago, lamentablemente es el usuario el que padece el rezago y las deficiencias del servicio, ante la complicidad y mirada de los empresarios del transporte público y del propio gobernador…Seguimos en este Reloj de Arena.

Comments

comments