Inicio JALISCO Propone Mara Robles cambiar paradigma del trabajo doméstico

Propone Mara Robles cambiar paradigma del trabajo doméstico

0
Compartir

Al tiempo que en el Congreso se discute el reconocimiento a las labores del hogar como un trabajo que debe ser remunerado a las mujeres que lo realizan; dentro de las familias debemos cambiar nuestra forma de organización para que todos sus integrantes compartan las responsabilidades de los quehaceres domésticos, señaló la diputada Mara Robles Villaseñor.
La coordinadora de Hagamos en el Congreso local presentó una campaña navideña para lograr una convivencia más armónica, basada en un reparto más equitativo de las responsabilidades y labores del hogar.
“En navidad se multiplica el trabajo en el hogar y es un fenómeno que afecta principalmente a las mujeres. Es parecido a lo que pasa el día de las madres donde toda la familia va y visita a la mamá y la dejan con el tiradero para que limpie”, explicó la diputada.
“Nuestro mensaje es que en estas fechas el trabajo del hogar sea compartido y es el inicio de una larga campaña que hablará entre otras cosas de la corresponsabilidad, pero también pone el ojo en algo que comencé a señalar en campaña: el trabajo del hogar, la preparación de la cena y todo el trabajo posterior a la cena no son el quehacer, no son sólo actos de abnegado amor, son trabajo y todos los miembros de la familia tendrían que reconocerlo y participar de él”.
Mara Robles insistió en que se debe reconocer el trabajo doméstico con un pago para las mujeres que lo realizan, que es la iniciativa que anunció desde su campaña electoral pasada.
“El último dato disponible es que el trabajo realizado en el hogar equivale a 5 billones 577 mil 480 millones, son 5.5 billones de pesos. En 2019, el valor del trabajo doméstico era 22.8 por ciento del PIB y en 2020, alcanzó el 27.6 por ciento mientras que la industria manufacturera, por ejemplo, representa el 17 por ciento y el turismo 8 por ciento”, puntualizó la coordinadora de Hagamos.
“La ley no reconoce lo que hacen las amas de casa como trabajo, es decir que la nuera que hace la ensalada de coditos, los muéganos, el jamón cocido o la mamá que cocina el pavo y hace el postre y todos los larguísimos etcéteras de la cena de navidad, de momento no son reconocidos como una labor, sino como un acto de amor. Y no es así, el quehacer también es trabajo y nos corresponde a todas y todos meter el hombro en estas fechas y no dejárselo sólo a las mamás y las esposas”.

Comments

comments