Inicio ECONOMÍA Presupuesto 2020 obliga a «replantear» estrategias de dependencias

Presupuesto 2020 obliga a «replantear» estrategias de dependencias

0
Compartir

Ante el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados de 6.1 billones de pesos para el próximo año, que implicó ajustes, las dependencias gubernamentales deberán “replantear” sus actividades de trabajo, argumentó el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.

“Cada una de las partes, que componen el gobierno federal y dependencias que reciben recursos, tienen que replantear sus actividades bajo el nuevo esquema”. 

El directivo calificó como positivo el monto acordado para el Presupuesto de Egresos (PEF) 2020, que incluye una reasignación por 11 mil 396 millones de pesos, porque el gobierno mexicano “gasta mucho y gasta mal” de manera tradicional.

“Todos los gobiernos del pasado han tenido presupuestos muy generosos en muchos frentes y hemos tenido resultados medianamente pobres para el ciudadano”, argumentó en rueda de prensa.

Para Niño de Rivera, el sistema electoral resulta muy caro para el país, pues gasta mucho dinero en partidos políticos y para realizar las elecciones.

De acuerdo con lo avalado por los diputados, los ramos autónomos tuvieron una reducción del orden de cuatro millones 183 mil pesos para el próximo año.

El Instituto Nacional Electoral (INE) contará con 16 mil 661 millones de pesos para su ejercicio en 2020, lo que representó una disminución de mil 72 millones de pesos.

“Se gasta mucho dinero en partidos o elecciones (y es indispensable) replantear cómo hacer mejores elecciones con menos costos”, insistió.

El dirigente de la ABM dejó en claro que “menos presupuesto no necesariamente se traduce en debilidad de las instituciones”, siempre y cuando se puedan replantear lo que hacen y cómo lo hacen.

Para revertir esa tendencia, indicó, la actual administración federal pretende “darle la vuelta” a esos manejos y elevar la eficiencia del gasto público.

“Como no hay un incremento demasiado grande en la recaudación, lo que hay que hacer es redistribuir en donde se gasta el dinero”, añadió el directivo de la ABM.

Entre los cambios integrados al dictamen del PEF 2020 se tiene la reducción de recursos a distintos órganos autónomos y un aumento al gasto en programas sociales.

Raúl Martínez-Ostos, vicepresidente ejecutivo de la ABM, consideró que el paquete económico es responsable y permite tener finanzas públicas sanas para el país.

“Al final no se puso en riesgo la disciplina fiscal, que es una condición necesaria para crecer de manera sostenida”, concluyó.

Comments

comments