Inicio COLUMNAS Por una agenda progresista para alcanza la igualdad y fortalecer la democracia

Por una agenda progresista para alcanza la igualdad y fortalecer la democracia

51
0

Por: Verónica Juárez Piña

El Dr. José Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sostuvo una reunión con la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, para ofrecer la ponencia “La Inclusión, la Sustentabilidad, y el Bienestar como  Imperativos del Crecimiento”.

Tuve la oportunidad de intervenir, a nombre del Grupo Parlamentario del PRD. Destaqué que hasta ahora, en el Congreso de la Unión, se ha construido el marco jurídico que dará sustento al ejercicio público de este régimen, con el objeto de edificar las nuevas políticas que han de dar respuesta a un amplio respaldo popular expresado en las urnas.

Desde nuestra perspectiva, resulta indispensable que estas políticas se enfoquen en la disminución efectiva de las desigualdades que se presentan en nuestro país, a partir de la construcción de un nuevo paradigma integral, sustentable y con perspectiva de género que atienda sus causas estructurales.

El paradigma que debemos construir deberá tender a la igualdad, entendida no sólo como una igualdad de derechos para fortalecer la democracia, sino como un principio normativo que desarrolle las capacidades de las personas, para garantizar el pleno ejercicio de los derechos civiles, políticos, sociales y ambientales, para lo cual el Estado debe desarrollar tareas en materia de promoción, redistribución, regulación y fiscalización, de tal manera que la igualdad de derechos se convierta en una condición inherente a la ciudadanía.

La igualdad a la que aspiramos como partido y grupo parlamentario, constituye un agente de transformación de la dignidad y el bienestar de las y los mexicanos, articula la vida democrática con la justicia social, vincula el acceso y las oportunidades con una ciudadanía efectiva y participativa.

Es por ello que el gobierno debe tener la capacidad de promover un diálogo que brinde legitimidad para servir de árbitro entre los diferentes factores para compensar las asimetrías de poder existentes entre los actores socioeconómicos, por lo que está obligado a mejorar sus competencias regulatorias, a fortalecer su independencia respecto de los poderes fácticos y a abstenerse de estigmatizar, descalificar o invalidar las opiniones que difieren de las propias.

En el Grupo Parlamentario del PRD, nos preocupan particularmente las brechas de desigualdad que se presentan con las mujeres, las niñas, niños y adolescentes así como con los pueblos y comunidades indígenas.

Las políticas que proponemos deben atender a las mujeres y jóvenes para acceder al empleo y garantizar su desarrollo profesional, principalmente a través del acceso a la educación, pero no creando universidades de baja calidad, sino estableciendo las condiciones para que la educación vuelva a constituirse como un elemento de movilidad social.

Debemos garantizar el acceso de las niñas, niños, adolescentes y mujeres, a una vida libre de violencia que, en nuestro país, los victimizan dos y hasta tres veces, al ser ignorados por las instituciones que debieran atenderlos, ya que la violencia, en nuestro país, se ha convertido en una de las principales amenazas en contra de su desarrollo; las políticas que proponemos deben atender las necesidades de las y los integrantes de los pueblos y comunidades indígenas.

Debemos reducir las brechas que operan no sólo en el plano socioeconómico, en el que generan desigualdad de ingresos, sino que atraviesan la cultura, las capacidades, y vulneran la propia autonomía de las personas afectando el ejercicio de sus derechos y el desarrollo de sus capacidades y pueden llegar a bloquear la posibilidad de las personas para lograr una vida autónoma.

Paradójicamente, el inicio de la superación de las brechas de desigualdad comienza por la implementación de acciones positivas que generan desigualdades jurídicas respecto a los grupos privilegiados de tal manera que los elementos que generan las brechas sean eliminados.

Para ello debemos diseñar un nuevo pacto fiscal que contemple una carga tributaria progresiva, con mayor efecto redistributivo, capaz de fortalecer el rol del Estado y las políticas públicas de modo de garantizar umbrales de bienestar y no una política de cooptación electorera que reproduce las desigualdades.

Es menester desarrollar una institucionalidad estatal con visión de largo plazo en los ámbitos productivo, laboral, territorial y social y que procuren no sólo la igualdad de oportunidades, sino también que sirvan para reducir las brechas en materia de logros efectivos.

La igualdad de derechos que planteamos remite a los valores de justicia y también a la consecución de una agenda de desarrollo sostenible en el largo plazo. Supone la participación de una gama más amplia de actores que aportan al bien común y provee una mayor participación democrática. Aspiramos a la construcción de un Estado que desempeña un papel activo y actúa con visión estratégica para lograr el bienestar y el progreso de todos.

Por ello, el Grupo Parlamentario del PRD propone una agenda progresista y de largo alcance, que fortalezca nuestra democracia y garantice el desarrollo social y personal de todas y todos los mexicanos.

Comments

comments

Artículo anteriorSector privado celebra ratificación del T-MEC USA
Artículo siguienteInicia juicio de impeachment contra Trump en el Senado
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2