Inicio COLUMNAS Niñas y niños con cáncer, abandonados por AMLO

Niñas y niños con cáncer, abandonados por AMLO

0
Compartir

Por: Verónica Juárez Piña

Durante tres años, madres y padres de familia han protestado por el desabasto de medicamentos para sus hijas e hijos enfermos de cáncer. En respuesta, el presidente de la República negaba el desabasto y aseguraba que las empresas farmacéuticas estaban atrás de estas movilizaciones.

Finalmente, luego de reactivarse las movilizaciones de integrantes de la Asociación de Padres de Familia con Niños Enfermos A.C. López Obrador reconoció el fracaso de las acciones realizadas por su gobierno para resolver el desabasto de medicamentos; y emplazó al secretario de Salud, Jorge Alcocer y al titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Ferrer a resolver este problema.

Ahora resulta que el presidente no se puede dormir tranquilo “mientras hay personas que no reciben sus medicamentos”, cuando desde que inició la pandemia, en lugar de resolver este grave problema que afectó a los derechohabientes del sistema de salud, en particular a las niñas y niños con cáncer; se dedicó a descalificar a quienes exigían se revolviera.

Al reanudar las movilizaciones, las madres y los padres de familia de niñas y niños con cáncer denunciaron que, a pesar de que se han reunido en 21 ocasiones con el Insabi, las autoridades de salud no han resuelto el desabasto de medicamentos y el otorgamiento de las quimioterapias.

Exigen una solución definitiva a este problema que ya lleva tres años –es decir, desde que inició el gobierno de AMLO-, que ha cobrado la vida de varias niñas y niños que sufrían este padecimiento.

El problema es grave, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Niños con Cáncer I.A.P., Cada vez hay más casos de niñas y niños con cáncer en nuestro país.

De acuerdo con esta organización civil, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en pacientes de 5 a 14 años; cada 90 minutos se registra un nuevo caso, más de 5 mil nuevos casos de cáncer infantil al año, y 3 de cada 4 casos de cáncer infantil se detectan en etapas avanzadas.

La situación se ha vuelto aún más crítica con el desabasto de medicamentos. El haber desmontado las cadenas de abasto, la incapacidad de las autoridades de salud, la reducción del presupuesto al sector y el descuido de no destinar espacios a pacientes con enfermedades graves durante la pandemia, provocó que las niñas y niños con cáncer no fueran atendidos ni recibieran sus medicamentos y tratamientos.

Es evidente que la estrategia del gobierno federal para abastecer de medicamentos al sistema de salud, fracasó de manera estrepitosa. Con el argumento de combatir la corrupción en el sector, se desmanteló el mecanismo de abasto y se tomó la decisión de encargar a la Oficina de las Naciones Unidas para Servicios de Proyectos, la compra consolidada de medicamentos para el período 2021-2024; pero es claro que esto no funcionó.

Ahora se requiere con urgencia que esto se resuelva. El que el presidente no pueda dormir por el resultado de sus decisiones erróneas y la incapacidad de su equipo de salud, es lo de menos. Lo que importa son las vidas de las personas y en particular de las niñas y niños con cáncer. La soberbia de López Obrador ha causado mucho daño, pero más lo ha hecho su negligencia en temas tan prioritario como este.

Comments

comments