Navegar en internet no es el principal motivo del sobrepeso adolescente

    0
    Compartir

    Navegar en internet no sería

    tan importante en el sobrepeso adolescente como la cantidad de

    kilos de más con los que los niños llegan a esa etapa de la

    vida, según sugiere un equipo de Suiza.

    Los investigadores siguieron a 621 adolescentes de entre 14

    y 16 años, y detectaron a los dos años que aquellos con

    sobrepeso al inicio del estudio eran 20 veces más propensos a

    conservar ese exceso de peso que los que habían comenzado con un

    peso normal. En el grupo con sobrepeso, el uso intensivo de

    Internet no estaba asociado con el aumento de peso.

    «El uso de la Red no haría más que reforzar el riesgo

    preexistente de tener sobrepeso», publicó el equipo en

    International Journal of Obesity.

    «Hoy, internet es casi una necesidad para subsistir en este

    mundo y a los adolescentes se les pide que la utilicen», dijo

    vía e-mail la autora principal, Yara Barrense-Dias, del

    Instituto de Medicina Social y Preventiva del Hospital de la

    Universidad de Lausana.

    «Por este motivo, debemos diferenciar entre el tiempo de

    pantalla para la escuela o el trabajo y el tiempo dedicado al

    ocio. Los padres deberían alentar otras actividades, la

    alimentación saludable y el ejercicio».

    La Organización Mundial de la Salud estima que 1900 millones

    de adultos y 42 millones de menores de cinco años tienen

    sobrepeso u obesidad, que eleva el riesgo de cardiopatías,

    diabetes, lesiones articulares y ciertos cánceres.

    Cada vez más los científicos estudian el papel del tiempo

    sedentario delante de las pantallas en la obesidad. El equipo de

    Barrense-Dias convocó a un grupo de adolescentes: el 13,5 por

    ciento de los varones y el 8,8 por ciento de las mujeres tenía

    sobrepeso al inicio del estudio, comparado con, respectivamente,

    el 19,4 y el 12,4 por ciento al final de la investigación.

    Los varones adolescentes hacían ejercicio tres días por

    semana al inicio del estudio y menos de tres al final, mientras

    que las mujeres comenzaron con menos de tres días por semana y

    finalizaron con algo más de dos días.

    El uso de Internet no pareció influir en la posibilidad de

    engordar durante el estudio, aunque los varones eran más

    propensos que las mujeres a tener sobrepeso.

    Los autores señalan como una limitación del estudio haber

    utilizado sólo las respuestas de los adolescentes sobre las

    actividades, el peso y la altura, además de excluir el tiempo de

    otras pantallas, como la TV o los videojuegos.

    El doctor Paul Collings, del Instituto Bradford para la

    Investigación de la Salud, Reino Unido, coincidió en que el

    estudio es pequeño y los resultados autoinformados son poco

    confiables como para sacar conclusiones generales.

    Pero Jonathan Mitchell, del Hospital de Niños de Filadelfia,

    dijo que, desde el punto de vista biológico, el tiempo

    sedentario podría estar asociado con la obesidad pediátrica

    porque los niños que pasan tiempo sentados queman menos

    calorías, comen más y duermen menos.

    Comments

    comments