Inicio JALISCO Más de mil 260 sacerdotes renovaron promesas

Más de mil 260 sacerdotes renovaron promesas

0
Compartir

El cardenal Francisco Robles Ortega presidió este Jueves Santo, la santa misa crismal en la Catedral Metropolitana de Guadalajara.

Durante la celebración eucarística más de mil 260 sacerdotes de 504 parroquias renovaron las promesas hechas en el momento de la sagrada ordenación.

Posteriormente, el cardenal Francisco Robles bendijo el aceite de los enfermos, el aceite de los catecúmenos y de la confirmación.

En la celebración santa, Robles Ortega habló de la fidelidad sacerdotal y en la reflexión sacramental de “Dios espíritu santo en estos misterios”.

Con la bendición del aceite de los catecúmenos, mencionó, se concede la gracia de la convención de “todos los llamados a ser bautizados en Cristo”.

Con el óleo de los enfermos “se convertirá en causa de que nosotros en el momento crucial de nuestra existencia podamos mantenernos abiertos al horizonte de la trascendencia y a no perder de vista que nuestro destino y nuestra meta es Dios”.

Mientras que el santo crisma consagrado “nos dará la dicha, el gozo, la alegría de pertenecer a Cristo nuestro salvador”.

En el día de visita de los siete templos como parte de las actividades realizadas en Jueves Santo, el cardenal Francisco Robles llamo a los sacerdotes renovar para tener fe.

“En este contexto de la renovación de los santos olios y la consagración del crismal también es tradición que los presbíteros, los sacerdotes renovemos delante de Dios y delante de la Iglesia, delante del obispo nuestro compromiso sacerdotal”.

En este sentido, dijo es fortalecer la fidelidad sacerdotal ante Dios, asi mismo, al reino de Dios como discípulos sacerdotal ministerial y al momento histórico social que actualmente se vive.

“Cuando nosotros renovamos una consagración, una promesa reconocemos que Dios que nos llamó, Dios que nos eligió, Dios que nos consagro es fiel, él permanece fiel más allá de nuestra pobreza, de nuestra limitaciones, de nuestras falta y pecados”.

Al final de la santa misa crismal, el cardenal inauguro el Museo de Arte Sacro.

Comments

comments