Inicio COLUMNA INVITADAS Los periodistas, en México, se juegan la vida

Los periodistas, en México, se juegan la vida

0
Compartir

Por: Verónica Juárez Piña

En tan sólo una semana, tres periodistas fueron asesinados en nuestro país, reflejando con ello la severa problemática que enfrenta el ejercicio de esta profesión en México. En lo que va del 2019, se han registrado 14 homicidios a periodistas superando con creces la cifra del 2018, cuando se contabilizaron 10 homicidios en el mismo periodo. 

Esta situación, además de indignante, refleja el riesgo que constituye ejercer esta profesión en territorio nacional, vulnera de manera significativa el libre ejercicio de los derechos humanos, específicamente el derecho a la información y a la libre expresión; y socava los fundamentos del Estado de Derecho y de la Democracia en México.

Atentar contra un periodista es un ataque directo a sus derechos fundamentales como la vida, pero también viola el derecho de toda persona a recibir información y a la libertad de expresión; ya que ellos constituyen la voz de nuestra sociedad y son el vehículo por el cual todas y todos los ciudadanos podemos inquirir y cuestionar a los poderes. 

Desde 2012, existe el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, creado con el objeto de implementar y operar las medidas de prevención y protección que garanticen la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo. 

Sin embargo, varios de los periodistas que han sido asesinados contaban con estas medidas de protección, los cuales no han bastado para proteger su vida. 

En ese sentido, el miércoles de la semana pasada el Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados presentó un Punto de Acuerdo ante la Comisión Permanente para exhortar a la Secretaría de Gobernación a evaluar y rediseñar los protocolos de actuación del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas con el fin de garantizar y proteger la integridad y la vida de las y los periodistas, comunicadores y defensores de derechos humanos. 

Hasta ahora, el sexenio de Enrique Peña Nieto es considerado el más mortífero para la prensa sumando 47 comunicadores asesinados, 10 de ellos en 2018, el último año de su gobierno. Sin embargo, de no tomarse medidas urgentes, se corre el riesgo de que en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se supere esta cifra. 

Por lo que es importante hacer un llamado al Gobierno a que garantice el derecho a la información y a la libertad de expresión, ya que resulta urgente contar con el rediseño y fortalecimiento de la política del Estado mexicano para garantizar la vida, integridad, libertad y seguridad de quienes defienden los derechos humanos.

Desde el Grupo Parlamentario del PRD no dejaremos de insistir en que los tres niveles de gobierno y las instituciones creadas para ello, garanticen el ejercicio de la libertad de expresión y la vida de las y los periodistas. Expresamos nuestra mayor solidaridad con todas y todos los comunicadores, reconociendo en su labor el reflejo de la libertad democrática de nuestro país.

El país está convertido en la nación más peligrosa para ejercer esta profesión. Hacer periodismo en México es, literalmente, jugarse la vida. 

Comments

comments