Inicio COLUMNA INVITADAS LOS JÓVENES DICEN ¡BASTA!

LOS JÓVENES DICEN ¡BASTA!

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Jóvenes de al menos mil ciudades de todo el mundo han dicho basta, y se han manifestado este viernes en protesta contra la inacción de los Gobiernos ante el denominado Cambio Climático, un problema global que consideran ya no se puede revertir pero sí mitigar. Este movimiento que ya tiene en su haber otras movilizándose, principalmente en metrópolis europeas, va ganando adeptos que se suman con la intención de que se visibilice la crisis ambiental y se tomen cartas en este asunto del que ellos no son responsables. 

Los jóvenes han salido a las calles para exigir a los políticos que actúen ante el calentamiento global; son tres sus principales exigencias:

1- Declarar al planeta en Estado de Emergencia Climática.

2- Controlar y hacer cumplir las leyes de Presupuestos Mínimos Ambientales.

3- Cumplir con lo estipulado en el Acuerdo de Paris y las recomendaciones del último informe del IPCC. 

Múltiples medios de comunicación han reportado las marchas desde las principales ciudades del mundo, en este movimiento conocido como #15M, #FridayForFuture 

El movimiento #FridaysForFuture, comenzó con Greta Thunberg, la activista ambiental de 16 años, quien en agosto de 2018 comenzó a faltar a clases los viernes para protestar frente al parlamento sueco.

En el Foro Económico Mundial dejó mal parados a los prominentes participantes al decirles que tenían la culpa de la crisis climática. 

Antes de eso, pronunció un discurso condenatorio en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima, la COP24, y les dijo a los negociadores sobre el clima que no estaban “lo suficientemente maduros para decirlo como es”.

Thunberg ha dicho que no detendrá sus plantones hasta que Suecia esté en línea con el Acuerdo de París, un acuerdo que pretende limitar el aumento de la temperatura global de este siglo a 1,5 grados centígrados.

Sus protestas han inspirado a miles de jóvenes en todo el mundo. Los estudiantes en países como Australia, Tailandia, Uganda y Reino Unido ya han saltado a la escuela para exigir que sus gobiernos actúen contra el cambio climático.

Estudiantes en más de 90 países y más de 1.200 ciudades alrededor del mundo planean unirse a la huelga (desde Hong Kong hasta Madrid) en lo que podría ser una de las mayores protestas ambientales en la historia, a la que también se espera se sumen al menos 50 ciudades estadounidenses.

En Madrid, por ejemplo, varios miles de jóvenes han marchado este viernes para pedir acción política urgente contra el cambio climático enarbolando pancartas con lemas como «No hay planeta B», «Ni un grado más, ni una especie menos» o «Si el planeta fuera un banco, ya lo habrían rescatado».

En el llamado ‘Manifiesto de la juventud por el clima’, las autodenominadas ‘Generaciones sin futuro’ exigen “justicia” ante una “emergencia climática innegable” que se produce mientras “las élites políticas y económicas en el poder están robando nuestro futuro”, señalan los jóvenes organizadores de la marcha. 

Afirman que las grandes cumbres climáticas “nos quieren vender falsas soluciones que hipotecan nuestro futuro” y que “nos han fallado y ahora la situación es insostenible” por lo que “exigimos alternativas reales, justas y viables” o “dentro de unos años no tendremos un mundo en el que vivir”.

Tras calificarse como “la generación que encara este problema” en “todo el mundo” y que “nos atrevemos a decir lo que nadie quiere escuchar”, advierte de que a partir de ahora “construimos viernes de desobediencia, de esperanza, de justicia climática, de revolución por la vida” en distintos puntos del mundo.

En Madrid, los cánticos de “Hace calor y estamos en invierno” o “El planeta no se muere, lo están asesinando” han acompañado un recorrido que ha revelado la “cada vez mayor conciencia de las nuevas generaciones”.

En este contexto, se ha recordado que las previsiones de los expertos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático pronostican que “quedan sólo 11 años para evitar una catástrofe” climática y limitar la subida de la temperatura media mundial a 1,5 grados centígrados.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1

Comments

comments