Inicio INTERNACIONAL Libros de texto y mascarillas, la nueva realidad en la vuelta a...

Libros de texto y mascarillas, la nueva realidad en la vuelta a las aulas en Europa

0
Compartir

Decenas de millones de alumnos volvieron a las aulas el martes en Francia, Polonia y Rusia, con sus mochilas cargadas de libros, herramientas de geometría y, para muchos, también mascarillas con el fin de protegerse de una resurgente pandemia de coronavirus.

Los desinfectantes de manos, el distanciamiento social y el escalonamiento en la salida al recreo se convertirán en la nueva realidad a medida que los países de toda Europa busquen la manera de que los más pequeños vuelvan a las aulas de forma segura y sus economías vuelvan a arrancar.

Sin embargo, la vuelta a clases se da en un momento en que las tasas de infección están aumentando en todo el continente y existe la preocupación generalizada de que el regreso a las escuelas y oficinas, la temporada de gripe de otoño y el exceso de mortalidad en invierno puedan provocar una segunda oleada.

En Francia, España y otros países, algunos padres y sindicatos de maestros han expresado su preocupación por los planes de reapertura de las aulas a medida que la propagación del virus se acelera.

“Es bueno que empiecen de nuevo, que vuelvan a una rutina normal”, dice una de estas madres, Stephanie, que dejó a su hija en la escuela de secundaria de Saint-Leu-d’Esserent, al norte de París.

A la pregunta de si le preocupa que el virus se propague en las escuelas, Stephanie respondió que “no más que en el mercado. No puedes dejar de vivir, sólo tienes que seguir las reglas”.

Los países están tomando diferentes estrategias para minimizar el contagio en las escuelas. Las 17 comunidades autónomas en España son responsables de su propio plan de regreso a las clases, aunque deben seguir las normas a nivel nacional, como la obligatoriedad de las mascarillas para los niños mayores de seis años.

En el colegio católico de la Inmaculada y San José de la Montaña, en Ronda, al sur de España, el profesorado se centró en mantener la separación entre pupitres y establecer un sistema de un solo sentido a través de los pasillos de cara a la reapertura del 10 de septiembre.

“Hemos puesto gel, podemos tomarles la temperatura, tenemos espacio en todas las aulas”, explicó la directora de la escuela, la Madre Marta, vestida con un hábito blanco almidonado y una mascarilla blanca a juego. “Estamos haciendo todo lo que podemos”.

Comments

comments