Inicio COLUMNAS Las mañaneras y su papel de gobierno

Las mañaneras y su papel de gobierno

0
Compartir

Por: José Alfredo Ceja Rodríguez

Académico Universidad Panamericana.

@alfredocejar

Desde el inicio de la administración, la única característica del Gobierno Federal ha sido la realización de las conferencias mañaneras, para muchos un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas, para otros un ejercicio demagógico y electorero. Hoy ante la ausencia del Presidente de la República en este espacio, lo único que podemos decir es que las mañaneras son parte del ejercicio de gobierno y de influencia en la opinión pública, con las que se busca marcar la agenda diariamente.

La semana pasada Andrés Manuel López Obrador dio positivo a COVID-19 y aparte de ser su salud el tema importante, lo que preocupó fue qué pasaría con las conferencias mañaneras, debido a que ese se ha convertido en el espacio desde donde el Presidente gobierna.

Fue la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero quien tomó su lugar, para seguir con el ejercicio, aunque sin duda le dio un giro, ya que no se ha hablado de la mafia del poder, de fifís, de los neoliberales, de los gobiernos anteriores, al contrario, llamó la atención que uno de los días, se dio la oportunidad a algunos medios de comunicación que generalmente no son tomados en cuenta, de hacer alguna pregunta.

La primera conferencia de prensa dirigida por Olga Sánchez Cordero, nos dejó claro que el Presidente es quien sigue tomando las decisiones, pero que la comunicación entre ellos no es buena, ya que no supo en un primer momento responder dónde se encontraba el Presidente, comentó primero que en su domicilio particular para después ser corregida y confirmar que el Presidente se encontraba en Palacio Nacional.

Para muchos podrá ser algo insignificante, pero por tratarse de un mandatario, que la Secretaria de Gobernación no sepa en dónde se encuentra el Presidente físicamente, es un mensaje claro de la falta de comunicación que existe al interior del gabinete. Pero, esto qué tiene que ver con las mañaneras… es muy simple, el Presidente ha utilizado este espacio para dar línea, dirigir, ordenar, corregir, comunicar y mandar a los secretarios, todo eso disfrazado como un ejercicio de rendición de cuentas.

Hoy no sabemos si los secretarios están teniendo una semana de descanso, en la que no tienen que estar al pendiente de la rueda de prensa, ya que, derivado de alguna pregunta de algún medio, el Presidente puede contestar con una instrucción dirigida a algún secretario, hoy al no estar el Presidente en la mañanera, habrá algún secretario que tal vez dejó de verla.

Por la misma falta de comunicación y claridad al interior y al exterior del gobierno, se llegó a especular en redes sociales que el Presidente tenía algún otro padecimiento, por lo que fue necesario que grabara un video para aclarar su estado de salud, video en el que se le vio caminando, sin cubre bocas y aclarando desde Palacio Nacional que su estado de salud va mejorando.

A pesar de la polarización que existe en el país, es de vital importancia que el Presidente se recupere, no estar en la mañanera significa no tener el control del gobierno, aunque siga tomando las decisiones. El Presidente está acostumbrado a gobernar, dar línea, instruir, descalificar y criticar desde la mañanera.

La comunicación en primer término, en cualquier gobierno, debe estar en manos de algún vocero o la misma Secretaria de Gobernación, para que el Presidente solo tenga que aparecer en los medios de comunicación en momentos de crisis o bajo una estrategia bien planeada, cuando no se hace así, te enfrentas a un gran problema, como el que se vive hoy en México y en las mañaneras.

Hoy la voz del Gobierno es Andrés Manuel López Obrador, el Gobierno es AMLO y el que marca la agenda en la opinión pública es el Presidente de la República, es decir, todo en uno, el Presidente no necesita vocero, no necesita Secretarios y no necesita pautar en medios, todo lo hace desde la mañanera en Palacio Nacional, por eso estos días que no ha estado presente el Presidente, todo parece indicar que las mañaneras no tienen sentido, los Secretarios no saben qué hacer y la opinión pública se limita a unos cuantos temas, siendo el más importante la salud de Andrés Manuel López Obrador. Hace unos días el tema principal era el proceso de adquisición de vacunas.

En fin, seguramente el que más extraña las mañaneras es el Presidente, ya que se está perdiendo algunos días de su gobierno y eso para AMLO en año electoral, significa perder popularidad, aceptación del Partido y seguramente algunos votos, considerando que la mañanera se ha convertido en un ejercicio de propaganda rumbo a las elecciones del 6 de Junio.

Pronta recuperación al Presidente de México.

Comments

comments