Inicio MÉXICO Las 11 personas asesinadas en Chiapas eran civiles que rechazaban trabajar para...

Las 11 personas asesinadas en Chiapas eran civiles que rechazaban trabajar para el narcotráfico: Iglesia Católica

143
0

La Iglesia Católica de San Cristóbal de las Casas denunció en un comunicado que las 11 personas, una de ellas menor de edad, asesinadas el pasado domingo 12 de mayo, en la comunidad de Nueva Morelia, en el municipio de Chicomuselo, Chiapas, eran civiles que se resistieron a la delincuencia organizada y se negaron a trabajar para cárteles del narcotráfico.

Fueron integrantes del crimen organizado, quienes asesinaron a siete miembros de una misma familia junto a otros cuatro habitantes de la región. 

De acuerdo con reportes locales, algunos integrantes de la familia masacrada formaban parte de la comunidad de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas.

Los criminales mataron al patriarca de la familia, Alonso, de 73 años, junto con dos de sus hijos: Rosalinda, quien usaba silla de ruedas y tenía de 57 años, e Ignacio, de 52.

Ignacio era catequista y candidato al Diaconado de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas; además, estaba casado con Isidra, de 54 años, otra de las víctimas del ataque.

Según la información de la Iglesia católica, los criminales asesinaron a “siete miembros de una familia completa reunida en su casa después de la celebración dominical, luego de darles muerte, prendieron fuego a la vivienda y los cuerpos de dos de nuestras hermanas quedaron totalmente calcinados”

También murieron Teresita de Jesús, de 28 años, cuñada de Ignacio y catequista de la Parroquia de Chicomuselo; y Yojari Belén, sobrina de Ignacio, de 18 años, quien estudiaba en el Colegio de Bachilleres de Chiapas.

La Diócesis informó que los criminales llegaron directamente a las casas de las personas que se resistían a abandonar Nueva Morelia a pesar de las amenazas y hostigamiento a los que eran sometidas.

Entre las víctimas también estaba una adolescente de 15 años de edad, identificada como Brandi, además de Azael de 31 años, Joel de 49, Urbano de 42 y Dolores de 56, cuyo cuerpo fue encontrado calcinado.

Las víctimas fueron sepultadas juntas al día siguiente de la masacre, cada una en ataúdes de tamaños y colores distintos, pero en la misma fosa.

Al respecto, el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Internacional (IDMC, por sus siglas en inglés) informó que 11 mil personas fueron desplazadas en México durante el 2023 por causas vinculadas a la violencia; un aumento del 20% respecto al 2022.

Chiapas es el estado más afectado por el desplazamiento interno al encontrarse en medio de la pugna territorial entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa.

Con información de Latinus

Comments

comments

Artículo anteriorEl proyecto de MC en Tlajo es el más fuerte de todo el país: Quirino
Artículo siguienteDesarrollo, crecimiento, progreso y transformación para Jalisco, si llega al senado dice Carlos Lomelí