Inicio MÉXICO Jesusa Rodríguez da grito

Jesusa Rodríguez da grito

0
Compartir

La senadora Jesusa Rodríguez hizo uso de la tribuna del Senado para alertar sobre la pretensión de construir una mina a cielo abierto para extraer oro y plata en el Cerro del Gallo, en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

La legisladora de Morena, desde que pidió el uso de la palabra y la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, se la concedió, se levantó de su escaño y caminó lento, tocando una réplica, a escala, de la Campana de Dolores.

Cuando llegó a la tribuna dijo: “En pleno siglo XXI, la Campana de Dolores está otra vez tocando alarma”.

“Como dijo el Nigromante, en la aurora del 16 de septiembre de 1810: Hidalgo arrojó el guante no solamente a los españoles, sino a todo aquel que pudiera tener la pretensión de colocarse más arriba de la soberanía nacional», expresó desde la tribuna.

De manera serena, vestida típicamente, como siempre luce ella, denunció que la empresa canadiense Argonaut Gold pretende hacer una mina de tajo a cielo abierto para extraer oro, plata y cobre en el Cerro del Gallo, y advirtió que si no se detiene lo primero que ocurrirá será la desaparición de ese lugar.

Asimismo, refirió que el Cerro del Gallo precisamente está en Dolores Hidalgo, donde la Cuna de la Independencia sufre ya los estragos de la sobreexplotación.

La senadora explicó al Pleno que este tipo de explotación minera está prohibida en Canadá desde 2012, y muchos de los abuelos dejaron sus vidas esclavizados en su propia tierra, al interior de las minas, donde lentamente fueron cavando su tumba.

Recordó que en la primera transformación nacional «nos liberamos de la abusiva explotación extranjera», y ahora en “la Cuarta Transformación estamos llamadas a consumar la Independencia del poder político, del poder económico».

“No hay mejor manera de celebrar la Independencia que uniéndonos al reclamo de los pueblos de San Felipe, Dolores Hidalgo, San Diego de la Unión, San Luis de la Paz, Doctor Mora, San José Iturbide y San Miguel de Allende, que están otra vez en pie de lucha”, externó.

Expuso que en la Cuna de la Independencia los herederos de Miguel Hidalgo no permitirán esta nueva «imposición colonialista» que atenta contra el patrimonio colectivo y el derecho a la felicidad.

Por ello, para concluir su intervención en tribuna, después de cada frase tocó la campana y resaltó: «que se escuche en todo el país el nuevo grito de Dolores: No a la mina del Cerro del Gallo. No a la explotación de los acuíferos. ¡Viva la soberanía nacional! ¡Viva la cuenca de la Independencia! ¡Viva México!»

Comments

comments