Inicio JALISCO Instituto Dermatológico recomienda cuidar la piel durante la temporada invernal

Instituto Dermatológico recomienda cuidar la piel durante la temporada invernal

0
Compartir

Con el marcado descenso de la temperatura, en la época invernal suelen presentarse diversos efectos en la piel como sensación de tenerla acartonada (resequedad) o la aparición de zonas enrojecidas, afecciones muy comunes que pueden evitarse con algunos cuidados que comparte Ricardo Quiñones Venegas, subdirector médico del Instituto Dermatológico de Jalisco “Dr. José Barba Rubio”.

Contrario a lo que piensa mucha gente, el invierno también puede ser un gran enemigo para la piel. El frío, el viento y la nieve, pero también el uso de calefacciones y los cambios bruscos de temperatura entre el calor de casa o del lugar de trabajo y el exterior pueden perjudicar a este órgano si no se proporcionan los cuidados adecuados, comentó.

El médico explicó que las afecciones dependerán del tipo de piel de la persona y del paso del tiempo, pues con los años se pierde la función de barrera protectora, la producción de grasa y la elasticidad, por lo tanto, el adulto mayor es más susceptible a daños ante una fricción y la exposición al sol.

“La temporada de invierno repercute e incide de una manera más particular en las personas de la tercera edad, esto es porque la producción de material lubricante de la piel a partir de nuestras glándulas conforme avanzamos en la edad va disminuyendo y más en algunas áreas, en particular en las extremidades inferiores y las manos”.

El especialista recalcó la importancia de siempre mantener la piel limpia, pero a la hora de la ducha, no utilizar estropajos o cepillos, puesto que dañan este órgano. Basta solo usar la mano y dermolimpiadores sin detergentes, con alto contenido de aceites; así como utilizar agua tibia para que no haya un barrido de la grasa natural que produce el cuerpo. Esto es de especial importancia en los pacientes de tercera edad o para el aseo de ciertas zonas, como serían genitales, a fin de evitar irritaciones o dermatitis.

Quiñones Venegas recomendó lubricación de todo el cuerpo, en especial las partes expuestas como piernas, brazos y manos; con un producto adecuado al tipo de piel. Utilizar cremas hidratantes y emolientes, de preferencia que sean sin color y sin olor, sobre todo en las áreas que sufren mayor resequedad. Algunas mujeres -dijo- deben aplicarla en sus senos si presentan resequedad.

“Debemos de protegernos igual sea invierno o primavera, como está indicado en la ciudad el protector solar utilizarlo cada tres a cuatro horas porque está comprobado que no tiene un efecto mayor. Sin embargo, cuando se tiene plan de vacaciones y hay que ir a playa, sea invierno o sea el temporal de primavera-verano, el protector solar hay que aplicarlo cada hora o cada dos horas, debido a la sudoración”, mencionó el funcionario.

El dermatólogo señaló que el momento ideal para aplicar la crema hidratante y lograr una mejor absorción del producto es al salir de bañarse, ya que la humedad que tiene al momento de piel hace que se penetre muy rápido el producto. En personas mayores de 65 años, la lubricación debe efectuarse dos veces al día y sobre todo si presenta problemas de diabetes o daño renal.

RECOMENDACIONES

Ante exposición solar:

Utilizar trajes de baño que cubran la mayor cantidad de piel posible (mangas o tipo short), sobre todo en pieles claras.

Uso de lentes oscuros con filtro UV, que prevengan el daño a la piel de los párpados y retina. Llevar sombreros, gorras o viseras para potenciar la protección facial.

Uso de filtros o bloqueadores solares siempre que se exponga al sol, especialmente en personas con piel sensible o delicada.

Los protectores solares con FPS mínimo de 30 con aplicación cada cuatro horas en la ciudad y cada dos horas en la playa.

El protector solar se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición solar, para las re-aplicaciones no se deberá esperar a notar enrojecimiento de la piel.

Esperar de 10 a 20 minutos después de la aplicación del producto para colocarse la ropa y permitir que se absorba adecuadamente; las presentaciones resistentes al agua son efectivas durante 40 minutos y las muy resistentes hasta 80 minutos.

El uso de bloqueadores o filtros solares, no significa que la persona podrá exponerse a la radiación solar directa, aún menos en las horas de máximo nivel de radiación ultravioleta que comprenden de las 10:00 a las 14:00 horas.

Higiene y tonificación de piel y rostro:

Para la higiene de la piel facial seca y sensible emplear emulsiones limpiadoras, aceites hidrófilos o preparados limpiadores adsorbentes con avena. Los productos de limpieza también pueden irritar la piel por lo que deben aclararse siempre con abundante agua.

Las limpiezas dermoabrasivas (con gránulos de polietileno y mascarillas exfoliantes) o los peelings con productos químicos o enzimáticos no son recomendables en las pieles muy secas.

Utilizar tónicos sin alcohol, con principios activos humectantes, calmantes y antiirritantes.

Cuidado de las manos:

Dado que esta parte del cuerpo entra en contacto con agua y detergentes, es conveniente protegerlas mediante guantes apropiados, fabricados con sustancias hipoalergénicas.

Los productos para la protección de la piel de las manos deben ser ricos en lípidos, absorberse rápidamente y no de dejar sensación grasa.

Se recomiendan cremas a base de silicona o derivados de lanolina y vitamina E, que incluyan un buen filtro solar.

Comments

comments