Inicio COLUMNA INVITADAS INSABI, dolor de cabeza

INSABI, dolor de cabeza

0
Compartir

Por: Carlos E. Martínez Villaseñor

El INSABI es el Instituto de Salud para el Bienestar, que a partir de este 1 de Enero la cuarta transformación luchó por que se realizara, con la misión de brindar servicios de salud que sean gratuitos para todos los mexicanos que no cuentan con seguridad social, dando servicios médicos sin restricción alguna, medicamentos gratuitos y demás insumos para sus tratamientos. Esto es lo que podemos leer a grandes rasgos, y lo que fue aprobado en la Cámara de Diputados. ¿Pero cuál es la realidad práctica, fuera de manos alzadas en votación?

Después de una guerra twittera, declaraciones de bancadas parlamentarias, memes y chismes, lo cierto, es que se ha dado un mal manejo de la situación financiera en materia de salud. Su gran necesidad, el índice de población en aumento, y todo lo que involucre al funcionamiento multisectorial que implica. Claro que esto es cierto, pero ¿cuáles han sido las consecuencias de un cambio autoritario de esta magnitud?

Lejos de si se llama así o le ponemos otro nombre, a la gente, a los mexicanos les está dañando inmediatamente. Primero, es asegurar que más de 20 millones de mexicanos, que no tienen seguro social, hoy en día ya tendrían acceso a todo por esta nueva institución… ¿bajo qué partida económica en concreto, de dónde saldría el dinero? Hoy en día, los pacientes con trasplantes y con cáncer, pagarían por su propio tratamiento… sí, hoy en día no hay como apoyarlos. La urgencia no es menor, para resolver este tema y muchos más que estaremos analizando. En la Cámara de Diputados, aprobaron la creación de una institución de este calibre, sin reglas de operación interna, manuales, estrategias inmediatas, y sin una vertiente directa en términos financieros para su sustento… la salud de los mexicanos. Este no es un problema, sino un error catastrófico, que se resuelve al día a día, porque no hay más.

Ahora bien, las mesas de diálogo entre entidades locales y federales, nunca existieron, esto hace que gobernadores incluso aquí, no estén dispuestos a enfrentarlo entregando el sector salud a la federación, con sus consecuencias. Vayamos al tema de los pacientes, al día a día durante su visita, sin un historial clínico, sin estudios previos, pacientes que buscan sanarse en un instituto sin reglas de operación. Así es la gravedad de esto, si votas por AMLO, o si no, la situación inmediata es está, los colores o pasiones que se guarden, esto se vive hoy.

Siguiente paso, los que estaban en el Seguro Popular, más de 53 millones, están en lista de espera… Modificar y erradicar malos manejos es esencial, incluso el manejo de venta de medicamentos clandestina, tenía que acabarse, si, pero con estrategia… no esperando aplausos anticipados, sino desarrollándose y aplaudiendo. No puede haber incertidumbre en la vida de los mexicanos y sus familias, señores legisladores pónganse las pilas, que ese es su trabajo. Familias que hoy no saben cuándo se les dará los medicamentos con los que viven y necesitan; donde no saben si pueden ser intervenidos o no, donde no saben qué pasará con sus registros e historiales clínicos; donde no saben a qué instituto pertenece su localidad o región domiciliaria. 

Siempre me he preguntado, ¿qué pasaría si en lugar de acuerdos personales o jugarle al loco, los legisladores defendieran a capa y espada su patria?. Dejar un sello o medalla gubernamental, se vale claro que sí, pero sin poner en riesgo una estabilidad, menos en este tema de salud. Jalisco ya expresó que no firmará este convenio. Modificaciones de leyes, diálogo con directores generales de clínicas y hospitales, esclarecimiento económico, finanzas sanas, licitaciones de medicamentos y equipo clínico, apertura de planteles, bolsa de trabajo así como temas sindicales de trabajadores, modificación de registros, cuotas gubernamentales y claro que aprobarlo en la ley para después aprobarlo en la ley de egreso e ingreso. El tiempo es factor decisivo para millones de mexicanos, que no pueden esperar. México necesita despiertos a los mexicanos.

Comments

comments