Hablemos de

Hablemos de

61
0
Compartir

El Centenario Club de Leones

Por: Alberto Velasco Vera

“No puedes llegar muy lejos si no empiezas por ayudar a los demás”
Melvin Jones

​La Asociación Internacional de Clubes de Leones, que en este 2017 cumple 100 años de ser fundada. Su historia se remonta a la Ciudad de Chicago en el Estado norteamericano de Ilinois, donde su fundador Melvin Jones, un hombre de negocios, se reunió con diferentes personalidades que integraban el club de empresarios de la ciudad y tuvo a bien, proponer la creación de una Asociación de ayuda.

​Para ser precisos, el 7 de Junio de 1917, en un hotel de la también conocida como la ciudad de los vientos, ese grupo de hombres de negocios decidió formalizar la creación de la naciente organización como el primer Club de Leones, pero con un enfoque de servicio a las clases más necesitadas en la ciudad.

​Pronto este club inspiró la creación y extensión de más clubes en los Estados Unidos y es en 1920 cuando se establece por primera vez como Asociación Internacional, al fundarse el primer club fuera del país, en Windsor, en Ontario, Canadá.

​Es en el marco de la Convención de 1925, que adquieren su primera gran encomienda al tener como oradora principal de este evento a Hellen Keller, quien desafió a los Leones a convertirse en “Paladines de la Ceguera”, como salvadores de la vista, siendo éste su programa insignia denominado “la vista es primero”, a través del cual se ha logrado mejorar la condición de vida de millones de personas en todo el mundo, en el primer siglo de servicio.

​La ayuda por la vista, va desde donar bastones (inventado en 1930, por George Borham); en 1935 producen los primeros libros con audio para llevar la literatura a las personas con debilidad visual y en 1939 se empieza a entrenar a perros guías haciéndose populares en todo el mundo.

​Para 1954 se adopta el lema con el que se reconoce a LCI, (por sus iniciales en inglés) We Serve, Nosotros servimos.

​En el año de 1968 se establece la fundación de Club de Leones Internacional, misma que se encarga de recaudar fondos a través de donativos de diferentes asociaciones y de los propios socios que aportan a través del programa Amigos de Melvin Jones, con una donación de mil dólares, recursos que son destinados a cubrir necesidades de emergencia, clínicas de la vista y otras acciones donde lo leones tienen presencia.

​En los últimos dos años se lanzó el reto a los más de 47 mil clubes que agrupan a más de 1.4 millones de asociados, de emprender el desafío de atender a 100 millones de personas, logrando atender al año del centenario a más de 160 millones de beneficiados en los diversos programas, como son mejoramiento ambiental, apoyo a los jóvenes, mitigar el hambre y el programa insignia de la visión.

​El nuevo siglo que inicia es de retos, la organización de clubes de leones es la más grande del mundo, cuenta con una representación en la organización de las Naciones Unidas y conjuntamente promueven acciones de inclusión con personas de diversas discapacidades físicas a través de las olimpiadas especiales.

​Los clubes de leones tienen nuevos desafíos para el centenario que inicia, además de los cuatro ya mencionados, se incluyen la diabetes y el cáncer pedíatrico, así como incrementar la membresía, misma que se encuentra distribuida en más de 200 países en el mundo.

​En México el leonismo no ha sido la excepción con 86 años de presencia y con representación en todos los estados del País. Con una membresía de 12 mil 500 socios, ha tenido altos y bajos; sin embargo, la proyección no es la misma como en otros países, donde ser León representa más que un estatus, una responsabilidad de servicio y sobre todo un reconocimiento de la sociedad.

​En nuestro país el campo de acción es tan grande como su extensión y su población, ya que las necesidades de cada nación, dependen de su calidad de vida y en México no es la excepción, cada rincón del país requiere la presencia de los leones; las políticas gubernamentales no resultan suficientes ante el número de necesidades de su gente, se debe trabajar conjuntamente con las autoridades civiles.

​Los programas de clubes de leones no son paliativos, son programas que contribuyen a crear conciencia en el cuidado y protección del medio ambiente; contribuyen a dar una atención adecuada a los jóvenes a través de actividades que promuevan el rechazo al bullying, a promover los valores y a través del deporte alejar a los jóvenes de los vicios; contribuyen a mejorar la alimentación a través de diversos sub programas; y contribuyen al mejoramiento de vida de las personas a través de la adaptación de lentes, operaciones de cataratas y pterigiones y que con ello conjuntamente se mejora la calidad de vida de la población que carece de recursos económicos.

​Sin lugar a dudas la presencia de leones en México como en todo el mundo, es una realidad, ahora después de 100 años de su fundación los leones enfrentarán los nuevos retos del centenario que inicia, con un solo objetivo “nosotros Servimos”.

Comments

comments

No hay comentarios