Inicio COLUMNAS “Escenario catastrófico”, por Covid, responsabilidad del presidente

“Escenario catastrófico”, por Covid, responsabilidad del presidente

0
Compartir

Por: Verónica Juárez Piña

México superó este sábado el tan temido “escenario catastrófico”, del número de muertes por Covid-19. Al domingo, ya se habían registrado 60,480 y, lamentablemente, las cifras siguen creciendo.

De hecho, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud, de la Universidad de Washington, el mismo sábado 22 de agosto actualizó sus proyecciones y previó que al 1 de diciembre de 2020, México alcanzaría 130, 387 muertes por Coronavirus.

Puntualizó que con el impacto positivo del uso universal de cubrebrocas, se registrarían 121, 331 decesos. Mientras que con el relajamiento de las medidas se tendrían 177, 601 víctimas.  (Universal, 22/08/2020)

Por eso es urgente, que el Gobierno Federal entienda la necesidad de corregir la estrategia sanitaria contra la emergencia de salud. De lo contrario, es probable que lleguemos a este segundo escenario, de más de 177 mil muertes, como consecuencia de un relajamiento generalizado de las medidas preventivas, fomentado por el propio presidente.

Es menester insistir en que el primer mandatario minimizó la emergencia sanitaria, asumió y sigue asumiendo una actitud irresponsable, priorizó su agenda por encima de las medidas sanitarias, apresuró el rompimiento del confinamiento; y redujo y retrasó las partidas de recursos federales para salud a las entidades.

Se empeñó además en descalificar a los gobernadores por las acciones que asumieron, en lugar de promover una mayor coordinación entre los dos niveles de gobierno para sumar esfuerzo en las medidas preventivas y en la atención a la salud de la población.

López Obrador también ignoró las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud que insistía en la necesidad de realizar pruebas como una medida fundamental para poder enfrentar la emergencia sanitaria; promover el uso de cubrebocas para disminuir los contagios y no apresurar el rompimiento del confinamiento.

La falta de control sobre la pandemia complicó la de por sí delicada situación del sector salud por la drástica reducción de recursos decidida por el Ejecutivo y su partido, Morena; aunado a las complicaciones presupuestales que ya se enfrentaban desde años atrás; a la crítica situación de los hospitales, la falta de capacidad gubernamental para resolver el abasto de medicamentos; y las compras tardías de equipo para proteger a los pacientes y al personal médico.

Lo más grave es que el presidente insiste en mantener en sus puestos a las autoridades de salud encabezadas por Jorge Alcocer y Hugo López-Gatell, cuya incapacidad es a todas luces evidente.

Un factor clave para que México haya alcanzado la situación actual- “escenario catastrófico”, según Gatell- y ser el tercer país en el mundo por el número de fallecimientos por Covi-19, es que tanto el secretario como el subsecretario de Salud subordinaron la estrategia sanitaria a las decisiones políticas presidenciales. 

Las y los mexicanos no se merecen este trato. El presidente se empeña en minimizar la tragedia y el dolor de miles de familias. Por eso insiste en crear cortinas de humo, armar juicios mediáticos, descalificar a la oposición, a los medios de comunicación y a quienes lo cuestionan; en lugar de corregir las malas decisiones de su gobierno.

Comments

comments