Inicio INTERNACIONAL Enviado papal pide a Irak evitar el rencor por la violencia sufrida

Enviado papal pide a Irak evitar el rencor por la violencia sufrida

0
Compartir

El “número dos” del Vaticano y enviado especial del Papa, Pietro Parolin, se despidió hoy de Irak dejando un llamado a todos los cristianos de esa región a evitar que el dolor y la violencia sufridos se transformen en rencor.

“Que el pesado yugo del odio no recaiga jamás sobre sus espaldas. El perdón es la base de la reconciliación”, precisó el cardenal secretario de Estado de la Santa Sede, durante una misa celebrada en la ciudad de Qaraqosh.

El purpurado ha cumplido una visita de varios días por Irak, para manifestar la cercanía del pontífice, mientras obispos y otras personalidades insisten en una próxima visita del mismo Papa Francisco.

Según informó aquí la sala de prensa de la Santa Sede, Parolin recorrió este día la Llanura del Ninive, cuna de los cristianos a orillas del río Tigris, iglesias y monasterios de Karamless, además de reunirse con volunatrios de instituciones católicas de Mosul y Bartalla.

En el sermón de su misa en Qaraqosh, recordó que hace pocos años esa ciudad era conocida por las trágicas noticias que llegaban desde este frente de guerra.

“El Papa me pidió traerles sus saludos y su bendición apostólica, y de asegurarles que los lleva en el corazón y los recuerda cada día en la oración”, precisó.

Evocó los hechos del verano de 2014, cuando el mundo entero asistió “con incredulidad y horror” a “la tribulación, la injusticia, la traición y la destrucción de cuanto tenían como más sagrado”, mientras muchos fueron forzados a huir y dejar todo.

Más adelante constató que las tinieblas del rechazo a la vida aparecen tanto en el pasado como en el presente, y ante ellas la respuesta cristiana pasa por el perdón, porque mediante el perdón se vence el mal con el bien, transformando el odio en amor y así se hace un mundo más limpio.

“Ustedes están llamados a ofrecer una contribución válida no sólo a la Iglesia sino también a toda la sociedad, siendo artífices de reconciliación y de paz, testigos del amos y del perdón, fuente de bien y bendiciones para todos”, pidió.

“¡Ánimo! ¡No tengan miedo! ¡Levántense con pie firme y comiencen de nuevo su vida, porque el mal no tiene la última palabra sobre su destino y su futuro, en esta histórica tierra de padres!”, abundó.

Comments

comments