Inicio COLUMNAS El poder está en la ciudadanía

El poder está en la ciudadanía

0
Compartir

Por: Lucy Pérez

Ha llegado ese tiempo trágico que imaginábamos atemorizados deseando que jamás fuera verdad. Tiempo en que las instituciones se han desdibujado, en que la palabra del todo poderoso pasa por encima de quien se atreva a pensar diferente, y con una simplista actitud juzga, sanciona o aprueba cuanto capricho se le venga en gana sin importar que existan mecanismos jurídicos, procedimientos, reglas, democracia.

No sé cual pandemia sea peor, si la sanitaria o la que aqueja a distintos gobernantes a lo largo del país que lejos de dedicarse a atener la emergencia económica, social, de seguridad y salud, siguen sin asumir su compromiso y continúan en campaña echando culpas a quienes gobernaron en el pasado o tomando decisiones alejadas totalmente de las demandas y necesidades de la ciudadanía.

La corrupción, impunidad, las componendas y acuerdos han dejado de manifiesto cómo entre unos y otros actores hacen públicos sus escándalos como si fuera un certamen para ver quien es peor que el otro, dejando tristemente algo muy claro, a la hora de la repartición siguen jugando sus cartas por debajo de la mesa, simulando que son independientes, oposición, pero acordando el escenario perfecto para que nada afecte sus intereses o cambien de fondo.

Con gran impotencia muchos ciudadanos indignados nos preguntamos ¿Hasta cuándo? ¿Qué más necesitamos vivir para actuar? Sé que también la participación ciudadana se torna compleja, he visto cómo aquellas voces que clamaban desde el activismo en diversos temas en el pasado, fueron seducidas por posiciones en los diversos niveles de la administración pública y hoy solo hay ese silencio cómplice.

Estamos ante un escenario complejísimo, pero también en momentos críticos. A lo largo de nuestra historia han surgido personas, líderes que han sabido enfrentar y aportar desde su trinchera en la construcción de la democracia.

Hoy es preciso que reconozcamos el verdadero poder ciudadano que poseemos cada una y uno de los mexicanos, con los partidos, o por encima de ellos es preciso que como ya se han empezado a organizar diferentes movimientos nos demos cuenta que el cambio está en nuestras manos.

Sé y estoy consciente que solos nos es difícil luchar contra el aparato de gobierno, con los mecanismos que pretenden dejarnos inactivos, pero la fuerza que podemos poseer juntos es mucho más grande que cualquier otra.

Es tiempo de las mujeres y los hombres libres, es tiempo de reconocernos como mexicanas y mexicanos y no permitir que el país se convierta en esa peor pesadilla que advertimos muchas y muchos por más de dieciocho años.

Creo en la vocación de servicio, en el compromiso hacía la patria, en la democracia verdadera. En cada mujer y hombre, en las nuevas generaciones que desde el voluntariado, la acción social, la generación de empleos pone día a día su granito para que México no se vaya a la borda.

Somos las y los ciudadanos quienes otorgamos realmente el poder a quienes nos gobiernan. Es momento de actuar y fortalecer esos liderazgos sociales que emergen en pro de México, aun estamos a tiempo, actuemos conscientes de que el verdadero poder lo tenemos las y los ciudadanos.

Comments

comments