Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS El ático de lujo en Nueva York en el que vive Kim...

El ático de lujo en Nueva York en el que vive Kim Kardashian

183
0

Parece que eso de llevar el apellido Kardashian encima y conseguir todo aquello que uno se pueda proponer solo puede estar presente en el seno de una de las familias mediáticas, queridas, seguidas y envidiables, a la vez, de todo el planeta Tierra. Así es como se conoce al que es considerado ya uno de los clanes televisivos más influyentes del panorama actual.

Un conjunto de celebrities que ya sea por su imagen, por su presencia en ciertos actos sociales o por su salto al mundo laboral con grandes y atrayentes proyectos de mercado, ha sabido posicionarse -¡y de que manera!- con una inigualable categoría. Y las culpables de ello no son otras que las mismísimas Kim, Kourtney y Klhoé Kardashian y Kendall y Kylie Jenner.

Cinco hermanas totalmente diferentes, fruto de los matrimonios que su respectiva madre, Kris Jenner, mantuvo junto a Robert Kardashian y Bruce Jenner – hoy en día Caitlyn Maria Jenner-, que han logrado mantenerse tan unidas hasta conseguir formar un imperio de infinitas dimensiones. Comenzando por sus múltiples colecciones de productos de belleza y llegando incluso a formar equipo con grandes firmas de moda.

Aunque hasta ahí no llegan todos sus logros y, por qué no decirlo, caprichos. Y es que este pequeño ejército de divas también ha sido capaz de reinar sobre las pasarelas más codiciadas de todo el mundo y de protagonizar las portadas de importantes y conocidísimas publicaciones sociales y de moda. Pero las sorpresas no muestran todavía indicios de poder llegar a su fin.

De esta forma, resulta habitual y ya casi inevitable encontrarse a una Kardashian o una Jenner ocupando los mejores asientos de los front-row o vistiendo las confecciones más delicadas y esperadas de casas como Chanel, Donna Karan y Marc Jacobs. Sin embargo, si hay algo que pueda llamar más la atención de estas cinco curiosas hermanas es su obsesión por el lujo y por una imagen cien por cien perfecta.

Un familia repleta de caprichos
Y cuando decimos perfecta nos referimos a destruir o rechazar cualquier detalle que ellas puedan considerar vulgar o innecesario. Hasta tal punto ha llegado, por ejemplo, >su afán por las cirugías que más de una puede resultar incluso irreconocible en sus fotos de la más pura infancia o adolescencia. Y no sólo por parte de las más mayores -Kim, Kourtney y Klhoé Kardashian- sino que entre las pequeñas, Kendall y Kylie Jenner, ya parece haberse asentado esta especial afición.

Asimismo, ya solo el hecho de observar o percatarse de toda la riqueza que rodea a cada una de ellas, puede ayudar a uno a hacerse a la idea de la calidad de vida que llevan. Una realidad que se traduce en «comprar o conseguir todo lo que se les pase por la cabeza». Ya sean joyas, maquillaje, prendas de ropa como coches y viviendas de características solo alcanzables para los más apoderados.

Porque lo de estas cinco hermanas se podría decir que supera incluso a la realidad. Un catálogo de preferencias y objetos deseados que sólo las mismísimas estrellas de élite podrían permitirse. Y en esta ocasión, la protagonista vuelve a ser la indudable reina de las cámaras: Kim Kardashian, junto a su marido Kanye West. Una presencia en pantalla de la que ya está más que acostumbrada y que esta vez aterriza acompañada de un nuevo domicilio.

Pero no uno cualquiera. Y es que, por supuesto, tanto la situación como el interior de este nuevo «juguete Kardashian» debía estar a la altura. Así, con estos primeros requisitos, la imagen de un inmueble idealizado podría estar presente ya en la mente de cualquiera. Y la realidad no resulta distinguirse demasiado de cualquier idea imaginaria. Nada más y nada menos que un lujoso ático triplex de lujo, asentado en la tan querida ciudad de Nueva York, que seguro cubrirá todas las exigencias de Kim Kardashian, Kanye West y los pequeños Saint West y North West.

Sin embargo, el día a día neoyorquino de esta pletórica empresaria de Los Angeles no apunta a prolongarse durante un largo periodo de tiempo. Y la razón de todo ello se encuentra en los compromisos laborales de su marido y rapero Kanye West. ¿El motivo principal? La gira musical en la que el padre de Saint y North se encuentra inmerso. Un proyecto que West ha acogido con gran ilusión y en la que, por supuesto, no podía faltar el apoyo de su propia familia.

Así, rodeados de miles de rascacielos, es como ambas estrellas se encuentran en la realidad. Una rutina alejada de los focos Hollywood que ahora más que nunca se centra en la profesión paterna.

Por cortesía de Airbnb
‘The Saint Pablo Tour’ es el título que ha dado paso a esta nueva aventura Kardashian por la que también es conocida como ‘la ciudad que nunca duerme’. Una gira que emprendió su rumbo a finales de agosto, en Indianapolis, y que llegará a su fin el día 29 de octubre, en Las Vegas. Así, teniendo que pasar tanto por Nueva York como por sus alrededores, no es de extrañar que esta aclamada familia haya decidido realizar una corta mudanza juntos.

Y todo gracias a la cortesía del portal web de alquiler Airbnb. Una plataforma que ofrece la posibilidad de encontrar tanto habitaciones como casas o apartamentos por precios muy variados y que esta vez ha querido extender su ayuda a una de las familias mediáticas mas afamadas del planeta. Por supuesto, las características del inmueble debían estar adaptadas a la ocasión, y Kim Kardashian se ha encargado, de su propia mano, de dejar constancia de ello públicamente.

Comments

comments

Artículo anteriorPiden incluir a pirámides de Teotihuacán como zona libre de pokemones
Artículo siguienteAparecen Ovnis durante sismos