Inicio COLUMNAS DESAZOLVE #MORALyAMORIOS

DESAZOLVE #MORALyAMORIOS

35
0

Por: Salvador  Cosío Gaona

El líder y omnipotente controlador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y ya candidato de ese instituto político a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha expresado recientemente su deseo y consecuente intención de impulsar una nueva Constitución General de La República, con la connotación de que la ha citado como que será una ‘Constitución Moral’, lo que hace recordar algo similar que propuso en el marco de la elección federal de 2012, cuando lo que propuso fue que se instaurara una ‘República Amorosa’, siendo que en esa época ello generó un alud de comentarios críticos, en su mayoría reprobatorios o burlescos, y aunque también ahora su propuesta de nueva Constitución peculiar ha provocado muchos señalamientos, lo cierto es que en esta ocasión no son tan de mofa y sí genera que se deba analizar el tema.

La propuesta de López Obrador se anuncia como que será resultado de la deliberación de una amplia asamblea, que según él “estará compuesta de ancianos venerables de las comunidades indígenas, maestros y maestras, padres, madres de familia, jóvenes, filósofos, antropólogos, psicólogos, especialistas, escritores, poetas, activistas, indígenas y líderes de diferentes religiones. Será un diálogo ecuménico, interreligioso, entre religiosos y no creyentes, para moralizar a México” y el líder morenista hizo el anuncio al tiempo que se desarrollaba el ritual en el que fue proclamado candidato presidencial y formó parte sustancial de su discurso en el que hizo, violando la legislación electoral, un recuento de promesas, ofertas, proyectos y propuestas, señalándolas como ‘el marco conceptual sobre el que versará su gestión presidencial’, yendo más allá y denotando su naturaleza como creyente de una doctrina filosófica o teológica emanada de una asociación religiosa con base en fundamentos cristianos, López Obrador acentuó: “También están cordialmente invitados al simposio todos los hombres y mujeres de buena voluntad y todos aquellos que tengan algo que aportar al respecto”.

La idea del político tabasqueño que busca por tercera ocasión la presidencia de México es modificar, por obra de un código moral consensuado, el carácter de los mexicanos, normarlo benévolamente para hacerlo más sensible al amor al prójimo, a la práctica del bien, con base en propiciar nuevas conductas y procurar que la población mexicana se auto regule. Dicen los críticos que López Obrador ahora sí está tratando de construir la famosa ‘República Amorosa’ que pretendió hace seis años más basada en un marco normativo en el que impere la regulación y sanción moral por encima de lo legal.

Hay que además advertir que al menos hasta esta época el candidato de MORENA a la Presidencia de México no está proponiendo reinventar o reescribir la Constitución mexicana, sino por el momento sólo está ofertando que habrá un código supremo de la moral pública y quizá pronto retome el concepto de hace seis años con su propuesta de República Amorosa de México, proponiendo perdón, amnistía y mucho amor para redimir a todo aquel personaje que con el simple hecho de sumarse a su causa y doctrina sea redimido de cualquier acción ilícita e inmoral, asi sería la base de la ‘República Amorosa y Moralista de México’ y muchos pensarán que, luego entonces, habrá un ahorro sustancial en el gasto público al eliminarse todas las instituciones y dependencias que ahora están responsabilizadas de investigación criminal, procuración e impartición de Justicia.

En su mensaje polémico, López Obrador enfatizó la pluralidad y la amplitud implícita en su convocatoria ya que en su tren moralizador y amoroso caben también los capos de los cárteles de la droga con quienes ha dicho estar dispuesto a pactar una amnistía que, además, favorecerá por igual a muy denostados líderes sindicales, algunos prófugos de la justicia, como el cacique a distancia de los obreros mineros Napoleón Gómez Urrutia y a otros que en medio de impunidad actual buscan seguir gozando de poder en libertad, quizá hasta quepan en el vagón algunos como Carlos Romero Deschamps con todo e hijos y su dispendiosa forma de vivir sabrosamente la vida con los frutos de las prebendas de las que goza su inclito progenitor, además quizá de otro montón de políticos señalados de enriquecimiento ilegítimo y otras conductas inmorales que podrían ser perdonados amorosamente con el simple hecho de sumarse a su proyecto político.

El nuevo o quizá renovado espíritu moralizador, amoroso y ‘perdonador’ de López Obrador, muestra además una gran amplitud de mira al estar aceptando apoyos que escandalizan a quienes reprueban los actos impropios, delictivos e inmorales de quienes ahora serán redimidos y al sumarse a la causa o Corte Celestial serán ya inmaculados y no importará qué hayan hecho o dejado de hacer, aunque hayan sido parte de la masa corrupta que el propio López Obrador llamó ‘la mafia del poder’, miembros fundamentales del corrupto status quo que antes tanto denostaba. Lo cierto es que es difícil entender que una cruzada de elevación espiritual colectiva pueda insertar en el camino del amor y el bien común a tanta gente que antes era considerada bicho rastrero con uñas largas enfundadas en carísimos trajes y corbatas.

Pero como siempre, advirtiendo la triste cargada que ahora se le arremolina al que de repente cambió y es magnánimo perdonador, ‘la culpa no es del indio sino del que lo hace compadre’, siendo deseable que la sociedad reflexionará hasta donde ese demasiado amor puede acabar con los fundamentos morales de un país.

En el marco de la llamada intercampaña se están generando movimientos interesantes por el candidato Andrés Manuel López Obrador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que está en alianza con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES) y también a cargo del aspirante José Antonio Meade Kuribreña, el postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) además de por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nuevo Alianza (PANAL).

En el bando de López Obrador causó comentarios de diversa índole el que se haya dado a conocer que en el listado de candidatos al Senado de la República por la vía de la Representación Proporcional está incorporado Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato de Mineros ahora en el exilio y que habita en Canadá. Gómez Urrutia es un personaje muy polémico, controversial, siendo de llamar la atención que Alfonso Romo, uno de los principales colaboradores de López Obrador, se haya atrevido a compararlo con el prócer sudafricano Nelson Mandela, habiéndose expresado así : “Yo no conozco el caso de Napoleón Gómez Urrutia, pero he visto muchos sacrificios de mucha gente y luego salen adelante. Y no lo quiero comparar con nadie, pero yo me acuerdo…¿quién estuvo 30 años en la cárcel? Pues Nelson Mandela y fue el premio Nobel de la Paz”. El comentario de Romo, realizado en el Club de Industriales de la Ciudad de México en el marco de un evento organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, recibiendo el empresario regiomontano algunos abucheos.

Gómez Urrutia, quien aparece en la lista de los 11 dirigentes que Morena postula para el Senado, es un polémico exdirigente del sindicato minero que lleva 12 años en Canadá tras haber huido de México en 2006 después de una tragedia que dejó 65 trabajadores muertos y enterrados en la mina 8 de Pasta de Conchos, al norte del país. También ha sido acusado de un presunto desfalco de 55 millones de dólares. Su inclusión en las filas de Morena ha desatado una de las más fuertes críticas a López Obrador, quien en la víspera de su campaña electoral ha abierto las puertas de su partido a personajes polémicos y antiguos rivales políticos. El candidato presidencial ha defendido la postulación del exlíder sindical. “Los que dominan el país lo expulsaron”, dijo a un grupo de reporteros en Campeche. “Ahora nosotros, en un acto de justicia… que quede claro: yo estoy en contra de las represalias, yo he padecido de represalias, no me gusta cuando se utiliza el poder para perseguir a opositores. Esta es la situación de Napoleón Gómez Urrutia. Se le da la oportunidad de participar”. Se han generado muchas líneas ágata en columnas políticas y demasiados comentarios en medios electrónicos y redes sociales criticando al líder de MORENA por la postulación de Gómez Urrutia, más parece que no habrán de influenciar para que se anule la postulación del llamado cacique de los mineros.

Por su parte, José Antonio Meade Kuribreña hizo movimientos en su estructura organizativa de cara al inicio de su campaña formal, incorporando a una mujer y dos hombres fuertes con amplia trayectoria dentro del  PRI, con el evidente objeto de procurar unir al citado partido del que el abanderado no es militante. Meade ha dado un paso para tratar de cerrar las heridas internas abiertas tras su designación y fortalecer su equipo de cara a la campaña electoral, que arrancará formalmente el próximo ‪30 de marzo‬. El aspirante del partido gobernante ha incorporado a su campaña a dos hombres fuertes del tricolor: el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que siempre aspiró a ser el candidato del PRI en estas elecciones y ha sido Gobernador de Hidalgo, así como el expresidente del Comité Nacional de ese partido el exgobernador de Sonora y ex líder de legisladores federales Manlio Fabio Beltrones Rivera, así como a la también Ex Presidenta nacional priísta Beatriz Paredes Rangel quien ha sido legisladora local y federal, Gobernadora de Tlaxcala, lideresa de la antes poderosa Confederación Nacional Campesina (CNC) y subsecretaria de Gobernación además de Embajadora en Cuba y Brasil. Meade Kuribreña designó a esos personajes como coordinadores de circunscripción, además de a Alma Carolina Viggiano Austria la esposa del exGoberndor de Coahuila Rubén Moreira, actual Secretario de Organización del Comité Nacional Priísta, a quien se menciona como posible sucesor del polémico Enrique Ochoa Reza a quien se dice removerán pronto como Presidente nacional del priísmo, siendo en este caso una designación cuestionada, ya que hay gran disparidad entre la trayectoria y capacidad operativa de Alma Viggiano frente a los citados Osorio, Beltrones y Paredes, siendo los otros nombrados en ese grupo de coordinadores de circunscripción el exGobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros quien fuere subsecretario de Gobernación con Osorio Chong y el exmandatario de Tlaxcala, Mariano González Zazur, siendo estos dos considerados operadores políticos de mediano nivel.

Con estos movimientos, Meade apuesta por cerrar filas con el partido y garantizarse el apoyo de importantes operadores político electorales, cuadros expertos en el funcionamiento de la maquinaria del PRI, que será indispensable para lograr coptar más simpatía social durante la campaña. Habrá que observar si logra además aprovechar el impulso social que pueda darle una mayor campaña a su favor de parte del PVEM y del PANAL, aprovechando el desgaste que pueda sufrir López Obrador con el encumbramiento de Napoleón Gómez Urrutia y de otra personaje polémico llamada Néstora Salgado, además del reciente apoyo que captó de otros grupos con desprestigio como el de familiares directos de la Maestra Elba Esther Gordillo.

@salvadorcosio1
opinió[email protected]

Comments

comments

Artículo anteriorAnte aumentos de combustible, proponen conversión de vehículos a gas natural
Artículo siguienteAlfonso Romo no es ejemplo de transparencia empresarial, cuestiona The Wall Street Journal
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2