Inicio COLUMNAS Desazolve – Mala Combinación

Desazolve – Mala Combinación

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

La cifra de 130 mil muertes por COVID-19 fue superada la semana pasada en nuestro país, siendo que a 10 meses del inicio de la pandemia no se ha podido contrarrestar su poder ni “domarla”, como tantas veces lo ha proclamado el presidente Andrés Manuel López Obrador. Por el contrario, se siguen rompiendo récords de fallecimientos por día, y habrá que decirlo, es resultado sí, de la mala estrategia y en mucho la negligencia e incapacidad de quienes son los encargados de dirigir las acciones para enfrentar esta pandemia, pero también de los ciudadanos que no han estado a la altura de lo que les corresponde hacer respecto a la máxima de cuidarse y proteger a sus seres queridos. Una mala combinación: gobierno indolente y población irresponsable e imprudente. 

El hecho es que hay llamadas de alerta que nos llegan de diversos sectores y regiones geográficas del mundo que debíamos estar tomando en cuenta. Al otro lado de nuestras fronteras se ve con preocupación lo que está ocurriendo en México y no se puede hacer otra lectura al respecto cuando uno de los más prestigiosos diarios del planeta como lo es The New York Times, una de las revistas en materia médica más respetables del orbe, y la principal Organización Mundial de la Salud nos están volteando a ver y señalando que la estrategia dispuesta por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está mal, que los modelos implementados son ineficientes, que las autoridades nos están engañando, y que la actitud negacionista del actual régimen nos tiene sumidos en el caos, y la situación que priva es de desastre. 

A los puntuales señalamientos que ya había externado el prestigioso diario The New York Times, que en una publicación tituló “México tergiversó los datos sobre la gravedad del coronavirus en la capital”, se sumaron las severas críticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a mediados de diciembre pasado, y hace pocos días The British Medical Journal(BMJ), lanzó un duro juicio al acusar que las autoridades de nuestro país han minimizado la amenaza por la covid-19 y la falta de una estrategia, combinada con mensajes contradictorios del presidente López Obrador ha exacerbado la situación, señaló la especializada revista británica. 

A principios de diciembre pasado, The New York Times, denunció que las autoridades de salud que encabezan la estrategia contra la pandemia manipularon los datos para evitar así que el semáforo epidemiológico cambiase a rojo y se decretara un obligado cierre a la economía en la Ciudad de México, dando paso a que el caos cundiera. 

De acuerdo al trabajo de la periodista Natalie Kitroeff, López-Gatell maquilló las cifras de ocupación de camas con ventiladores y de tasas de positividad cuando se debió haber activado un cierre inmediato de actividades a principios de diciembre pero en cambio mantuvo abierta Ciudad de México por otras dos semanas. 

“Los funcionarios del gobierno insistieron en que la ciudad estaba en un nivel de riesgo moderado —naranja, según su sistema de semáforos— y que no había necesidad de medidas sanitarias más estrictas.

Dicho anuncio fue recibido con sobresalto por los médicos de toda Ciudad de México, que no pudieron cuadrar la evaluación del gobierno con la demanda que veían en los hospitales, más ocupados que en mayo, durante el primer pico de la pandemia.

“Estoy atendiendo al doble de pacientes que hace unos meses. Salgo y veo en la tele que dicen que estamos casi casi bajo control”, dijo Juan Carlos Bollo, un médico que atiende a pacientes con coronavirus en dos hospitales públicos de la capital.

López-Gatell ha tratado recientemente de minimizar la importancia del sistema de semáforos que creó y abanderó.

En una conferencia de prensa durante las dos semanas en que la ciudad permaneció abierta, López-Gatell despejó las dudas sobre por qué la ciudad no estaba en el nivel rojo de riesgo.

“En cuanto al color es hasta cierto punto intrascendente”, dijo, una semana antes de que la ciudad fuera finalmente cerrada”, según refiere la publicación de The New York Times. 

Mike Ryan, Director de Emergencias Sanitarias de la OMS, aseguró a mediados del mismo diciembre, que México “no ha conseguido aplicar una estrategia que pueda mantenerse a lo largo del tiempo” para hacerle frente al COVID-19.

“México, al igual que otros países de América del Norte, nunca salieron realmente de ese brote elevado de la primera ola. Lograron controlar hasta cierto punto la enfermedad, pero ahora está repuntando”,  alertó en conferencia de prensa el funcionario de la OMS.

Por ello, exhortó a las autoridades mexicanas que se coordinen para tomar las medidas correspondientes, pues así como en otros países, “no han conseguido aplicar una estrategia exhaustiva que pueda mantenerse a lo largo del tiempo y contar con el apoyo y el acuerdo de la población para respaldarla realmente”.

The British Medical Journal(BMJ), en su publicación del pasado 30 de diciembre, destaca un texto titulado «Covid-19: cómo el negacionismo lideró el desastroso esfuerzo de control de la pandemia en México”, en el que subraya que el gobierno se negó a hacer más pruebas y rastreo de casos «a pesar de tener una de las peores cifras de muertos del mundo».

Apunta que nuestro país se convirtió en la cuarta nación en rebasar las 100 mil muertes por coronavirus y que estas continúan en aumento, mientras que los hospitales están saturados y por lo tanto se ven forzados a rechazar a pacientes porque ya no hay camas ni insumos suficientes. 

«Nuestros hospitales están llenos y el sistema de salud se derrumba. No tenía la infraestructura para sostenerse antes; ahora la situación es aún peor ya que la gente ha perdido el miedo a la pandemia y el gobierno nunca ha tomado medidas responsables «, declaró Mercedes Aranda, médico residente a BMJ.

La revista médica británica recordó que el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a México ser muy serio con el manejo de la pandemia, al señalar la compleja situación del país. 

No obstante, abundó que «El gobierno de México respondió a la súplica como lo ha hecho a todas las recomendaciones anteriores de la OMS: con poca preocupación y abundancia de arrogancia. ´Si Tedros quisiera darme ese mensaje a mí, o al secretario de salud, o al presidente, tal vez nos hubiera enviado un cable diplomático´, dijo el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell Ramírez».

En la publicación se criticó que «el gobierno ha minimizado constantemente la amenaza del covid-19», al recordar que el presidente López Obrador mostró una estampita que dijo que lo protegería del virus.  

La falta de estrategia, combinada con mensajes contradictorios del presidente, ha exacerbado la situación en un país que está mal equipado para una pandemia», destacó BMJ.

Criticó que nuestro país tiene una de las tasas de pruebas más bajas del mundo, esto ha sido un obstáculo para encontrar a personas infectadas y para romper las cadenas de contagios.

«Estimamos que alrededor del 30% de la población [de México] ha sido infectada, pero el gobierno no sabe cuántas personas infectadas hay, así que ese es otro gran problema», declaró al medio británico Rafael Lozano, del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

A esta ola de críticas también se incorporó el respetado diario británico The Guardián, al aseverar que “los contagios de COVID-19 en México no se detienen y los hospitales llegan a niveles de ocupación nunca vistos durante toda la pandemia, especialmente en la capital del país, en donde el gobierno de Claudia Sheinbaum impuso medidas para evitar la propagación de la enfermedad; sin embargo, mientras se agrava la crisis, el gobierno del presidente López Obrador “apenas ha cambiado sus mínimas restricciones”.

Además, The Guardian, hizo notar que el mandatario mexicano “rara vez” ha hecho declaraciones públicas en las cuales reconozca la gravedad del brote del virus SAR-CoV-2 en México.

Otro de los puntos que resulta difícil de entender, escribieron, es que mientras declara que muchos mexicanos no pueden darse el lujo de dejar de trabajar, “el presidente de izquierda ha insistido en ceñirse a la austeridad que ha regido su presidencia de dos años”.

En este sentido, la estrategia económica de López Obrador para hacer frente a la crisis provocada por el virus fue descrita como “el más básico de los programas de estímulos para superar a millones de nuevos desempleados”, señala el diario.

Lo cierto es que la desastrosa estrategia implementada por  el Gobierno de México para enfrentar la pandemia por Covid-19, sumado a la imprudencia e inconsciencia que ha predominado entre miles de ciudadanos que desatienden las recomendaciones básicas como usar el Cubrebocas y quedarse en casa, han resultado una muy mala combinación frente a la pandemia. Sin menoscabo de que el principal responsable de combatir esa peste, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, es el primero en romper y violar las normas. 

[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments