Inicio COLUMNA INVITADAS DESAZOLVE Grandes Retos ambientales

DESAZOLVE Grandes Retos ambientales

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Uno de los principales retos de cualquier gobierno, con independencia de otros temas de primer orden como lo son la seguridad y el combate a la corrupción e impunidad, es garantizar a los gobernados una mejor y mayor calidad de vida, que se encuadra dentro de la seguridad social a que el gobierno está obligado a fomentar positivamente. La definición de calidad de vida es el bienestar general de los individuos y las sociedades, delineando las características positivas y negativas de la vida. En este sentido existe influencia en la satisfacción en la vida, incluyendo todos los ámbitos de salud física, familia, educación, empleo, riqueza, creencias religiosas, finanzas y medio ambiente.

Los avances médicos han contribuido a aumentar la longevidad, por lo que nuestro enfoque debe cambiar de centrarnos en la cantidad a la calidad de vida. La calidad de vida es subjetiva y multidimensional, abarca características incluso opuestas. Es una condición en constante movimiento que responde a eventos de la vida diaria: pérdida del empleo, enfermedad u otros trastornos pueden cambiarla rápidamente.

Aunque la salud es uno de los aspectos importantes de la calidad de vida, hay otros aspectos como la cultura, ética, valores y espiritualidad, que son también asuntos claves de la calidad de vida que se suman a la complejidad de su medición. Sin embargo, los investigadores han desarrollado técnicas útiles que han contribuido a conceptualizar y medir estos varios indicadores y cómo se relacionan entre sí.

Entre las observaciones hechas sobre la calidad de vida destacan: Satisfacción con la vida, que es subjetivo y puede variar. Factores multidimensionales que abarcan desde la salud física, estado psicológico, nivel de independencia, familia, educación, riqueza, creencias religiosas, una sensación de optimismo, servicios locales y transporte, empleo, relaciones sociales, vivienda y medio ambiente. Perspectivas culturales, valores, expectativas personales y metas en la vida. La presencia de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad. Así pues en el futuro deberán existir cada vez más políticas públicas que orienten el desarrollo y calidad de vida, que se alejen cada vez más del triste asistencialismo gubernamental que centra sus esfuerzos en la dotación de literales limosnas que luego son regateadas sobre todo en tiempos electorales como este. El desarrollo social hasta hoy en México y Jalisco, es más de palabra que de hechos y peor aún, es una política burda, insuficiente, discriminatoria y electorera que sirve para lucrar con la necesidad social y buscar llevar ventaja al gobierno en turno que la promueve. Eso se debe terminar.

El concepto de calidad de vida y sus determinantes han evolucionado para abarcar los aspectos de la que están claramente demostrados que afectan a la salud física o mental. Por ello es urgente que el siguiente gobierno ecologista trabaje decididamente desde el nivel individual, donde se incluyen las percepciones de la salud física y mental: nivel de energía, estado de ánimo, riesgos para la salud y las condiciones, estado funcional, apoyo social y estatus socioeconómico. En el ámbito comunitario, que incluya recursos de la comunidad, condiciones, políticas y prácticas que influyen en las percepciones de salud de la población y permita a los organismos de salud tener intervenciones más amplias de política pública saludable, entre otros rubros más.

Para fortalecer la calidad de vida de los jaliscienses habremos de trabajar arduamente en poder alinear los siguientes ejes principales:
Condiciones de vida material; que serán medidos sobre la base de: condiciones de ingresos, consumo y condiciones materiales. Los ingresos son un indicador importante, ya que tienen un impacto en la mayoría de los otros indicadores. Lo mismo vale para el consumo, dentro del cual se tomarán algunos indicadores como consumo de los hogares per cápita, el consumo total per cápita y otros indicadores para los hogares son tomados de la encuesta de presupuesto familiar. Las condiciones materiales como la privación de bienes o la falta de vivienda proporcionarán importante información complementaria a estos enfoques basados en el dinero.

Actividad productiva; una serie de actividades llenan la vida de los ciudadanos todos los días, una más prominente siendo su trabajo. Son indicadores que miden la cantidad y la calidad de los empleos disponibles: horario, equilibrio trabajo y vida no trabajo, seguridad y ética de trabajo serán algunos de los indicadores utilizados para medir este aspecto de la calidad de vida y actuar en consecuencia.

Salud; la salud es una parte esencial de la calidad de vida de los ciudadanos. Los problemas de salud pueden afectar al progreso general de la sociedad. Los problemas físicos y mentales también tienen un efecto perjudicial sobre el bienestar subjetivo. Principalmente se medirán con indicadores de resultado de salud objetiva como esperanza de vida, mortalidad infantil, el número de años de vida saludable, pero también más subjetivos como el acceso a la salud y la autoevaluación de la salud. Lo que nos permitirá emprender acciones concretas para abatir el rezago en la cobertura de los servicios de salud.

Educación; la educación juega un papel fundamental en la vida de los ciudadanos y es un factor importante en la determinación de lo que es el progreso en la vida. Los niveles de educación determinan que trabajo un individuo tendrá. También tienen menos posibilidades de prosperar económicamente si tiene menos formación. Los indicadores de la educación que son relevantes para la calidad de vida serán logros educativos de la población, el abandono escolar prematuro, y participación en formación continua. Así, podremos atacar sus causas y mitigar sus efectos.

Interacciones sociales y ocio; no se debe subestimar el poder de las redes y conexiones sociales cuando se trate de medir el bienestar de un individuo, influyen directamente en satisfacción de vida. Esto se mide en términos de cómo a menudo los ciudadanos pasan tiempo con gente en eventos deportivos o culturales o si son voluntarios para los diferentes tipos de organizaciones. Además, el potencial social de recibir apoyo y la frecuencia de contactos sociales son indicadores incluidos en este que será un importante marco de referencia que también nos indicará en términos generales el ánimo social y su percepción frente al gobierno.

Seguridad económica y física; la seguridad es un aspecto crucial de la vida de los ciudadanos. Poder planificar y superar cualquier deterioro repentino en su entorno económico tiene un impacto importante en su calidad de vida. La seguridad se mide en términos de seguridad económica y seguridad física por lo que idealmente deberán utilizarse indicadores de ingresos económicos, capacidad para afrontar gastos inesperados, niveles de inseguridad y niveles de satisfacción social.

Gobierno y derechos fundamentales; el derecho a participar en debates públicos e influir en la conformación de las políticas públicas es un aspecto importante de la calidad de vida. Las garantías legislativas para los ciudadanos es un aspecto fundamental de las sociedades democráticas. Un buen gobierno depende de la participación de los ciudadanos en la vida pública y política que se refleja también en el nivel de confianza de los ciudadanos en las instituciones del país, la satisfacción con los servicios públicos y la falta de discriminación; y justo será eso en lo que apliquemos esfuerzo, talento y capacidad.

@salvadorcosio1
opinió[email protected]

Comments

comments