Inicio ESTILO DE VIDA Clave para aprovechar las rebajas

Clave para aprovechar las rebajas

0
Compartir

Los principales comercios de moda han adelantado las rebajas ante la bajada de ventas de un sector que ha sido muy castigado por la crisis, en el que diseñadores y consumidores apuestan por una moda sostenible y ajustada a las necesidades.

Laura Opazo se ha convertido en una de las grandes divulgadoras de esta tendencia a través de sus colaboraciones en distintos medios de comunicación y actualmente con la edición de su primer libro «Armario Sostenible» (Zenith).

Hasta hace unos años, reconoce que era una gran consumidora de moda, casi «bulímica», ha explicado en una entrevista con Efe este lunes. «Trabajaba en el sector -dice-, aunque no sea excusa».

El descalabro que ello suponía para su bolsillo, descubrir que la moda era uno de los sectores más contaminantes del planeta y la falta de ética de algunas empresas con sus trabajadores la llevaron a replantearse su sistema de compra.

Opazo considera que desde que adoptamos el «Black Friday» las rebajas ya no son lo que eran, y «necesitar, necesitar, ya poco», es época de caprichos por eso su recomendación para no dilapidar es calcular el retorno de la inversión, es decir, cuánto tiempo nos va a durar esa prenda, mirar bien las etiquetas y optar por el alquiler de prendas y la moda vintage.

La autora reconoce que el término sostenible pasa por recortar el consumo en un momento en el que se pide que «para levantar el país, consumamos», pero hay otras fórmulas. «Se puede ir a la moda vestidos con ropa de segunda mano».

La experta en moda indica que cuidar la ropa es una manera de ser sostenible, leer las etiquetas, no colgar las prendas que se pueden deformar y saber cómo lavarlas logran alargar su ciclo vital.

«Solo miramos las etiquetas para evitar que nos timen y no nos damos cuenta de que en ella se detalla cómo cuidar la prenda, cómo lavarla».

Recomienda también que antes de pagar pensemos si podemos combinar esa prenda con otras siete que tengamos en el armario. «Si te compras una rareza, a lo mejor no te la puedes poner a menudo. Yo siempre calculo el retorno de la inversión».

Un buen abrigo con un buen diseño es más económico que otro que no tenga calidad suficiente aunque sea más barato, porque su uso se alargará en el tiempo, si dividimos el tiempo utilizado por el gasto producido «merecerá la pena», lo que asegura que se trata del «patrón de una buena compra».

Apuesta por comprar menos cantidad, pero buena calidad, de firmas que producen y diseñan en España para mantener el consumo local y mantener la riqueza.

Y apunta a que el consumidor tiene una «deuda emocional» con la industria de la moda que durante los primeros meses de la pandemia produjo grandes cantidades de material sanitario que tanto escaseaba en aquel momento.

Añade que las prendas de alquiler son cada vez la mejor opción. «¿Por qué no alquilar un ‘plumas’ durante los dos meses más duros del invierno?». Una manera de economizar espacio en casa, de poder testar una marca concreta y darse el capricho de utilizar un modelo atrevido.

«Es la mejor manera de innovar un armario» sin encadenarte a una prenda.

Pero tampoco aboga por tener un armario repleto de colores neutros y diseños básicos que combinen con todo. «Sí es oportuno tener un fondo de armario, pero no hay que limitarse».

Descarta el método de Marie Kondo de «lo que no me pongo lo regalo o lo dono», y recuerda que ya existen aplicaciones que permiten alquilar las prendas que no utilizamos, pero de las que no queremos desprendernos.

Según un estudio de Securitas Direct seis de cada diez encuestados asegura que en las primeras rebajas de 2021 comprarán menos que otros años (62,10%).

Opazo no cree que con la pandemia el mundo se transforme, «solo nos ha enfrentado al tipo de consumidor que somos. Nos ha demostrado que por mucho que acumulemos en el armario de nada sirve si no puedes salir».

Asegura que el futuro de la moda textil está en la reutilización de residuos.

«Los desechos del mar o la fibra de naranja no provienen de una montaña de podredumbre, pasan por un proceso de limpieza que genera una fibras nuevas con condiciones higiénicas adecuadas, que no siempre tienen las prendas de moda rápida, siempre recomiendo lavar antes de usar», explica.

Su intención es «educar y formar» a la sociedad y animar al análisis con cierta autocrítica, y hace hincapié en que de nada sirve vaciar el armario para poner orden si se vuelve a llenar.

«A todos nos incomoda tirar fruta de la nevera, tirar parte del armario debe producir la misma incomodidad», concluye Laura Opazo.

Comments

comments